Headlines

Quién era Abu Bakr al Baghdadi, el "califa del mal" que ideó un imperio de terror y muerte en Medio Oriente


Abu Bakr al Baghdadi, el líder de Estado Islámico que ideó un imperio de terror y muerte en Medio Oriente



Abu Bakr al-BaghdadiDerechos de autor de la imagenAFP
Image captionAbu Bakr al Baghdadi apareció por última vez en un video difundido en abril de este año.

Fue por los últimos cinco años "el hombre más buscado del mundo", el creador de un "imperio del mal" que estremeció a varias naciones del orbe.
Pero según anunció este domingo el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, Abu Bakr al Baghdadi, el fugitivo líder del autodenominado Estado Islámico se quitó la vida con un chaleco explosivo durante una operación militar de Estados Unidos en el noroeste de Siria, cerca de la frontera con Turquía.
"Anoche, llevamos ante la justicia al líder terrorista número uno del mundo. Murió como un perro, como un cobarde", afirmó el mandatario durante una conferencia de prensa.
De acuerdo con Trump, el líder extremista murió cuando quedó atrapado en un túnel sin salida "gimiendo y llorando y gritando todo el tiempo" mientras era perseguido por perros de las fuerzas armadas estadounidenses.
La versión estadounidense indica que se inmoló junto a tres de sus hijos y que la explosión provocó un derrumbe en túnel donde se intentaba esconder.
Aunque países como Rusia han puesto en tela de juicio la operación, el gobierno de Estados Unidos consideró la muerte de al Baghdadi como un triunfo en un momento en el que el país americano se retira del conflicto en Siria.
Y es que el autodenominado "califa Ibrahim" que llegó a controlar en los años de apogeo de EI unos 88.000 kilómetros cuadrados de territorio desde el oeste de Siria hasta el este de Irak, impuso su brutal gobierno a casi ocho millones de personas y generó miles de millones de dólares en ingresos por petróleo, extorsiones y secuestros.




Abu Bakr al BaghdadiDerechos de autor de la imagenAFP
Image captionIbrahim Awwad Ibrahim al Badri nació en 1971 en Samarra, Irak.

Pero a pesar de la desaparición de su califato físico y la muerte de su líder, EI sigue siendo una fuerza endurecida por la batalla y bien disciplinada cuya derrota no está asegurada, de acuerdo con los analistas.
Pero ¿quién era este maestro de enseñanzas coránicas que se convirtió en el rostro más buscado de la "lucha contra el terrorismo" internacional?
"El creyente"
Baghdadi, cuyo nombre real era Ibrahim Awwad Ibrahim al Badri, nació en 1971 en la ciudad iraquí de Samarra.
De origen árabe sunita, afirmaba ser descendiente de la tribu Quraysh del profeta Mahoma, algo que los eruditos islamistas generalmente consideraban como una calificación clave para convertirse en califa.
Cuando era adolescente, sus familiares lo apodaron "el creyente" por el tiempo que pasaba en la mezquita local aprendiendo a recitar el Corán y porque a menudo castigaba a quienes no cumplían la ley islámica o sharia.




Iraqi detainees walk inside Camp Bucca detention facility in southern Iraq (20 May 2008)Derechos de autor de la imagenAFP
Image captionBaghdadi fue detinido en la base de Camp Bucca por 10 meses.

A principios de 2004, fue detenido por tropas estadounidenses en la ciudad de Faluya, al oeste de Bagdad, y llevado a un centro de detención en Camp Bucca, en el sur.
Camp Bucca se convirtió en lo que se ha descrito como una "universidad" para los futuros líderes de Estado Islámico, con los reclusos radicalizados y desarrollando contactos y redes importantes.
Según los informes, al Baghdadi dirigió oraciones, pronunció sermones y enseñó clases de religión mientras estaba detenido.
Estados Unidos lo consideró una amenaza de bajo nivel y fue liberado después de 10 meses.

La forja de EI

Después de abandonar Camp Bucca, se cree que al Baghdadi entró en contacto con la recién formada célula de al Qaeda en Irak (AQI).
Bajo el liderazgo del jordano Abu Musab al Zarqawi, AQI se convirtió en una fuerza importante en la insurgencia iraquí y ganó notoriedad por sus tácticas brutales, incluidas las decapitaciones.
A principios de 2006, AQI creó una organización paraguas yihadista llamada Consejo Mujahideen Shura, al que el grupo de al Baghdadi se unió.
El exmaestro coránico se unió a la insurgencia yihadista y comenzó a combatir a su lado en Irak desde 2003.




