BREAKING NEWS

9 nov. 2020

Kamala Harris, quién es la senadora que hace historia al convertirse en la primera vicepresidenta de Estados Unidos




Joe Biden en su mitin electoral en Wilmington, Delaware, este 7 de noviembre de 2020 

El presidente electo de EEUU, Joe Biden, brindó este sábado por la noche su primer discurso tras la victoria en las urnas frente al mandatario republicano Donald Turmp. “La gente de esta nación ha hablado y nos otorgó una victoria clara con la mayor cantidad de votos jamás alcanzada en una elección, 74 millones de votos”, afirmó.

“Busqué la Presidencia para restaurar el alma de América, para reconstruir la columna vertebral de esta nación -la clase media-, y para hacer que EEUU sea respetado en todo el mundo de nuevo”, señaló el líder demócrata desde un escenario en Wilmington, la ciudad de Delaware donde reside.

Y agregó: “Ustedes, que apoyan a Trump, entiendo que estén decepcionados. Yo he perdido un par de veces. Pero ahora démonos un chance. Es hora de bajar la temperatura. De vernos otra vez. De dejar de tratar a nuestros oponentes como enemigos. No lo son. Es hora de sanar”.

“Para progresar, debemos dejar de tratar a nuestros oponentes como nuestros enemigos. No son nuestros enemigos. Son estadounidenses", señaló Biden. "Hagamos que esta sombría era de demonización en EEUU empiece a terminar aquí y ahora. Soy un demócrata orgulloso, pero gobernaré como presidente estadounidense para todos”, aseguró.

Kamala Harris fue la primera en tomar la palabra en el acto de este sábado en Wilmington REUTERS/Jim Bourg
Kamala Harris fue la primera en tomar la palabra en el acto de este sábado en Wilmington 

Por su lado, la vicepresidente electa Kamala Harris, la primera en tomar la palabra en este acto en Wilmington, declaró: “La democracia no es un estado, sino un acto. La democracia es tan fuerte como nuestra capacidad de luchar por ella". Y remarcó: "Proteger la democracia necesita sacrificio, pero hay alegría en eso porque nosotros tenemos el poder de construir nuestro futuro. Con su voto han elegido la unidad, la decencia y la verdad”.

La elección de Joe Biden a la Casa Blanca marca “un nuevo día para Estados Unidos”, dijo Harris en su discurso de victoria. “Cuando se sometió a votación nuestra democracia en esta elección, con el alma de Estados Unidos en juego mientras el mundo miraba, se abrió un nuevo día para Estados Unidos”, afirmó.

“Recuerdo a mi madre y a las generaciones de mujeres negras, asiáticas, latinas, indígenas y las mujeres que pelearon a lo largo de la historia de nuestro país y pavimentaron el camino para llegar a esta noche. Seré la primera mujer en mi cargo, pero no la última”, concluyó.

U.S. vice presidential nominee Kamala Harris waves as she arrives on stage for hers and Democratic 2020 U.S. presidential nominee Joe Biden election rally, after news media announced that Biden has won the 2020 U.S. presidential election, in Wilmington, Delaware, U.S., November 7, 2020. REUTERS/Jim Bourg
U.S. vice presidential nominee Kamala Harris waves as she arrives on stage for hers and Democratic 2020 U.S. presidential nominee Joe Biden election rally, after news media announced that Biden has won the 2020 U.S. presidential election, in Wilmington, Delaware, U.S., November 7, 2020. 

Varios cientos de personas se concentraron este sábado a los pies del escenario donde el presidente electo de EEUU, Joe Biden, brindó su discurso de victoria en Wilmington, la ciudad de Delaware donde reside. Durante su mensaje estuvo acompañado por su esposa Jill Biden, la vicepresidenta electa Kamala Harris y por Doug Emhoff, cónyuge de la senadora.

Muchos seguidores llegaron al aparcamiento del Chase Center, en Wilmington, donde Biden se dirigió por fin a unos simpatizantes que ya se habían acercado allí varias noches con la esperanza de escuchar el discurso en el que reconocería su victoria y marcaría el inicio del fin de la Presidencia del republicano Donald Trump

Este tipo de concentración se puso de moda en la campaña demócrata para mantener la distancia social durante la pandemia. Los organizadores colocaron dos grandes pantallas para el que sería el discurso más esperado desde que cerraron los colegios electorales la noche de martes.

Biden, un político tradicional que lleva persiguiendo la Presidencia desde la década de 1980, finalmente verá su sueño cumplido en enero, tras superar este sábado la barrera de los 270 delegados en el Colegio Electoral.


“Mi madre me decía a menudo: ‘Kamala, podrías ser la primera en lograr muchas cosas. Asegúrate de no ser la última’ ”.

Esas son las palabras que quedaron grabadas en la memoria de Kamala Harris, la primera mujer elegida como vicepresidenta de EE. UU. del demócrata Joe Biden en Estados Unidos, y que utiliza como un mantra para su vida política.

Harris es una mujer pionera y de hitos en Estados Unidos. Durante su vida como servidora pública hay dos nombramientos en su carrera que son trascendentales para su figura como política.

En 2011, por ejemplo, se convirtió en la primera mujer, y la primera afroestadounidense, en dirigir la Fiscalía General de California. Después, en 2016, fue elegida como la segunda mujer afro en ocupar un escaño en el Senado.

Ahora, Harris, de 55 años, es la primera afroestadounidense (y de ascendencia asiática) en ocupar el segundo cargo más importante del país: la vicepresidencia.

Los logros de Harris, quien creció en Oakland, en la California progresista de los años 60, no son hechos menores en un país como Estados Unidos, que vive actualmente una profunda crisis social sobre la violencia sistemática en contra de las minorías.

