Por qué algunas personas sudan más que otras (y qué hacer si te ocurre)

Hay dos tipos de personas, las que sudan, y las que sudan mucho más.
A este segundo grupo le va a interesar saber por qué demonios suelen estar empapadosen sudor cuando el resto de sus amigos siempre están tan frescos.
Lo cuentan los chicos de SciShow, quienes explican qué hay detrás de esta variación natural en la cantidad de sudor y lo que es más importante probablemente: qué hacer al respecto si te ocurre.
En primer lugar, la sudoración es parte necesaria de la forma en que el cuerpo humano regula la temperatura. Cuando el sudor se evapora de la piel, lo enfría para no sobrecalentarse. También se suda en lugares como las palmas de las manos como parte de la respuesta automática de tu cuerpo al estrés. