News

6/recent/ticker-posts

Intro Slider

Gran tormenta de la temporada dejó al menos 11 muertos en Europa



Los que sintieron el mayor impacto fueron el Reino Unido y Francia. En las últimas horas, avanzó hacia Holanda, Dinamarca y el norte de Alemania. Más de 535.000 hogares se quedaron sin electricidad en el continente.


Al menos 11 personas murieron, y más de 535.000 hogares quedaron sin electricidad en la primera gran tormenta de la temporada en el norte de Europa, que dejó vientos de hasta 160 km/h en el Reino Unido.
Gran Bretaña sufrió este lunes su peor tormenta de los últimos cinco años, que causó la muerte de al menos cuatro personas.
El primer ministro británico, David Cameron, describió estas muertes como "sumamente lamentables". Estas inclemencias dejaron también un muerto en Francia, tres en Alemania, uno en Dinamarca y dos en Holanda.
La tormenta, llamada Christian en Francia y bautizada como San Judas en los medios británicos, en honor al patrón de las causas perdidas que se celebra este lunes, abandonó el Reino Unido a última hora de la mañana para dirigirse hacia Holanda, Dinamarca y el norte de Alemania.
Una adolescente de 17 años murió cuando un árbol cayó sobre la caravana aparcada en la que dormía en Henver, al sur de Londres. Misma suerte corrió un hombre de 50 años, al que la caída de un árbol sorprendió en su coche.
Los cuerpos de un hombre y una mujer fueron descubiertos entre los escombros de tres casas que se hundieron tras una explosión, aparentemente causada por la rotura de una tubería de gas durante la tormenta.
Las malas condiciones en el mar obligaron a los servicios de rescate a abandonar la búsqueda de un adolescente de 14 años que desapareció mientras practicaba surf en una playa del sur de Inglaterra el domingo.
En Holanda, un joven de 22 años murió el lunes en el hospital por las graves heridas que sufrió en la cabeza tras ser golpeado por la caída de una rama en Veenendaal (centro), según la cadena de televisión regional RTV, de Utrecht.
De esta forma, el balance de víctimas en Holanda se eleva a dos, ya que una mujer falleció por la caída de un árbol en Ámsterdam, la capital, según la policía; que aconsejó a los habitantes permanecer en sus casas.
En Dinamarca, un hombre murió por el impacto de un ladrillo, que salió despedido en el hundimiento de un edificio a 60 km al noroeste de Copenhague. La mayoría de los trenes daneses estaban detenidos, y cerca de 500 pasajeros permanecían atrapados en 35 aviones en el aeropuerto internacional de Copenhague por los fuertes vientos que impedían colocar las pasarelas de desembarco.
En Alemania, un conductor, un hombre de 39 años y un niño murieron en accidentes de tráfico causados por la caída de árboles en Gelsenkirchen, en el oeste del país y en Baja Sajonia (noroeste).
En Francia, el cuerpo de una mujer de 47 años, que había sido arrastrada el lunes por las olas en Belle-Ile (oeste), fue descubierto en una playa varias horas después.
Unos 460.000 hogares quedaron sin electricidad en Gran Bretaña, y 75.000 en Francia. A las 18:00 GMT, 166.000 hogares británicos seguían sin electricidad. La actividad de la central nuclear británica de Dungeness B Power (sur) se detuvo durante varias horas por precaución.
El palacio de Buckingham, en Londres, también perdió algunas tejas, y dos ventanas quedaron dañadas. La reina no se encontraba en el edificio cuando llegó la tormenta.
La mayoría de los trenes que iban a la capital desde el sur y el oeste de Inglaterra fueron anulados el lunes, y las perturbaciones duraron todo el día. Unos 130 vuelos, es decir, el 10% del tráfico diario, fueron anulados en el aeropuerto de Heathrow.
La tormenta ha llegado a afectar el volumen de intercambios en la Bolsa, ya que muchos trabajadores no pudieron llegar hasta la City.
El organismo de previsión meteorológica Met Office, que registró vientos de 160 km/h, multiplicó las alertas este fin de semana. Las autoridades querían evitar que se repitiera lo sucedido en 1987, cuando minimizaron el impacto de lo que fue la peor tormenta desde 1703, que dejó 18 muertos.
En Francia, los vientos alcanzaron hasta 147 km/h en el norte, según Météo France, el Servicio Nacional Meteorológico. Los transportes marítimos, por carretera y ferroviarios sufrieron perturbaciones.
El tráfico de transbordadores entre Francia y Gran Bretaña estuvo interrumpido varias horas, y dos barcos de la compañía P&O, que transportaban a más de 400 personas, estuvieron bloqueados varias horas frente a las costas inglesas, tras el cierre del puerto de Dover.
En Alemania, la circulación de trenes regionales en el land de Schleswig-Holstein, fronterizo con Dinamarca, fue interrumpida el lunes por la tarde, y el tráfico ferroviario se vio también perturbado en Mecklembourg-Poméranie, lindante con Polonia y el mar Báltico.
También se señalaron perturbaciones en Hamburgo, segunda ciudad alemana, así como en las conexiones ferroviarias entre esta ciudad y Berlín, y entre Hannover y Berlín.
Noticia Relacionada 

Varios muertos tras vientos de 150 km por hora en Reino Unido
Árbol caído sobre un coche
Es la peor tormenta que golpea Inglaterra en décadas.
Una fuerte tormenta golpea el sur de Inglaterra y Gales, con vientos superiores a 150 kilómetros por hora en algunos sitios costeros.
Una adolescente de 17 años murió cuando un árbol cayó sobre su casa en el condado de Kent y un hombre de cerca de 50 años falleció cuando otro árbol aplastó su vehículo en la localidad de Watford.
Más de 220.000 hogares se encuentran sin electricidad en el sureste de Inglaterra y al menos 130 vuelos fueron cancelados en el aeropuerto de Heathrow en Londres.
Las principales compañías ferroviarias cancelaron durante varias horas los trenes que traen cada mañana a miles de trabajadores desde suburbios y localidades aledañas a la capital británica.
Leyton
Leyton, un barrio del este de Londres, en la mañana del lunes.
En Londres, varias líneas de metro fueron suspendidas parcialmente debido a escombros en las líneas de transporte.
La Oficina Meteorológica advirtió que la tormenta, la peor en décadas, podría causar inundaciones en varios sitios del suroeste de Inglaterra.
Las autoridades pidieron a la gente que permaneciera en su hogar hasta que la tormenta amaine, según se espera, después de las 09:00 GMT.
Varias autopistas en el sur de Inglaterra tienen paso limitado luego del cierre de puentes debido a la intensidad de los vientos.

Demoras

Niño saltando por sobre un árbol derribado
Un niño intenta llegar a la escuela en Londres.
También se temen grandes interrupciones en las comunicaciones internacionales del país.
El servicio Eurostar, que conecta a Londres con París por tren a través del Canal de la Mancha, dijo que no operará trenes antes de las 07:00 hora local.
Medios locales bautizaron a la tormenta como "San Judas" por el santo patrono de las causas perdidas, que tradicionalmente es recordado el 28 de octubre, e hicieron comparaciones con 1987, cuando una tormenta mató a 18 personas y derribó cerca de 15 millones de árboles.
El primer ministro, David Cameron, encabezó el domingo una reunión entre la Agencia Ambiental, meteorólogos y departamentos gubernamentales para discutir planes de contingencia ante el impacto de la tormenta.

Publicar un comentario

0 Comentarios