Qué significa en realidad el aviso de que alguien está escribiendo en aplicaciones de mensajería

Tu jefe teclea en Slack “Hola”y luego parece escribir durante 10 minutos. ¿Qué demonios están escribiendo? ¿Qué esta pasando? ¿Simplemente tecleó el comienzo de una frase, se levantó a por algo y esa maldita cosa continuamente te sugiere que definitivamente estás despedido? Tal vez.
Eso por no mencionar otras conversaciones aún más angustiosas. Tu pareja escribe “tenemos que hablar”, y el indicador empieza a aparecer y desaparecer. ¿Será que está haciendo pausas para pensar algo? ¿Estará borrando constantemente lo que acaba de escribir porque está tratando de encontrar las palabras para cortar definitivamente y de la manera más limpia posible? Probablemente.
Pueden ser una serie de puntos parpadeantes o una simple frase explícita que nos avisa de que alguien está escribiendo. Sea cual sea el caso, la función de mensajería conocida como indicador de escritura es a la vez una herramienta útil y una fuente de ansiedad para muchas personas. Saber más sobre cómo funciona puede al menos limitar los juegos de adivinanza que nos causan estrés.
Al igual que muchas personas que trabajan en una oficina en estos días, mis interacciones con compañeros de trabajo están casi totalmente relegadas a Slack, una popular aplicación de mensajería del equipo. Fuera del trabajo, uso diferentes aplicaciones de mensajería para mantenerme al día con amigos y seres queridos. 
Además, soy alérgico a las llamadas telefónicas. A resultas de ello, siempre hay alguien escribiendo. Como la mayoría de las personas, procuro no pensar mucho en ello a menos que sea uno de esos incidentes potencialmente importantes, en cuyo caso me convierto en un saco de nervios, neurosis y paranoia.
En aras de limitar mis propios ataques de pánico, contacté con David Auerbach, un ingeniero de software y escritor que comenzó en Microsoft cuando solo tenía 22 años y se unió a la compañía a tiempo completo en 1999. Le asignaron al equipo que trabaja en MSN Messenger Service, y ayudó a construir el primer indicador de escritura en un producto principal para la compañía.
Lo primero que quería saber era si Microsoft tenía una patente sobre los indicadores de escritura y todos los demás pagan para obtener una licencia. Auerbach dijo que está seguro de que hay alguna patente, pero duda de que otras compañías la estén utilizando. “La forma en que las compañías tecnológicas trabajan es que todo se patenta, pero rara vez se aplica. Es más un mecanismo de defensa en caso de destrucción mutua”, explica.
La idea es que si Microsoft acude a Facebook para exigir que pague por una patente, Facebook simplemente contraatacará con una de sus propias patentes que Microsoft está violando. El año pasado, Microsoft patentó un nuevo indicador de escritura “mejorado” con algunos cambios cosméticos menores. Existen todo tipo de pequeñas patentes relacionadas con entradas de teclado que probablemente harían pedazos el mundo tecnológico si se hicieran cumplir rigurosamente.




Cuando los ingenieros de Microsoft eligieron por primera vez agregar un indicador de escritura al servicio Messenger, fue en un momento en que los protocolos de telecomunicaciones del mundo real todavía estaban en plena construcción y los emojis aún estaban a años de distancia. La notificación tenía un propósito más práctico que simplemente humanizar la comunicación: permitía saber que la persona con la que estabas conversando todavía estaba conectado. “En las antiguas conexiones telefónicas, alguien podía aparecer en línea, pero en realidad estaba desconectado porque el corte no se registraba durante un tiempo”, explica Auerbach. La nueva función les dio a los usuarios una señal de que podían seguir escribiendo tranquilos y no estaban hablando en el vacío. Era más una fuente de comodidad que de nervios.
Las cosas han cambiado mucho dese entonces., En el mundo en que vivimos hoy lo normal es que todos están conectados todo el tiempo. Podemos encogernos de hombros y seguir con nuestra vida cuando alguien dice: “oye, lo siento, acabo de leer esto”, dos días después de que les enviamos un mensaje de texto que sabemos que vieron mucho antes. Sin embargo, cada vez hay más personas que utilizan aplicaciones de mensajería en línea y ello conlleva una mayor necesidad de una especie de policía de tráfico. Ahí es donde los indicadores de escritura cumplen su función más valiosa. Cuando hay 1o personas en un chat de grupo o 100 compañeros de trabajo conectados a un solo canal Slack, el indicador nos deja saber que tal vez deseemos esperar unos segundos para no interrumpir a otros.
En el caso de aquella función pionera de Microsoft, la memoria de Auerbach es un poco vaga sobre cómo se implementó exactamente, pero cree que la notificación de que alguien estaba escribiendo se activaba con la primera pulsación de tecladoy se mantenía a medida que se pulsaran más teclas. Si no se registraban pulsaciones después de cinco o 10 segundos, el indicador desaparecía. Por lo que él recuerda, esa era la única función, un usuario escribía o no. El añadido de la frase “Jane ha escrito algo” llegó más tarde.
En su mayor parte, notificar a los usuarios que alguien ha ingresado texto -es decir, que escribieron algo pero han parado y ya no escriben de manera activa- no es tan utilizado hoy como lo era hace décadas. Lo que también lleva a preguntarnos si algunos servicios simplemente nos mienten y dicen que alguien está escribiendo cuando en realidad escribieron algo y se detuvieron. No podemos asegurar al cien por cien que ningún servicio utiliza un sistema tan idiota hoy, pero es muy poco probable. No solo sería molesto, sino que consumiría un tráfico brutal. En los días de Auerbach en Microsoft, el equipo estimó que el 95 por ciento de los mensajes que fluían a través de los servidores eran solo la repetición constante de que alguien estaba escribiendo. Solo el 5 por ciento de los mensajes eran en realidad frases completas entre los usuarios.




Desafortunadamente, el hecho de que Microsoft fuera la primera en añadir esa función no significa que todos usen ese mismo estándar. Las compañías tienden a adaptar sus indicadores de escritura de forma un poco diferente. Probablemente llevaría más tiempo explicar las formas en que cada servicio de mensajería ofrecido por Google maneja esa función de lo que cualquiera quisiera leer. Solo por poner un ejemplo, Slack nos remitió el siguiente resumen básico de cómo funciona su enfoque particular de los indicadores de escritura:
Slack muestra el indicador de escritura que se activa cuando comenzamos a pulsar teclas, pero no si solo hemos hecho click en la caja de texto. El indicador no se activa si alguien está escribiendo un comando de la aplicación como los que comienzan por /. Tampoco se activa cuando el usuario toca las teclas para ejecutar comandos para activar negritas, cambiar de canal, etc.
Si el usuario se para por más de cinco segundos, el aviso de que está escribiendo desaparece. Slack usa los siguientes mensajes por defecto: “Jane está escribiendo”, “Jane y John están escribiendo”, o “Varias personas están escribiendo” si hay tres o más usuarios tecleando. La notificación se puede desactivar.
En cuanto a otras plataformas, parecen funcionar de manera muy parecida. Facebook no quiso especificar como funciona la notificación en sus chats, pero Hanry Barakat, ingeniero de Microsoft Messenger, nos dijo lo siguiente:
Solo verás el indicador de esacritura cuando alguien está escribiendo activamente. No cuando alguien ha activado la caja de texto pero no está escribiendo nada. Además, el indicador desaparece completamente si la persona deja de escribir.
Nuestras propias pruebas indican que se activa tan pronto como pulsamos un caracter, incluso aunque sea un espacio. El indicador desaparece en unos 5 a 10 segundos si se deja de escribir.
Apple no ha respondido a nuestra petición de explicar cómo funciona, pero de nuevo nuestras pruebas indican que el indicador de escritura e iMessage aparece en cuanto pulsamos una tecla. Si dejamos de escribir pero sigue habiendo texto, tarda 60 segundos en desaparecer. Si borramos completamente lo que haya en la caja de texto desaparece solo en 5 segundos. También se activa si cargamos una imagen aunque no la enviemos.
Auerbach no se siente particularmente culpable por haber creado junto a sus compañeros de Microsoft el indicador de escritura, pero entiende que en la comunicación actual pueda ser una fuente de estrés en determinadas conversaciones. El ingeniero cree que todas las aplicaciones de mensajería deberían permitir desactivarlo y un puñado de ellas no deberían añadirlo jamás. “Creo que es de las pocas cosas que podrían hacer de Twitter un lugar aún peor. Por el amor de Dios, Twitter, ni se te ocurra”.
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario