Headlines

Juicio a “El Chapo” Guzmán: Christian Rodríguez, el técnico colombiano que instaló las comunicaciones secretas e íntimas del narco y luego las entregó a Estados Unidos



"El Chapo" Guzmán durante el juicioDerechos de autor de la imagenREUTERS
Image caption"El Chapo" Guzmán, de 61 años, podría pasar el resto de su vida en la cárcel.

Cuando Christian Rodríguez llegó por primera vez a las montañas mexicanas de Sinaloa, se preocupó por la pista de aterrizaje clandestina corta y los hombres con armas largas. Luego conoció a su nuevo cliente: Joaquín "El Chapo" Guzmán.
Era el comienzo de 2008. Rodríguez era apenas un veinteañero. Vivía en Colombia y estaba desarrollando su propia empresa en ciberseguridad, por la cual había abandonado los estudios en ingeniería de sistemas.
Quien lo llevó a conocer a "El Chapo" fue Alex Cifuentes, un narco colombiano socio del líder del cartel de Sinaloa para cuya familia Rodríguez había instalado un sistema seguro de comunicaciones, a prueba de interceptaciones.
Guzmán quería lo mismo para él. Y Rodríguez aceptó dárselo.
Ese fue el comienzo de una relación entre ambos que duró hasta 2012, con una docena de encuentros cara a cara y "cientos" de comunicaciones telefónicas, según dijo Rodríguez este miércoles como testigo del juicio a "El Chapo" en Nueva York.


Emma Coronel, esposa de "El Chapo".Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image caption"El Chapo" espiaba las conversaciones telefónicas de su esposa, Emma Coronel.

El joven colombiano se volvió tan confiable para Guzmán que éste también le solicitó un software espía para calmar una obsesión personal: vigilar a personas de su entorno, incluida su propia esposa Emma Coronel y una amante.
"Me llamaba todo el tiempo para pedirme cosas para el software espía", señaló Rodríguez, hoy con 32 años y vestido con una elegante chaqueta azul, en la corte federal de Brooklyn.
En un giro dramático, el técnico de confianza pasó a colaborar en cierto momento con las autoridades de Estados Unidos. Y les abrió paso a las comunicaciones íntimas y comprometedoras del narco, que ahora son pruebas contundentes en su contra.

Un servicio especial

Los narcos quizá sean eficaces en mover drogas, disparar armas o sobornar autoridades. Pero algo que ha mostrado el juicio a "El Chapo" es que la tecnología puede ser un punto débil para ellos.
Rodríguez contó que Cifuentes (cuyo hermano Jorge fue testigo cooperante antes en el juicio) lo llevó a México para que le resolviera problemas básicos, como una conexión a internet inestable y lenta.


Cordillera de Sierra Madre Occidental, en Sinaloa.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionCuando Christian Rodríguez iba a ver a "El Chapo", aterrizaba en las pistas clandestinas de las montañas de Sinaloa.

En la primera reunión que tuvo con Cifuentes y "El Chapo", Rodríguez propuso instalar un sistema de internet de alta velocidad mediante un cable desde la ciudad hasta un punto cercano y luego vía inalámbrica hasta el campamento en las montañas de Sinaloa donde se ocultaban.
Guzmán advirtió que "no le gustaba escribir en la computadora, prefería hablar", testificó Rodríguez.
Cuando regresó un mes y medio después al mismo campamento, ya con el sistema de internet instalado, Rodríguez les propuso colocar un sistema seguro de llamadas sobre internet.
Y la idea fue bienvenida.
El sistema funcionaba con un servidor principal protegido por firewall, conectado a internet, mediante el cual se podían comunicar de forma encriptada un teléfono con otro marcando tres dígitos, como las comunicaciones internas de una oficina.


Eduardo Balarezo, uno de los abogados de "El Chapo".Derechos de autor de la imagenAFP
Image captionUno de los abogados de "El Chapo", Eduardo Balarezo, defendió anteriormente al narco Alfredo Beltrán Leyva, uno de los rivales de Guzmán en México.

