News

6/recent/ticker-posts

Intro Slider

Teléfonos Android ahora pueden rastrearse por el uso de su batería


Un smartphone utiliza más energía cuanto más lejos se encuentra de su antena y debido a la mayor cantidad de obstáculos que se hallan en su camino, según afirma un reciente estudio privado
Crédito: shutterstock
La ubicación de un teléfono inteligente ya puede ser rastreada sin la necesidad de utilizar los datos del GPS o el Wi-Fi mediante el análisis de la utilización de su batería, según un informe realizado por la Universidad de Stanford y la consultora Rafael Ltd.
El dispositivo móvil utiliza más energía cuanto más lejos se encuentra de su antena y también por la mayor cantidad de obstáculos que se hallan en su camino para que le llegue la señal desde la base telefónica.
El uso de energía adicional de otras actividades podría tenerse en cuenta con algoritmos, descubrieron los investigadores, quienes crearon una app para recopilar datos sobre el consumo de energía.
"La aplicación maliciosa no tiene permiso para acceder a los proveedores de GPS ni tampoco otra ubicación (por ejemplo, la red celular o Wi-Fi)", afirma el equipo compuesto por Yan Michalevsky, Dan Boneh y Aarón Schulman, del departamento de Ciencias de la Computación de la estadounidense Universidad de Stanford, y Gabi Nakibly, de la consultora Rafael Ltd.
"Nosotros sólo asumimos el permiso para la conectividad de red y el acceso a los datos de potencia. Estos son permisos muy comunes para una aplicación, y es improbable levantar sospechas de parte de la víctima", aseguran los investigadores.
En la actualidad hay 179 aplicaciones disponibles en la tienda de aplicaciones de Android, Google Play, que piden esa información, agrega el equipo.
Actividad tales como escuchar música, activar mapas, tomar llamadas de voz o utilizar redes sociales son las que más consumen la batería, según publica la cadena BBC.
Las pruebas se llevaron a cabo en teléfonos que utilizan la red 3G, pero no midieron la intensidad de la señal porque este dato está protegido por el dispositivo.

"Relleno con sensores"
"Con los dispositivos móviles ahora ubicables, es preocupante que estemos viendo tantas formas en que se pueden utilizar para realizar un seguimiento", dijo el experto en seguridad cibernética Alan Woodward, profesor de la británica Universidad de Surrey.
"Creo que la gente a veces se olvida de que los teléfonos inteligentes están repletos de sensores, desde los giroscopios y GPS hasta los micrófonos más obvios y las cámaras", afirma el especialista.
"Este último trabajo muestra que incluso las características básicas (por ejemplo, el consumo de energía) tienen el potencial de invadir la privacidad si son monitoreadas en forma correcta", añade .
"Nos estamos acercando al punto en que la única forma segura de utilizar su teléfono es quitar la batería, aunque no todos los teléfonos permiten hacer eso", concluye Woodward.


RELACIONADO
No es un misterio que ya la inmensa mayoría de los smartphones llevan integrado un GPS, es más, no hay necesidad ni de este elemento ya que se puede triangular su posición y el trayecto que ha seguido por las antenas de telefonía a las que ha estado conectado.
La batería de tu móvil puede delatar donde has estado sin necesidad del GPS
Sin embargo, el descubrimiento del equipo de científicos de la Universidad de Standford arropados por el Gobierno de Israel, publicado por Wired, ha dado un paso más y sin ninguno de estos dos elementos, ya son capaces de rastrear dónde ha estado un teléfono, y por tanto, supuestamente el recorrido que ha hecho su dueño.
Esto se haría espiando los movimientos a través de los cambios que se han dado en los niveles de la batería. Esto se basa en que los teléfonos, una de sus tareas constantes, es estar buscando las antenas de telefonía a las que conectarse. Si estas están más lejos, en zonas de poca cobertura o tapadas por algún elemento como un edificio, el terminal tiene que gastar más energía en encontrarlas.
Ahora bien, aquí viene el problema, no sólo con esto se sabe donde ha estado el teléfono, hay que conocer previamente los movimientos habituales del usuario - lo que hace esta técnica interesante para las agencias de inteligencia, y quizás por eso está detrás el Gobierno Israelí de esta investigación - lo que permite analizar los datos de la batería y saber con un importante grado de precisión, hasta un 90%, donde ha estado. Sin embargo, el sistema también sirve cuando no se sabe la rutina diaria de la persona que se está espiando en cuestión, pero la eficacia de las respuestas baja al 60%.
Que no cunda el pánico
Aunque es un hecho que puede ocurrir con cualquier teléfono, en realidad, no es para que a la gente de "a pie" le entre el pánico pensando que en cualquier momento van a saber dónde han estado sólo por cómo se ha gastado la batería. No es necesario el acceso físico al teléfono, dado que muchas aplicaciones en Android permiten conocer todas las estadísticas de la batería y es lo único que se necesita por lo que la vigilancia se puede hacer a distancia sólo con conseguir que se descargue un software en el teléfono.
Sin embargo, hecha la ley, hecha la trampa, porque con sólo quitar la batería cuando vamos por la calle, el sistema de vigilancia ideado por la Universidad de Standford y las autoridades israelitas se viene abajo.

Publicar un comentario

0 Comentarios