Qué implica realmente que 6 países hayan pedido a la Corte Penal Internacional que investigue al gobierno de Nicolás Maduro

Nicolás Maduro.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionEn su discurso en la ONU, Nicolás Maduro denunció una conspiración en su contra.
Se trata de una situación completamente inédita.
Este miércoles los gobiernos de Argentina, Chile, Colombia, Paraguay, Perú y Canadá solicitaron a la fiscalía de la Corte Penal Internacional (CPI) que investigue supuestos crímenes de lesa humanidad y abusos a los derechos humanos ocurridos en Venezuela desde el 12 de abril de 2014 bajo el gobierno de Nicolás Maduro.
Nunca antes desde la entrada en funciones de ese tribunal con sede en La Haya (Holanda) en 2002, se había dado el caso de que Estados parte del Estatuto de Roma, la norma internacional que creó la CPI, pidieran abrir un procedimiento contra otro estado miembro.
"Lo novedoso de este proceso es que quienes hacen la denuncia son jefes de Estado y de gobierno, porque los casos anteriores obedecieron al trabajo de documentación de organizaciones de derechos humanos que los llevaron ante la Fiscalía de la CPI", explica Juan Navarrete, exrepresentante en Colombia del Instituto Interamericano de Derechos Humanos, en conversación con BBC Mundo.
El experto destaca que, a diferencia de los casos que se procesan a través de otros organismos como, por ejemplo, la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en los juicios que se procesan ante la CPI la responsabilidad no es del Estado sino individual.
"Aunque se habla de la denuncia contra Venezuela, no se va contra el Estado venezolano sino contra las personas señaladas por violaciones de derechos humanos y delitos de lesa humanidad. Además, aunque ellos mencionen a Maduro, siempre en la investigación se afecta a toda la cadena de mando que hizo posibles esos hechos", agrega.
Luis Almagro.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionEl secretario general de la OEA, Luis Almagro, ha sido uno de los principales críticos del gobierno de Maduro.
Navarrete destaca que esta denuncia también pudo haber sido hecha a través del Consejo de Seguridad de la ONU pero, en ese caso, tenía que contar con la aprobación de la mayoría de sus miembros y sortear el derecho a veto de los miembros permanentes (Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido y Francia).
La solicitud de investigación contra Venezuela se fundamenta, entre otros elementos, en tres informes sobre violaciones a los derechos humanos en ese país elaborados por la ONU, la Organización de Estados Americanos (OEA) y por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).
En la noche de este miércoles, en su discurso ante la ONU pocas horas más tarde de la presentación de la denuncia, Maduro dijo que existe una conspiración internacional en contra de su gobierno.

¿Y ahora qué pasará?

Fatou Bensouda.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionLa fiscal de la CPI, Fatou Bensouda, deberá decidir qué hacer con la denuncia contra Venezuela.
La Fiscalía de la CPI abrió de oficio en febrero de este año una investigación preliminar para determinar si en Venezuela, al menos desde abril de 2017, se habían cometido crímenes que fueran de competencia de ese tribunal.
Según explica Fernando Fernández, profesor de Derecho Penal Internacional en la Universidad Central de Venezuela, ese tipo de procedimientos pueden durar años, como ha ocurrido con un proceso sobre el conflicto interno de Colombia que se encuentra en esa etapa desde 2004.
Cuando se encuentran elementos suficientes sobre un caso, usualmente los resultados de esas primeras indagaciones son llevados por la Fiscalía ante la Sala de Cuestiones Preliminares (SCP), una suerte de tribunal de control que decide si se cumplen las condiciones para admitir la causa y dar luz verde a una investigación final con miras a realizar un juicio penal.
El experto indica que con la petición de una investigación presentada este miércoles, lo que ocurra con el caso venezolano puede ser distinto.
"Ahora la Fiscalía está en situación de actuar. Esa es la importancia de este paso. Tiene que determinar si abre una investigación final por su cuenta o si lleva primero el caso ante la SCP. Hay una interpretación jurídica que dice que en este caso no necesitaría ir a la SCP porque existe la petición de los Estados, pero esa es una cuestión que se va a dilucidar ahora porque es primera vez que ocurre", señala.
Guardias nacionales de Venezuela.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionLa CPI abrió una investigación preliminar para determinar si en Venezuela se cometieron crímenes de lesa humanidad.
Si la Fiscalía acude a la SCP y esta admite la causa se iniciaría la investigación formal con todos los elementos usuales: recolección de pruebas, citación de testigos, realización de cuestionarios a los acusados, exhumación de cadáveres, etc.
Una vez concluida la investigación, sus resultados serían presentados ante la SCP para que esta autorice la realización del juicio.
Si en cualquiera de estas etapas, durante la investigación preliminar o la final, la SCP rechaza el caso entonces habría que esperar al surgimiento de nuevos elementos para poder volver a presentarlo.