An Iraqi man reacts after a car bomb attack in central Baghdad on 13 February 2017Derechos de autor de la imagenAFP
Image captionBaghdadi se unió a las fuerzas que combatían en Iraq.

Más tarde ese año, después de la muerte de Zarqawi en un ataque aéreo estadounidense, la organización cambió su nombre a Estado Islámico de Irak.
Baghdadi supervisó los comités de la Sharia del EI y se unió a su Consejo consultivo o Shura.
Cuando el entonces líder de EI, Abu Umar al Baghdadi, murió en una redada estadounidense en 2010 con su adjunto Abu Ayyub al Masri, Abu Bakr alBaghdadi fue nombrado su sucesor.
Heredó una organización que los comandantes estadounidenses creían al borde de una derrota estratégica, pero con la ayuda de varios oficiales militares y de inteligencia de la era de Saddam Hussein, entre ellos otros exreclusos de Camp Bucca, gradualmente reconstruyó el grupo.

El califa Ibrahim

Para 2013, EI realizaba docenas de ataques al mes en Irak.
El grupo también se unió a la rebelión contra el presidente Bashar al Assad en Siria y en abril de ese año al Baghdadi anunció la fusión de sus fuerzas en Irak y Siria y la creación del "Estado Islámico en Irak y el Levante".
Los líderes de los grupos radicales al Nusra y al Qaeda rechazaron la medida, pero los combatientes leales a al Baghdadi se separaron de estas organizaciones y ayudaron a EI a permanecer en Siria.
A finales de 2013, el grupo volvió a centrarse en Irak y explotó un enfrentamiento político entre el gobierno liderado por chiitas y la comunidad minoritaria árabe sunita.




Fighters from Islamic State of Iraq and the Levant (Isil/Isis) take part in a military parade in Raqqa on 30 June 2014Derechos de autor de la imagenREUTERS
Image captionLa toma de Raqqa en 2014 fue decisiva para EI.

Con la ayuda de los miembros de la tribu y los antiguos leales a Saddam Hussein, EI tomó Faluya.
En junio de 2014, varios cientos de militantes del grupo invadieron la ciudad norteña de Mosul, desviando al ejército iraquí y luego avanzaron hacia el sur hacia Bagdad, masacrando a sus adversarios y amenazando con erradicar a las numerosas minorías étnicas y religiosas del país.
A finales de mes, después de consolidar su control sobre docenas de ciudades y pueblos iraquíes, EI declaró la creación de un "califato", un estado gobernado de acuerdo con la Sharia por el diputado de Dios en la Tierra, o califa.
Renombró al grupo Estado Islámico y al Baghdadi se proclamó a sí mismo como "califa Ibrahim" y exigió la lealtad de los musulmanes en todo el mundo.
Cinco días después, se lanzó un video que mostraba al líder pronunciando un sermón en la Gran Mezquita de Mosul de al Nuri, su primera aparición pública ante las cámaras.




Abu Bakr al-Baghdadi addresses worshippers at the Great Mosque of al-Nuri in Mosul, Iraq, on 5 July 2014Derechos de autor de la imagenAFP
Image captionSu discurso en la mezquita de Mosul fue su primera aparición pública.

En el discurso formal que los expertos dijeron que guardaba similitudes con los de los califas en los primeros siglos del islam, al Baghdadi ordenó a los musulmanes que emigraran al territorio del EI para llevar a cabo una guerra por la fe contra los no creyentes.
Decenas de miles de extranjeros escucharon la llamada.

La respuesta

Poco más de un mes después, un avance de los militantes del EI en áreas controladas por la minoría étnica kurda de Irak y el asesinato o esclavización de miles de grupos religiosos yazidíes, llevó a una coalición multinacional liderada por Estados Unidos a lanzar una campaña aérea contra los yihadistas en Irak.
Después de que EI decapitó a varios rehenes occidentales, las fuerzas internacionales comenzaron a realizar ataques aéreos en Siria.
Pero el grupo extremista dio la bienvenida a la posibilidad de una confrontación directa con la coalición liderada por Estados Unidos, viéndola como un presagio de un enfrentamiento de fin de los tiempos entre musulmanes y sus enemigos descritos en las profecías apocalípticas islámicas.
Sin embargo, durante los siguientes cinco años, el grupo yihadista fue expulsado lentamente del territorio que controlaba por una serie de fuerzas.