De hecho, esa herida está aún fresca en el corazón de la sociedad estadounidense, luego de la ola de protestas que ocurrieron tras la muerte del afroestadounidense George Floyd a manos de un policía blanco en Mineápolis, en mayo pasado.

Por ello, ser la fórmula vicepresidencial de Biden, de 77 años, cobra un profundo sentido simbólico y político. El nombre de Harris acerca a los demócratas al voto joven y atrae a la comunidad afroestadounidense, la cual pide a gritos cambios en el país.

“Ellos (los demócratas) están en el lado correcto de la historia. Biden será recordado para siempre como el presidente que tuvo la primera mujer afroestadounidense como vicepresidenta. Esto animará a muchos votantes jóvenes a unirse al Partido Demócrata porque los hará parecer un partido más inclusivo que el Partido Republicano”, le dijo a EL TIEMPO Sharon Austin, profesora de Ciencias Políticas de la Universidad de Florida.

Si Biden gana, será recordado para siempre como el presidente que tuvo la primera mujer afroestadounidense como vicepresidenta

Harris no ha pasado desapercibida en un país que trata de dejar atrás su legado de segregación racial.

¿Una ganancia?

La nominación de Harris, hija de un economista jamaiquino y de una investigadora india contra el cáncer, fue desde un comienzo un guiño a inmigrantes, minorías y a la clase media.

De hecho, es la primera vez en casi 40 años que no se selecciona a alguien de las grandes universidades de la élite del país. Ella estudió en la Universidad de Howard, fundada en Washington para acoger a estudiantes afroestadounidenses.

Y a Biden le cayó como un bálsamo la personalidad de Harris en medio de una carrera presidencial marcada por dos candidatos mayores de 70 años (Trump tiene 74), que para las nuevas generaciones puede resultar aburrida.

Precisamente, Harris siempre ha sido retratada por los medios internacionales como una mujer fresca, joven, progresista y con una gran capacidad de oratoria. Entonces, ¿qué le suma esta afroestadounidense al candidato demócrata?


La adición de una mujer ‘afro’ satisfará a muchas mujeres demócratas afroestadounidenses”, agregó la profesora Austin.

Según analistas, el voto afroestadounidense fue más importante en esta elección que en el resto de los años, precisamente por el contexto de las marchas contra el racismo que surgieron en el país luego de la muerte de Floyd.

La campaña presidencial de Joe Biden necesitaba traer más entusiasmo entre los votantes demócratas, especialmente entre los afros

“Son el 13 por ciento de la población, alrededor de un quinto o un cuarto de los votantes demócratas”, le dijo a Efe Andra Gillespie, profesora del Departamento de Ciencias Políticas de la Universidad de Emory, quien añadió que, en el caso de las mujeres afro, solo el 4 por ciento votaron por Trump en 2016.

Ante esas cifras significativas, si Biden no hubiese escogido una persona como Harris, su decisión habría desmotivado el voto de estas comunidades.

Por eso, la nominación tuvo un claro propósito: “Esto tiene un mensaje político, en el que se intenta reconocer el problema y la injusticia social que existe en los Estados Unidos. Hay un reconocimiento del racismo como un problema sistemático que hay que confrontar en la Casa Blanca”, le dijo a este diario Karol Solís, candidata a doctora en Ciencia Política de la Universidad Internacional de Florida.

Para Solís, Harris puso en el corazón del debate también los asuntos de género, ya que la exfiscal ha sido descrita como una mujer progresista. “Hay dos cosas que unen al movimiento Black Live Matters como el #MeToo y es que, en esencia, son dos movimientos que hablan de la protección de derechos humanos”, apuntó Solís.

Las críticas

Uno de los puntos a favor fue cuando se desempeñó como fiscal. Desde Carolina del Sur hasta Míchigan, los votantes afroestadounidenses y progresistas lamentaron su reputación de dureza.

Cuestionan en particular su agresivo enjuiciamiento de hombres afroestadounidenses –algunos de los cuales fueron exonerados más tarde– por delitos graves. Harris respondió a esas críticas describiéndose a sí misma como una fiscal progresista que trabajó para equilibrar la balanza entre quienes deben someterse a la ley y quienes necesitan justicia.

Algunos, especialmente entre los jóvenes afroestadounidenses, la ven como parte del problema, no como la solución”, advirtió David Barker, profesor de Ciencias Políticas en la American University en Washington.

Sin embargo, Gillespie advirtió que este factor juega a su favor, porque tradicionalmente se ha podido etiquetar a los candidatos afroestadounidenses bajo la teoría de que son más ‘blandos’.

La campaña del Donald Trump desde un comienzo puso toda su batería para criticarla. Parte de los republicanos, utilizan términos como “mujer asquerosa” para referirse a ella, un calificativo que el mismo mandatario utilizó contra Hillary Clinton en la campaña de 2016.

También Trump se refirió a Harris como una “izquierdista radical” y hasta sugirió que ella no puede ser elegida porque no cumplía con los requisitos legales.

Trump aludió a una columna del profesor de Derecho de la Universidad de Chapman John Eastman, publicada en ‘Newsweek’, quien señaló que Harris no era elegible para el cargo, pues no era una “ciudadana natural”, debido a que sus padres no eran ciudadanos estadounidenses naturalizados en el momento de su nacimiento.

La exfiscal ha mencionado que en su vida trata de rendirles homenaje a las palabras de su madre: asegurarse de no ser la última afroestadounidense en hacer historia en el país.




Share this:

Publicar un comentario

 
Copyright © 2020 SFM NEWS. Designed by SFMNews