News

6/recent/ticker-posts

Intro Slider

SFM News
Diario digital de San Francisco de Macorís y el Mundo

La página del videojuego Angry Birds fue atacada por hackers

  • Empresas de tecnología revelarán más datos sobre peticiones de vigilancia de EE.UU.
  • La NSA también espía a través de las aplicaciones de móvil  
  • La NSA analiza 200 millones de SMS al azar cada día

El sitio estuvo fuera de servicio por pocos minutos. Un día antes, la empresa autora del juego, Rovio, fue acusada de colaborar con los servicios secretos de los EEUU
Rovio Entertainment -desarrollador del popular videojuego- informó que piratas informáticos atacaron su página web la mañana de este miércoles. El ataque duró tan solo unos minutos.
La empresa subrayó que, durante la acción, los datos personales de los usuarios del sitio "no fueron sujetos a ningún tipo de riesgo".
A principios de esta semana, varios medios como The Guardian y The New York Times publicaron que la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA, por sus siglas en inglés) y su homóloga británica, GCHQ, accedían a datos personales a través de aplicaciones como el popular juego Angry Birds.
El martes Rovio, a través de un post para la prensa, negó las acusaciones diciendo que "no compartían información ni colaboraban con  las agencias de espionaje".


Enero 26, 2014
 El gobierno del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, permitirá a las empresas de tecnología dar a conocer más información sobre las peticiones de vigilancia que hace sobre sus clientes, según un acuerdo dado a conocer este lunes por el Departamento de Justicia.
Microsoft, Google, Yahoo, Facebook y LinkedIn demandaron al gobierno el verano pasado a través de la Corte de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISA, por sus siglas en inglés) a fin de que les permitiera dar a conocer a sus clientes las peticiones de información que reciben y que deben cumplir. Apple ha dado a conocer información sobre las peticiones que recibe del gobierno en solidaridad con la demanda.
El acuerdo incluye que las empresas podrán publicar categorías de datos sobre las peticiones que les hace el gobierno sobre la información de sus usuarios a través de las agencias de seguridad y mediante cortes de vigilancia.
También se les permitirá decir cuántos usuarios son afectados por estas peticiones.
La demanda de las empresas siguió a la filtración de información confidencial por parte del excontratista de la Agencia de Seguridad Nacional, Edward Snowden. Los documentos revelaban que la agencia del gobierno estadounidense tenía programas de espionaje contra mandatarios de otros países y ciudadanos.
El pasado 17 de enero, Obama señaló que su gobierno buscaría permitir a las empresas hacer públicos los datos que les solicita. En diciembre, el mandatario recibió en la Casa Blanca a directivos de empresas tecnológicas para discutir el espionaje de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA).



