News

6/recent/ticker-posts

Intro Slider

SFM News
Diario digital de San Francisco de Macorís y el Mundo

El tratamiento que los salvaría de morir



En un estado entre la vida y la muerte,  quizá parecido –con las debidas reservas– a la condición de los astronautas que en las películas de ciencia ficción se colocan en hibernación para resistir los inmensos viajes interestelares. Un primer paso podría hacerse realidad en la medicina, para usos muy específicos como el tratamiento de pacientes severamente afectados por heridas de bala o arma blanca.
Eso es lo que se proponen, de acuerdo a la revista ‘New Scientist’, médicos del Centro Médico Presbiteriano de la Universidad de Pittsburgh. Probarán en humanos una técnica, que ya ha dado buenos resultados en cerdos, que consiste en inducir una suerte de animación suspendida al paciente mortalmente herido mediante el retiro de toda su sangre del organismo, la que es reemplazada por una solución salina especial. Luego, la temperatura del paciente es reducida de modo drástico y en esa especie de hibernación se puede ganar tiempo para que los enfermos puedan ser tratados de sus lesiones y logren salvarse de ellas. Una vez que el paciente ha logrado un grado suficiente de estabilización, se retira la solución salina, se les devuelve la sangre al organismo y se eleva su temperatura.

Nuevas técnicas prometen salvar la vida a pacientes que antes habrían sido declarados muertos. (Flickr …
¿Después? Uno supone que el paciente podría entonces abrir los ojos, recuperar la conciencia y quizá preguntarse dónde está, de dónde ha venido, qué era ese sueño, si lo tuvo, en el que parecía estar en un limbo entre la vida y la muerte. Claro que también podría nunca recobrar la conciencia o quedar con graves afectaciones cerebrales. Aún no hay modo de saberlo y, en todo caso, dado que la técnica se practicará únicamente en pacientes que estén en inminente riesgo de morir, la hibernación y eventual recuperación los individuos sometidos a esta técnica experimental podrían ya no tener nada que perder.
Los médicos del Centro Médico Presbiteriano de la Universidad de Pittsburgh consideran que esta técnica, más que una animación suspendida, es una vía para preservación y resucitación de ciertos pacientes y esperan que la prueba en humanos resulte exitosa.
Esto abre un debate importante sobre lo que actualmente se consideran los límites entre la vida y la muerte pues, al parecer, con esta resucitación personas que en otro contexto habrían sido declaradas muertas pueden ser atendidas y salvadas. Es una polémica no sólo médica, sino también moral, filosófica y legal importante.
En todo caso, incluso si esta técnica tiene éxito, no se trata de preservar cuerpos por largos periodos, sino, hasta ahora, de un recurso que solo se usará por unas horas para tratar a pacientes de heridas mortales. Guardar a pacientes congelados para curarlos en un futuro remoto, o conservarlos en hibernación para que puedan sobrevivir milenarios viajes interestelares, son posibilidades todavía en el terreno de la ciencia ficción.

Publicar un comentario

0 Comentarios