También instaló un adaptador para que teléfonos convencionales análogos se pudieran conectar a la red, así como un servidor de troncales que les permitía hacer llamadas seguras a cualquier teléfono, ya fuera de línea o móvil.
A Guzmán "le gustó" cómo funcionaba todo aquello y le dio instrucciones para configurar los teléfonos de personas que trabajaban con él, dijo Rodríguez, que instaló cerca de un centenar de extensiones al sistema.
El costo de todo aquello fue de US$100.000 que "El Chapo" le pagó en efectivo, precisó.
Pero claro, a un trabajo de esos es difícil renunciar.

"Juguete"

Rodríguez dijo que cuando volvió a México poco después, siempre aterrizando en la pista clandestina con hombres armados, Guzmán le pidió el software espía para celulares y computadoras.
El técnico le mostró una aplicación que se instala para monitorear las actividades de un dispositivo, obtener su ubicación o registro de llamadas, copiar sus mensajes o correos electrónicos.


Jeffrey LichtmanDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionUno de los abogados de Guzmán, Jeffrey Lichtman, dijo que Rodríguez tuvo un "pase libre" en EE.UU. en vez de ser juzgado por "crímenes serios".

"El Chapo" lo aprobó y pidió que también pudiera abrir remotamente el micrófono del dispositivo. Rodríguez lo habilitó y en adelante instaló el software en unos 50 teléfonos que Guzmán repartiría entre los suyos, sin advertirles que servían para espiarlos.
"Le gustaba mucho", dijo Rodríguez.
Contó que los allegados de Guzmán comentaban que el software era "como su juguete". Pasaba tanto tiempo espiando gente, que llegó a asignarle la tarea a uno de sus hombres para que le reportara lo relevante.
Pero todo aquello pronto se volvería contra "El Chapo".
Cuando el Buró Federal de Investigaciones (FBI por sus siglas en inglés) supo a través de una fuente confidencial sobre el trabajo que Rodríguez hacía para los narcos en 2009, le tendió una trampa.
Un agente encubierto del FBI se hizo pasar por un gángster y grabó al colombiano en un hotel de Manhattan hablando de sus servicios.
Ante el riesgo de ser acusado de conspirar para el narcotráfico y pasar el resto de su vida tras las rejas, Rodríguez aceptó colaborar activamente con el FBI.

"Gastos y servicios"

Por un lado, Rodríguez facilitó el acceso de los investigadores al servidor que recibía las llamadas encriptadas de Guzmán y sus hombres, dijo Stephen Marston, un agente especial del FBI que participó de la operación.


Corte Federal de BrooklynDerechos de autor de la imagenAFP
Image captionLa Corte Federal de Brooklyn juzga al Chapo por introducir más de 150 toneladas de cocaína en EE.UU., entre otros cargos.

En esas llamadas, algunas de las cuales fueron oídas esta semana en la corte de Brooklyn, "El Chapo" se refiere a negocios de drogas, violencia, sobornos a autoridades y cómo tratar con policías.
Por otro lado, Rodríguez alertó al FBI sobre el uso de software espía. Los investigadores obtuvieron autorización para acceder a esos registros entre 2011 y 2012.
Entre el material descubierto hay mensajes de texto del propio Guzmán a su esposa Coronel, en los que se refiere a negocios de droga con su suegro o dice (aparentemente en broma) que comprará un fusil AK-47 a su pequeña hija, para que pueda acompañarlo.
También hay mensajes sobre narcotráfico entre Guzmán y una amante suya, Agustina Cabanillas Acosta, incluido un envío de 550 kilos de marihuana a California que fueron decomisados por las autoridades.
Los textos intercambiados mezclan negocios con declaraciones de amor.
"Eres la persona más importante para mí", le escribió "El Chapo", según las pruebas presentadas en el juzgado.
Sin embargo, en un mensaje a una amiga suya, la mujer dice sospechar que Guzmán la espía a través del BlackBerry que le había dado y se muestra molesta. "Soy mucho más lista", señala.


Brian CoganDerechos de autor de la imagenREUTERS
Image captionSe espera que el juicio al "El Chapo" Guzmán, a cargo del juez Brian Cogan, dure cuatro meses.

Como ha sido costumbre desde el inicio del juicio, Coronel estuvo presente en la corte este miércoles y siguió las revelaciones sin inmutarse. Ante una solicitud de BBC Mundo, declinó formular declaraciones sobre las pruebas presentadas.
Tras su colaboración con el FBI, Rodríguez nunca tuvo que responder a cargos en su contra. Por el contrario, recibió un pago de US$460.000 por "gastos y servicios" prestados, indicó el agente Marston.
Agregó que el colombiano fue relocalizado en EE.UU., donde vive actualmente en un lugar desconocido, debido a una "amenaza" contra su seguridad.
Documentos presentados por la fiscalía sugieren que el testigo habría sufrido una crisis nerviosa en 2013 por trabajar para "El Chapo" y más adelante porque los hombres del narco podrían intentar localizarlo.
Uno de los abogados de Guzmán, Jeffrey Lichtman, indicó que Rodríguez tuvo un "pase libre" en EE.UU. en vez de habérsele requerido que se declarara culpable de cometer "crímenes serios".
También cuestionó otra de las revelaciones del agente del FBI Marston: que, por haber contribuido a la captura de Jorge Cifuentes, Rodríguez puede ser elegible para recibir una recompensa de hasta US$5.000.000.


"El Chapo" con un fusil dorado. Foto de la Fiscalía de Estados Unidos.Derechos de autor de la imagenUNITED STATES ATTORNEY'S OFFICE
Image captionVarias grabaciones atribuidas a "El Chapo" fueron presentadas por la fiscalía en el juicio en su contra.

Algunas grabaciones reflejan la violencia del narcotráfico que consume a México. Otras tratan de sobornos a autoridades de ese país. Y otras incluyen órdenes sobre cómo lidiar con la policía.
En conjunto, la serie de llamadas que el gobierno de Estados Unidos asegura haber interceptado a Joaquín "El Chapo" Guzmán y que presentó en su juicio de Nueva York este martes supone otro duro golpe para la defensa del narco mexicano.
Los diálogos registrados en 2011indican cómo "El Chapo" manejaba su organización de forma cotidiana a través de personas de confianza, a veces pidiéndoles celeridad para actuar y otras, serenidad.
Las llamadas fueron obtenidas en secreto por el Buró Federal de Investigaciones (FBI por sus siglas en inglés) con la ayuda de Cristian Rodríguez, un colombiano que desarrolló un sistema de comunicaciones encriptadas para Guzmán y su gente.
Rodríguez aceptó colaborar con los investigadores de EE.UU. después que un agente encubierto del FBI se hiciera pasar por un gángster y lo grabara en un hotel de Manhattan hablando de sus servicios en 2010.
En total fueron interceptadas entre 100 y 200 llamadas de "El Chapo", dijo Stephen Marston, un agente especial del FBI que participó de la operación y que testificó en la corte de Brooklyn este martes.


Dibujo de una audiencia durante el juicio contra "El Chapo" Guzmán.Derechos de autor de la imagenREUTERS
Image captionLas grabaciones en las que supuestamente aparece la voz de "El Chapo" hablan de drogas, violencia y sobornos.

Marston dijo haber realizado comparaciones de voz de Guzmán y concluyó que es de la misma persona que aparece en los audios.
Partes de esas grabaciones fueron oídas por el jurado y por "El Chapo", que con 61 años podría recibir cadena perpetua y por momentos parecía inquieto en el banquillo de los acusados.
Se trata de algunas de las pruebas materiales más contundentes volcadas en el juicio contra Guzmán, al igual que otra grabación presentada en diciembre donde se le escucha negociar seis toneladas de cocaína con un representante de la hoy desmovilizada guerrilla colombiana de las FARC.
La defensa de "El Chapo" sostiene que el acusado nunca encabezó el cartel de Sinaloa como afirman los fiscales.
Pero los audios presentados en la corte sugieren que Guzmán, al que sus interlocutores llaman "jefe" y "señor", tenía una posición de liderazgo entre los suyos.

"Ser loba"

En una de las grabaciones presentadas por el FBI se escucha a "El Chapo" hablar con Orso Iván Gastélum Cruz, apodado "Cholo Iván", quien era su jefe de seguridad.


Foto de "El Chapo" Guzman distribuida por el Departamento de Justicia de Estados Unidos.Derechos de autor de la imagenAFP
Image captionLa defensa de "El Chapo" sostiene que el acusado nunca encabezó el cartel de Sinaloa.

Durante el diálogo, ocurrido en abril de 2011, Cruz relata problemas con policías. Y Guzmán intenta tranquilizarlo.
"Bueno, Cholo, pos ahí, así llévatela calmada", le dice.
"¿Pa' qué le voy a echar mentiras? Ahí se portan mal, nos portamos mal. Si se portan bien, nos portamos bien", responde "Cholo Iván".
"Y este, cualquier persona (…) ya que la tengas amarrada y eso, checamos pa' no fusilar gente inocente", dice "El Chapo".
Instantes después, anuncia que pronto recibirá dinero para que "paguen las quincenas y ya se aliviane algo".
Y más adelante pregunta a Cruz si le había pateado "el lomo" a los policías.
"A todos les pateé el culo: federales, municipales…", responde Cruz. Agrega riendo que los policías "estaban a chingazo".
"No seas tan drástico, 'Cholo' cabrón, llévatele calmada con los policías", ordena "El Chapo".
"Digo, pues es que usted nos enseñó a ser loba", responde Cruz. Y acota: "Así me gusta andar a mí".

"Tienen que hacer caso"
En otra llamada de ese mismo día, "El Chapo" insiste en pedirle a su jefe de seguridad que evite machucar a los policías.
"Ya los machucaste una vez, ya tienen que hacer caso. Habla con el director", dice.
"Estos son otros", responde Cruz.
Más adelante, en la misma conversación, hablan de cómo actuar ante quienes les roban.
"El que ande robando, me comentas y ya, se lo damos a la judicial pa' que lo meta al bote", dice "El Chapo".
"No, pa' andar de mitotero no tiene caso, jefe. Usted me ha enseñado eso", dice Cruz, que instantes después advierte que no tiene para "comprar mercancía".
"Qué bueno que tocaste ese tema. El que venda perico (cocaína) no lo vayas a fusilar", advierte "El Chapo".
  • Seguridad frente al edificio donde se realiza el juicio a "El Chapo".




Image captionLa seguridad siempre está presente mientras se realizan las audiencias en el juicio contra "El Chapo".

"El Yanqui"

Una grabación del 9 de julio de 2011 expone a Guzmán hablando a distancia con un colaborador apodado "Gato" sobre sobornos a un presunto miembro de la procuraduría mexicana apodado "El Yanqui".
"¿Pero él está recibiendo la mensualidad?", pregunta "El Chapo".
"Sí, él está recibiendo la mensualidad", dice "Gato".
Guzmán le pregunta el nombre para pedirle un favor.
"Aquí está conmigo. ¿No quiere que le pase al 'Yanqui'?", pregunta "Gato".
"Ah, mejor, mejor", responde "El Chapo".
Unos minutos después, "Gato" comunica a "El Chapo" con el policía.
"Señor, ¿cómo está? Buenas tardes", dice "Yanqui".
"Bien, mi amigo, buenas tardes. Gusto de saludarlo aquí por este medio. Y este señor que está ahí es de la empresa, se lo encargo mucho", señala Guzmán. "Lo que esté al alcance, a la orden, amigo".
"Pues, muchas gracias, la verdad que (nos) hemos llevado aquí muy bien, buena relación aquí con el amigo", responde "El Yanqui".





Dibujo de una audiencia durante el juicio contra "El Chapo" Guzmán.Derechos de autor de la imagenREUTERS
Image captionLas grabaciones son algunas de las pruebas materiales más contundentes volcadas en el juicio contra Guzmán.

Gobernador

En otra llamada de abril de 2011 que interceptó el FBI, "El Chapo" habla con Mario Núñez Díaz, un colaborador suyo apodado "M-10".
"Bueno, ¿y tú no has tratado de hablar o mandar hablar con ese gobernador?", pregunta Guzmán al comienzo de la llamada, sin especificar a quién se refería.
"Sí, con él tenemos contacto diario se puede decir", responde Núñez.

"Si hay comunicación con él está bien fácil", concluye "El Chapo".

Share this:

Publicar un comentario

VEHICULOS NEWS

VEHICULOS NEWS
Todas las noticias y novedades de la industria automotriz

Deportes News

Deportes News
Todas las Noticias de Deportes
 
Copyright © SFM NEWS. Designed by OddThemes