News

6/recent/ticker-posts

Intro Slider

VIDEO: La monja Sor Cristina ganó "La voz Italia"

Monja cantante se llevó el primer lugar del reality de talentos con el 62% de los votos del público



Sor Cristina ganó "La voz Italia"
Sor Cristina ganó "La voz Italia". (Fotos: AP)
Sor Cristina se coronó hoy como la ganadora de "La voz Italia". Aunque para muchos el triunfo de la monja cantante ya se daba por hecho, la sorpresa de la religiosa fue grande y su celebración muy emotiva.
Cristina Scuccia, de 25 años de edad, se impuso a Giacomo Voli, el otro finalista del concurso, con un amplio porcentaje: el 62% de los votos. En el tercer lugar quedó Tommaso Pini.
Sosteniendo el trofeo, Sorr Cristina pidió a los presentes que recen con ella el "Padre Nuestro" a manera de agradecimiento por el para ella inesperado logro: el primer lugar y contrato con Universal Music.
En el estudio de grabación de Rai 2, cadena que emite el sintonizado programa, se encontraban sus familiares y sus compañeras de la Congregación Ursulina de la Sagrada Familia a la que pertenece.
Esta fue una de las canciones que interpretó Sor Cristina Scuccia en la final:



RELACIONADO
Junio 5, 2014
La monja italiana competirá esta noche en la gran final de "La Voz". Vestiendo los hábitos en el escenario, ya sorprendió interpretando a Bon Jovy, Alicia Keys o Mariah Carey. Quiere que la llame el Papa


Fue el pasado 20 de marzo cuando sor Cristina Scuccia sorprendió al jurado, compuesto por los artistas italianos Raffaella Carrá, Piero Pelú, Noemi y el rapero D-Jax, al interpretar el éxito de Alicia Keys "No one".
Según las normas de este popular concurso, los jurados seleccionan a los integrantes de sus equipos sólo escuchando su voz y de espaldas al escenario para no dejarse influir por el aspecto físico, lo que se conoce en el programa con el término de "audiciones a ciegas". Sor Cristina convenció rápidamente y sumió en la estupefacción al jurado, una vez que sus integrantes se decidieron a girar sus respectivas sillas para elegir a la mujer que cantaba a sus espaldas.
Carrá, sorprendida, preguntó si era una "monja de verdad", a lo que sor Cristina respondió: "Tengo un don, te lo regalo". Desde ese momento, la monja finalista, siciliana de 25 años, ha ido ganando las diferentes etapas del concurso cantando temas como "Livin' on a prayer", de Bon Jovy; "Girls just wanna have fun", de Cindy Lauper, o "The time of my life", la banda sonora de la conocida película Dirty Dancing.
Asimismo, sobre el escenario de La Voz, la monja siciliana ha cantado con artistas internacionales de la talla de la australiana Kylie Minoge o el puertorriqueño Ricky Martin.

Este jueves, sor Cristina cantará por última vez durante esta edición de La Voz, emitido en Italia por Rai2, y podrá hacerlo, tal y como han avanzado los organizadores del concurso, con una canción propia.
Muchos son los medios de comunicación que señalan que, tras la continuidad de la monja en el concurso, existe una estrategia de la cadena y de la productora para seguir arrasando en los índices de audiencia.
El propio presentador del concurso, Federico Russo, durante una rueda de prensa en la que explicó algunos de los detalles de la gala final, reconoció que "dada la resonancia mediática de la participación de la monja en el programa, sus posibilidades de victoria son de las más elevadas".
Por su parte, la religiosa, preguntada por su futuro artístico, aseguró que, pase lo que pase, tomará la decisión consultando a sus superiores.
Sea como fuere, algunos miembros de la Iglesia romana ya han apoyado la participación de la monja en el concurso. Es el caso del cardenal italiano Gianfranco Ravasi, presidente del Consejo Pontificio para la Cultura, quien se posicionó a favor de sor Cristina mediante un comentario en su perfil de la red social Twitter. "Que cada uno, según el don que ha recibido, lo ponga al servicio de los otros (1 Pietro 4,10) #sorcristina", publicó Ravasi. Ella quiere conocer al Papa.




RELACIONADO / Abril 17, 2014
Sor Cristina Scuccia volvió a maravillar al jurado de La Voz, el concurso musical del que participa en Italia
















Con una notable versión de "Girls Just Want To Have Fun", el clásico de Cyndi Lauper, la monja cantante es nuevamente un suceso viral en internet.

En dúo junto a Luna Palumbo, otra de las competidoras, Cristina pasó una nueva etapa del programa tras ganarse el elogio de todos los miembros del jurado, que cuenta con la participación estelar de Raffaella Carrà.
Semanas antes, cuando hizo su primera intervención en el show, ninguno de los cuatro jueces podía creer que se trataba de una monja al dar vuelta sus sillones para ver quién tenía esa voz tan osada. Carrà le preguntó inmediatamente si estaba disfrazada o era ciertamente lo que parecía.
"Soy una monja totalmente verdadera", fue la respuesta de Scuccia, quien especificó que es de origen siciliano. Luego le preguntaron cómo se le había ocurrido ir al programa.
El debut de sor Cristina en La Voz
"Porque tengo un don y quiero compartirlo", respondió, y arrancó un enfervorizado aplauso entre el público.
Entre risas, confesó que espera una llamada del papa Francisco por su intervención en el popular programa. "Él nos invita a salir y a evangelizar, a decir que Dios no nos quita nada, sino que incluso nos da todavía más", dijo.
Cuando debió elegir a uno de los jueces para que se convierta en su coach, se quedó con el rapero italiano J-Ax, "por ser el primero que se dio la vuelta".
"Tú y yo somos imbatibles. ¿Sabes por qué? Somos el diablo y el agua bendita. ¡Ven conmigo!", fue el mensaje de J-Ax para su nueva alumna.

Abril 1, 2014
 Las monjas cantantes que se consagraron en las listas de éxitos
La hermana Cristina Scuccia ha sido una sensación desde que apareció en el programa de telerrealidad "La voz" de Italia, cuando sorprendió a los jueces que primero la escucharon sin verla y, por supuesto, sin saber que era una monja hasta que dieron vuelta a sus asientos.
Su presentación, en la que cantó "No One" de Alicia Keys, se volvió viral y ha sido vista por 30 millones de personas en todo el mundo.
Pero esta ursulina no es la primera religiosa en lograr el éxito y la fama con una interpretación musical.
Hace nada menos que 50 años otra monja hacía historia al llegar a los primeros lugares de las listas de éxitos en varios países.

"Dominique", un éxito en francés

Jeanne-Paule Marie Deckers, conocida como Sor Sonrisa o "la monja cantante" era una monja dominica nacida en Bruselas, que en 1963 escribió y grabó la canción "Dominique", dedicada a Santo Domingo de Guzmán, fundador de su orden religiosa.

La actuación de la hermana Scuccia


Fue un éxito rotundo, llegando entre 1963 y 1964 al primer lugar de la lista de éxitos pop de Estados Unidos, Billboard, lo cual se considera una hazaña por estar cantada en francés.
Incluso participó en una edición del show de Ed Sullivan el 5 de enero de 1964, un mes antes del debut de los Beatles en el programa.
También fue número uno en Canadá, Australia y Nueva Zelanda, mientras que fue un gran éxito en otros países, como Alemania, Dinamarca, Holanda, Irlanda, Noruega, Sudáfrica y Suecia.
En Reino Unido llegó al séptimo lugar de la cartelera pop e incluso ganó un premio Grammy en EE.UU.
Igualmente, la canción fue un éxito en América Latina, siendo versionada al español por la mexicana Angélica María, la cubana La Lupe o la venezolana Mirla Castellanos, a la vez que fue cantada en varios otros idiomas.
Una película inspirada en su vida y protagonizada por Debbie Reynolds y con la actuación del mexicano Ricardo Montalbán fue estrenada en 1966.
Lamentablemente, el caso de Sor Sonrisa no tiene un final feliz: terminó suicidándose con ella en 1985, luego de abandonar el convento y el hábito, cuestionar muchos dogmas y enseñanzas, y formar pareja con otra mujer.

