News

6/recent/ticker-posts

Intro Slider

Un adolescente pierde un testículo por una brutal broma


Tyler Lawrence, de 19 años, tuvo que ser sometido a una operación de urgencia después de que los médicos no pudieran hacer nada para reparar el daño que le habían causado al golpearle con toallas anudadas


La Policía ha presentado cargos contra 14 estudiantes después de un joven de 19 años perdiera un testículo por culpa de una novatada en un campus universitario de Estados Unidos.
Según recoge el diario The Mirror, Tyler Lawrence tuvo que someterse a una operación de urgencia después de que los médicos intentaran, sin éxito, reparar los daños sufridos por el joven cuando participaba en unos ritos de iniciación degradantes para entrar a formar parte de la fraternidad Gamma Phi Gamma de la Universidad de Wilmington (Ohio).
A Lawrence y otros jóvenes aspirantes les vendaron los ojos y les golpearon con toallas anudadas, cuando le dieron tan fuerte en la ingle que tuvo que ir a hospital. Los médicos aseguran que no les quedó más remedio que extirpar el testículo dañado y que vieron moretones y heridas por todo su cuerpo.
Pero Lawrence defendía en la televisión local a los que le hicieron la novatada asegurando que el incidente no fue «degradante» y afirmando que «fue un accidente más que otra cosa, no fue adrede».
Los otros aspirantes cuentan que tuvieron quedarse tumbados desnudos en el suelo, les llenaron la boca con queso mientras les echaban pomadas y ungüentos por todo el cuerpo.
Este es uno más de una larga lista de incidentes ocurridos en las universidades estadounidenses donde chicos y chicas se ven sometidos a cermonias de iniciación y novatadas humillantes -y algunas veces con fatal desenlace- para ganarse la entrada a una hermadad o fraternidad.

Publicar un comentario

0 Comentarios