Precedentes

Fernández destaca que todo lo que ocurra a partir de ahora con la solicitud de investigación contra Venezuela será muy importante porque sentará un precedente.
"Esto pone a prueba el Estatuto de Roma en toda su capacidad porque mide su fortaleza como institución procesal", señala.
El experto señala que este procedimiento puede ser rápido si las partes colaboran, pero que si no lo hacen como ocurrió el en caso del presidente de Sudán, Omar al-Bashir, las cosas se pueden estancar.
En 2008, la Fiscalía de la CPI acusó al mandatario sudanés de cargos de genocidio por crímenes de guerra cometidos en la región de Darfur.
Omar al-Bashir.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionSobre el presidente de Sudán, Omar al-Bashir, pesa una orden internacional de detención emitida por la CPI.
Al-Bashir se convirtió así en el primer Jefe de Estado en funciones en ser imputado por esa instancia.
El gobierno sudanés rechazó las acusaciones y no ha querido colaborar con el proceso, por lo cual Al-Bashir no ha podido ser juzgado aún.
Eso, sin embargo, no le ha evitado pasar algunos malos ratos. La CPI emitió en 2009 y 2010 dos órdenes de captura en su contra, lo que le ha dificultado realizar viajes al extranjero.
En 2015, por ejemplo, Al-Bashir tuvo que abandonar apresuradamente Sudáfrica, donde asistía a una cumbre de la Unión Africana, para evadir la orden de un juez local que acordó su arresto para cumplir con la decisión de la CPI.
Los jueces de ese tribunal han dicho que todos los países firmantes del Estatuto de Roma están en la obligación de detenerle.
Hasta ahora, el mandatario sudanés ha evitado su captura y ha seguido viajando, principalmente a lugares de África y Asia.
Sin embargo, no ha pisado Estados Unidos, Europa occidental ni otros países en los que podría ser detenido.
El mundo, al parecer, se le ha hecho un poco más pequeño.

Maduro dice en la ONU que quiere reunirse con Trump y estrecharle la mano


Naciones Unidas. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro dijo el miércoles en la Asamblea General de la ONU que pese a las inmensas diferencias que mantiene con su homólogo estadounidense Donald Trump, desea reunirse con él y estrecharle la mano.
"Yo estaría dispuesto a estrechar la mano del presidente de Estados Unidos y a sentarme con él a dialogar sobre los asuntos de las diferencias bilaterales y los asuntos de nuestra región", dijo Maduro en la Asamblea General de Naciones Unidas. "Estoy dispuesto a hablar con agenda abierta de todos los temas que quiera hablar el presidente", insistió.
Maduro dijo que le separan de Trump "inmensas diferencias históricas", "ideológicas" y "sociales". "Yo soy un obrero, un conductor de autobús, un hombre del pueblo, no soy un magnate ni multimillonario", señaló. 
"Ha dicho el presidente Donald Trump que está preocupado por Venezuela, que quiere ayudar a Venezuela. Bueno, yo estoy dispuesto a hablar con agenda abierta de todos los temas que quiera hablar el gobierno de Estados Unidos", insistió.
Trump dijo este miércoles que "estaría dispuesto" a reunirse con su homólogo venezolano si Maduro lo desea, pero no hay planes para ello.
Antes de proponer la reunión con el mandatario estadounidense, Nicolás Maduro denunció que Venezuela es víctima de una agresión permanente de Estados Unidos y condenó a Trump por la "arremetida infame y bochornosa" contra Venezuela que hizo en su discurso de este martes, y por "enarbolar" la doctrina Monroe ante ese foro.
"Hoy Venezuela es víctima de una agresión permanente, en lo político, en lo mediático por parte de los EE.UU. de Norteamérica. Enarbolan la doctrina Monroe para justificar desde el punto de vista ideológico la agresión contra nuestra amada patria", dijo Maduro en su discurso ante la Asamblea General de la ONU.

Nicolás Maduro dice en la ONU que quiere reunirse con Trump y estrecharle la mano





Intervención de Nicolás Maduro ante la Asamblea General de la ONU. 
La Doctrina Monroe de 1904 atribuía derechos unilaterales a EE.UU. sobre América Latina, y se asocia en el continente con la historia imperialista de Estados Unidos en la región. 
"En el siglo XXI pretenden seguir gobernando, ordenando el mundo como si fuera de su propiedad, en nuestra región ese conflicto tiene 200 años", indicó Maduro.
En otro momento de su intervención, Nicolás Maduro se refirió al atentado con drones que sufrió a principios de agosto y demandó a la ONU la puesta en marcha de una "investigación independiente" sobre aquel suceso y pidió el nombramiento de un "delegado especial" que se encargue de esa investigación "internacional".
Maduro reiteró su acusación de que el ataque "se planificó desde territorio de Estados Unidos" y dijo que ha transmitido a Washington el "nombre" de los "autores intelectuales, financistas y planificadores" del mismo.
Además, dijo que las investigaciones apuntan a que los responsables materiales fueron "preparados durante meses en territorio colombiano" con el apoyo de las autoridades de ese país.
También dijo que supuestamente algunos funcionarios de las embajadas de Colombia, Chile y México habrían estado dispuestos a facilitar la fuga de los involucrados en el atentado.
El mandatario venezolano se encuentra en Nueva York para participar en la Asamblea General de la ONU, donde líderes han denunciado la crisis venezolana que ha obligado a emigrar a miles de venezolanos.
Maduro, quien la semana pasada dijo que evaluaba las condiciones de seguridad para decidir si asistía o no, acudió por última vez a la Asamblea General en el 2015. En un video se le observa dentro de un avión acompañado de la primera dama, Cilia Flores. 
El mandatario venezolano llega el mismo día en que hubo una nueva ofensiva contra su gobierno: Donald Trump se reservó el derecho a usar la fuerza para promover cambios democráticos en ese país y Canadá se sumó a una denuncia de cinco naciones latinoamericanas en contra de Maduro por supuestos crímenes de lesa humanidad ante la Corte Penal Internacional. 

Venezuela: 5 países de América Latina y Canadá piden a la Corte Penal Internacional que investigue crímenes de lesa humanidad bajo el gobierno de MaduroMaduro





Derechos de autor de la imagenREUTERS
Image captionMaduro viajó este miércoles a la sede de la ONU en Nueva York.

Los gobiernos de seis países americanos pidieron oficialmente a la fiscalía de la Corte Penal Internacional (CPI) que investigue supuestos crímenes de lesa humanidad y abusos a los derechos humanos en Venezuela.
Los cancilleres de Argentina, Chile, Colombia, Paraguay, Perú y Canadá presentaron este miércoles una carta suscrita por los líderes de sus respectivos países solicitando la intervención de la Corte con sede en La Haya.


La misiva va acompañada de informes elaborados por expertos internacionales en los que se documentan procesos extrajudiciales, torturas y detenciones arbitrarias en el marco de las protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro.
Esta demanda, inédita en los 16 años de historia de este tribunal, supone la primera vez que países miembros de la CPI piden a fiscales que investiguen a otra nación firmante.
El pasado mes de febrero, la CPI ya anunció que había decidido abrir un "examen preliminar" sobre Venezuela, paso previo a una investigación formal, para evaluar presuntos crímenes "en el marco de manifestaciones y la inestabilidad política conexa" que pudieran ser de su competencia.

Informes internacionales

Entre los documentos presentados figura un informe de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU en el que se documentanejecuciones extrajudiciales, torturas y detenciones arbitrarias en el marco de las protestas antigubernamentales de entre abril y julio de 2017.
Otro de los informes adjuntos fue redactado por un grupo de expertos designado por la Organización de Estados Americanos (OEA), que concluyó que existía un "fundamento razonable" para considerar que 11 personas, entre ellas el presidente Nicolás Maduro y miembros de las Fuerzas Armadas, eran supuestos responsables de crímenes de lesa humanidad en el país.










Zeid Ra'ad Al HusseinDerechos de autor de la imagenAFP
Image captionZeid Ra'ad Al Hussein, alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, volvió a reclamar el pasado mes de marzo que se investigue al gobierno de Venezuela por posibles "asesinatos extrajudiciales".

En la presentación de la carta este miércoles en los márgenes de la Asamblea General de la ONU que se celebra en Nueva York, el canciller de Chile, Roberto Ampuero, calificó los informes de "sólidos y contundentes" y dijo que "muestran de manera muy seria y documentada las denuncias de delitos de lesa humanidad en Venezuela".
"Las violaciones a los derechos humanos en Venezuela deben terminar y las que han ocurrido deben ser investigadas para establecer, con la mayor claridad, quiénes son los responsables", dijo a periodistas.
Su homólogo paraguayo, Luis Alberto Castiglioni, declaró que "permanecer impasible, indiferentes o especulativos ante esta realidad podría tener ribetes de complicidad con el régimen que se ha apoderado de la suerte de la República de Venezuela".
"La situación en Venezuela continúa deteriorándose, el éxodo de millones de venezolanos es un indicador claro de la gravedad de esta crisis causada por la dictadura de Maduro", agregó el canciller de Perú, Néstor Popolizio.
"En este momento en Venezuela no solo no existe la democracia, sino que impera un mecanismo de dictadura", apuntó el canciller argentino, Jorge Faurie.










Iván DuqueDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionEl presidente de Colombia, Iván Duque, se refirió durante su discurso ante la ONU a la petición a la CPI que él suscribió junto a los líderes de otros 5 países.

Al margen de esta comparecencia ante la prensa, el presidente de Colombia, Iván Duque, también se refirió a la petición presentada a la CPI durante su discurso ante la Asamblea General de la ONU este miércoles.






















El mandatario, que calificó la crisis migratoria en Venezuela como "la más indignante de la historia reciente de la región por cuenta de una dictadura que aniquiló las libertades", destacó la importancia de que "se ejerzan todos los mecanismos internacionales para denunciar, investigar y sancionar por parte de la CPI a quienes han sembrado esa tragedia deleznable".
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario