Los incendios forestales de California son los más destructivos en la historia del estado. Este fin de semana, mientras las bomberos y otras autoridades seguían combatiendo los incendios y coordinando el rescate de las personas afectadas, recibieron una oferta de ayuda de uno de los residentes más famosos del estado: el CEO de Tesla y SpaceX Elon Musk.
Musk publicó en Twitter que le informaran si Tesla podría ayudar a personas afectadas por los incendios forestales. Aunque no dio muchos detalles, dijo que quizá Tesla podría ayudar sacar a personas de áreas problemáticas ya que sus vehículos, específicamente el Model S y Model X, tienen sistemas de filtración de aire HEPA utilizados en hospitales. Los filtros HEPA se utilizan en áreas que requieren condiciones limpias y esterilizadas.
Tesla afirma que su sistema de filtración es el más avanzando en un vehículo de pasajeros. De acuerdo con la empresa, el filtro es 10 veces más grande que un filtro normal y 100 veces más efectivo que los filtros premium. También sostiene que el filtro elimina por lo menos un 99.97% de las partículas finas y contaminantes gaseosos además de bacterias, virus, polen o esporas de moho.
Aparte de ofrecer los servicios de los Tesla, Musk mandó un email a todos los empleados de Tesla diciéndoles que ayuden en los incendios si podían y que no se preocupen por sus salarios. También ha eliminado las tasas para sus Supercargadores y ha incrementado la capacidad de batería para personas viviendo en zonas afectadas en California.
No es la primera vez que Musk y sus empresas han prestado ayuda durante los desastres naturales. Tesla eliminó las tasas para cargar sus coches para personas viviendo en las zonas que podrían ser afectadas por el huracán Florence en septiembre. En 2017, 



Por supuesto, tampoco nos podemos olvidar de lo que pasó este verano pasado, cuando Musk intentó ayudar al equipo de fútbol en Tailandia que estuvo atrapado en una cueva durante 17 días. Aunque Musk tenía buenas intenciones, se peleó con uno de los buceadores de rescate, a quien llamó un “pedófilo”.
Actualmente 25 personas han muerto y 250.000 han tenido que abandonar sus hogares por los incendios, de acuerdo con la BBC. Los incendios han destrozado pueblos enteros, como Paradise, y también zonas queridas como Paramount Ranch, el plató de la serie Westworld.