Iraqi Yazidis flee attacks by IS militants in the Sinjar region of Iraq (11 August 2014)Derechos de autor de la imagenREUTERS
Image captionEI fue acusado de genocidio contra diversas etnias.

La guerra que siguió dejó a miles de personas muertas en los dos países, desplazó a millones y devastó áreas enteras.
En marzo de 2019, las fuerzas de la coalición internacional capturaron la última parte del territorio en poder del Estado Islámico en Siria, cerca de la aldea de Baghuz, con lo que Trump anunció como el fin formal al "califato del mal" de al Baghdadi.
El líder del grupo desapareció por largo tiempo de las cámaras y se corrieron rumores en muchas ocasiones sobre su estado de salud o su muerte.
En abril de 2019, apareció en un video por primera vez en casi cinco años.
En lugar de hablar desde el púlpito de una mezquita en Mosul, esta vez estaba sentado con las piernas cruzadas en el piso de una habitación con un rifle a su lado.




BaghdadiDerechos de autor de la imagenREUTERS
Image captionEl líder de Estado Islámico reapareció en un video en abril pasado luego de 5 años.

No quedó claro cuándo o dónde se grabó el video, pero al Baghdadi parecía gozar de buena salud y los analistas lo vieron como un intento del líder de afirmar que todavía estaba a cargo.
Hasta septiembre pasado, no se supo nada más de él. Fue entonces cuando EI lanzó un supuesto mensaje de audio en el que decía que se estaban realizando "operaciones diarias" en "frentes diferentes".
Pero según explica a la BBC Lina Khatib, directora del programa de Medio Oriente en el grupo de expertos en relaciones internacionales Chatham House, la muerte de alBaghdadi no significa el final automático del EI.
"Al Baghdadi era una herramienta poderosa para EI, especialmente en un momento en que la organización planeaba establecer un llamado estado. Teniendo en cuenta que no podría haber un califato sin un califa, EI pone a Baghdadi a la vista del público para dar a sus simpatizantes de todo el mundo una figura con la que identificarse", indica.
De acuerdo con la experta, pese a la derrota militar del EI en Siria e Irak, sus partidarios aún vieron en la presencia al Baghdadi la esperanza de restaurar el califato algún día.

El cuerpo del líder del grupo yihadista Estado Islámico (EI), Abu Bakr al Bagdadi, fue lanzado al mar por las fuerzas militares de Estados Unidos luego de que se suicidara tras un operativo el fin de semana, dijeron a la AFP fuentes del Pentágono este lunes.

No se proporcionaron detalles respecto a cuándo ni dónde se lanzó el cuerpo al mar, pero hicieron un paralelismo con el destino del cadáver del líder de Al Qaida, Osama bin Laden, tras su asesinato por fuerzas especiales estadounidenses en 2011.

Ese procedimiento se eligió con Bin Laden para evitar que su tumba se convirtiera en un lugar de peregrinaje para sus seguidores.

Los restos de Bagdadi "fueron tratados de forma apropiada", había dicho previamente el jefe del Estado Mayor Conjunto, general Mark Milley.

Estados Unidos llevaba años buscando al dirigente del EI, que sembró el terror en un inmenso territorio entre Irak y Siria, y recibió informaciones sobre su presencia en una casa en la región de Idlib, en el noroeste de Siria, "donde vivía de forma permanente", precisó el general.

Según Milley, el autoproclamado califa del EI detonó el cinturón de explosivos que vestía al verse acorralado en un túnel junto con tres de sus hijos. 

Sus restos fueron luego "transportados a un lugar seguro para confirmar su identidad gracias a un análisis de ADN", añadió.

Share this:

Publicar un comentario

VEHICULOS NEWS

VEHICULOS NEWS
Todas las noticias y novedades de la industria automotriz

Deportes News

Deportes News
Todas las Noticias de Deportes
 
Copyright © SFM NEWS. Designed by OddThemes