Un coro celestial

Las monjas benedictinas
En 2012 y 2013, las monjas benedictinas de María, Reina de los Apóstoles llegaron al primer lugar de la lista Billboard de música clásica.
Menos dramático es el caso del coro de las hermanas benedictinas de María, Reina de los Apóstoles, creado con ese nombre en Misuri, EE.UU., en 2006.
Como siempre se ha acostumbrado en la Iglesia católica, los cantos son parte de la vida litúrgica de muchas congregaciones.
Estas monjas cantan durante cinco horas todos los días como parte de su culto religioso, aunque en eso no se diferencian mucho de otras órdenes de clausura.
Lo particular de estas benedictinas es que han grabado varios discos, todos de música religiosa, incluidos "Advent at Ephesus", "Lent At Ephesus" y "Christmas at Ephesus".
Su segundo álbum, "Angels And Saints At Ephesus", lanzado en mayo de 2013, llegó al primer lugar de la lista Billboard de música clásica, desplazando al disco "Fifty Shades of Grey: The Classical Album", de la novela erótica del mismo nombre convertida en serie televisiva.
Un dato curioso más en la saga de estas monjas es que se disputaron ese número uno con otra orden religiosa, las hermanas dominicas de María, Madre de la Eucaristía, de Ann Arbor, Michigan, que lanzaron al mismo tiempo su disco "Mater Eucharistae".
Finalmente se impusieron las benedictinas, no sin antes calificar de "milagro" que dos coros monacales se encontraran tocando el éxito en una lista discográfica.

De otra religión, pero monja al fin


Ani Choying Drolma es una religiosa budista que ha grabado 15 discos, se ha presentado en numerosos conciertos y sus videos son tan populares que han aparecido en el canal musical MTV.
Su gran mérito es desarrollar una técnica aplicada a los cantos tibetanos y, aunque no adora a Cristo sino a Buda, su actividad es muy parecida a la de las monjas católicas: ayudar a los pobres, desarrollar el espíritu y, en este caso, cantar.
Tal ha sido su fama, que la cantante y guitarrista estadounidense Bonnie Raitt es su admiradora declarada y se le presentó al final de un recital.
Así pues, si el dicho dice "el hábito no hace al monje" o a la monja en este caso, parece que sí hace a las cantantes. Porque estos son sólo los ejemplos más destacados de toda una tradición, la de alabar a Dios a través de la música.

 VIDEO:  Una monja de 25 años sorprende en el programa "La Voz"

"Soy una monja totalmente verdadera", respondió Scuccia, quien especificó que es de origen siciliano


ROMA.- Una monja de 25 años sorprendió en la versión italiana del programa "La Voz" (The Voice) gracias a una interpretación en las audiciones a ciegas del tema "No One" de Alicia Keys, que dejó atónitos a los miembros del jurado, compuesto, entre otros, por la polifacética cantante Rafaella Carrà.

Durante la última emisión del programa, celebrada anoche, todos los componentes del jurado giraron sus sillas ante la actuación de sor Cristina Scuccia y fue la propia Carrà la primera en preguntar, llena de incredulidad, si la joven novicia era "verdaderamente" una monja.

"Soy una monja totalmente verdadera", respondió Scuccia, quien especificó que es de origen siciliano.

Inmediatamente después, Carrà preguntó a la concursante cómo se le había ocurrido ir al programa, a lo que la monja respondió: "Porque tengo un don y te lo doy".

Una respuesta que arrancó un enfervorizado aplauso entre el público.

Scuccia aseguró entre risas que se espera una llamada del papa Francisco por su intervención en el popular programa. Vea el VIDEO

"Él (Francisco) nos invita a salir y a evangelizar, a decir que Dios no nos quita nada, sino que incluso nos da todavía más", dijo, tras lo que sobrevino una nueva aclamación por parte de los espectadores.

La monja se refería a la conocida afición del papa a telefonear por sorpresa, como cuando llamó a su quiosquero de Buenos Aires para que no le guardara más el periódico o a las Carmelitas Descalzas de Lucena (Córdoba) para desearles un feliz Año Nuevo.

Los cuatro miembros del jurado intentaron de manera animada convencer a la religiosa para que escogiera sus equipos.

Finalmente Scuccia se decantó por el del rapero italiano J-Ax, "por ser el primero que se dio la vuelta".

"Tú y yo somos imbatibles. ¿Sabes por qué? Somos el diablo y el agua bendita. ¡Ven conmigo!", fue el mensaje de J-Ax para su nueva compañera de concurso.

Publicar un comentario

0 Comentarios