Relacionado / Enero 27, 2014 

Ha desarrollado capacidades para sacar datos de juegos como Angry Bird

Manifestantes protestan contra el espionaje de la NSA en Washington. LARRY DOWNING  
La Agencia de Seguridad Nacional (NSA, en sus siglas en inglés) intenta imitar a los anunciantes y conseguir millones de datos sobre los usuarios a través de las aplicaciones en sus móviles de redes sociales, mapas y juegos, como las de Facebook, Twitter, Google Maps y Angry Birds.
Con informes filtrados por el ex espía Edward Snowden, el 'New York Times' y el 'Guardian' han desvelado este lunes un proyecto de colaboración entre las agencias de inteligencia de Estados Unidos y Reino Unido para el espionaje de posibles terroristas y otros criminales a través del uso de aplicaciones móviles. En documentos fechados entre 2007 y 2012 se citan varios ejemplos sobre las posibilidades de localizar a los usuarios con una precisión de pocos metros y de estudiar sus hábitos, sus amigos y hasta su orientación sexual y su "alineación política".
En uno de los informes, aparece una viñeta en la que un duende toca con una varita mágica unas cajas de información, supuestamente contenidas en móviles, con el mensaje: "Deja el tráfico aquí".
Los informes y presentaciones sobre los móviles no detallan la cantidad de usuarios o de aplicaciones espiadas, pero indican que es una práctica habitual. Un mes de 2009, la NSA detectó información sobre más de ocho millones de actividades de usuarios " de interés". En tres meses, los británicos destacaron datos que podían ser útiles sobre más de 24 millones.
Las agencias se muestran interesadas en interceptar información de los servicios de localización de los teléfonos, especialmente gracias a Google Maps, las cámaras de los móviles o las aplicaciones de ocio, que a menudo transmiten información sin que los usuarios tengan tanta conciencia de ello.
Un informe británico de 2012 pone como ejemplo de interés los perfiles de los usuarios de Angry Birds, el juego creado por la empresa finlandesa Rovio que ha sido descargado más de 1.700 millones de veces, según la compañía. Angry Birds ha sido utilizado por anunciantes para conseguir perfiles de los participantes y los espías intentan hacer lo mismo. El informe incluye el código necesario para entrar en los perfiles de los usuarios en la aplicación del juego en Android, aunque no aclara si los espías lo han utilizado.
Rovio ha sido criticada por pasar información sobre la localización y otros datos de sus usuarios a las empresas especializadas en anuncios de móviles. Ahora asegura que "no tenía ningún conocimiento de este asunto" y no mantiene "ninguna relación" con la NSA. La empresa finlandesa dice que utiliza los datos de sus usuarios con cuidado y no los comparte con terceras partes. También afirma que no almacena ni transmite información sobre menores de 13 años.
Los espías también están interesados en meterse en las actualizaciones de los móviles. Uno de los documentos internos subraya que cada vez que se actualiza el sistema operativo de Android, el usuario manda unos 500 datos sobre el historial de uso del teléfono.
Preguntada por estas prácticas, la NSA se defiende asegurando que los espiados son sólo posibles terroristas y otros criminales fuera de Estados Unidos. "La NSA no hace un seguimiento de los estadounidenses corrientes mientras conduce su misión de inteligencia en el extranjero... Ya que algunos datos de estadounidenses pueden ser recogidos a veces durante la misión legal de inteligencia en el extranjero, existen garantías para proteger la privacidad", dijo la agencia en un comunicado. También aseguró proteger a los "ciudadanos extranjeros inocentes".
Manifestantes protestan contra el espionaje de la NSA en Washington.
Asaltado por las críticas a su programa de inteligencia y la desconfianza de los aliados, el presidente Barack Obama ha prometido reformas en los próximos meses aunque asegura que el programa siempre ha cumplido con la ley.
En un discurso en el Departamento de Justicia este mes, el presidente dijo que la NSA dejará de espiar a los líderes de países aliados y pondrá más límites a quién gestiona la información. Obama quiere seguir almacenando la información de teléfonos, ordenadores o aplicaciones, pero que no sea el Gobierno quien gestione esa gigantesca base de datos. Aún no ha decidido quién se podría encargar de la información y pide sugerencias al Congreso. En cualquier caso, la Administración no planea interrumpir el acopio del origen de las llamadas de teléfono, la información que transmite un juego de móvil o la localización de un móvil a través de sus mapas.


La NSA analiza 200 millones de SMS al azar cada día

No contenta con instalar software espía en 100.000 equipos para monitorizarlos offline, con querer desarrollar un ordenador cuántico para obtener contraseñas, o con hackear todo tipo de dispositivos, se acaba de dar a conocer que la NSA también recoge y analiza los contenidos de 200 millones de mensajes de texto cada día.
Según la información a la que han tenido acceso The Guardian y el canal de noticias Channel 4, los SMS son recogidos bajo el paraguas de dos proyectos llamados Prefer y Dishfire, y son capturados al azar.
La agencia se ha apresurado a puntualizar, mediante un comunicado, que los mensajes correspondientes a ciudadanos estadounidenses se intentan eliminar del sistema en la medida de lo posible. ¡Vaya! Es un alivio saberlo. ¡Gracias, NSA! por la parte que nos toca al resto del mundo.
El que se examinen SMS es más serio de lo que parece, ya que este tipo de mensajes son muy utilizados para transmitir, por ejemplo, información de movimientos bancarios o estados de cuenta. También es posible registrar los movimientos de una persona simplemente analizando los mensajes de roaming de la operadora, o establecer relaciones entre diferentes personas mediante los mensajes de llamada perdida.

Publicar un comentario

0 Comentarios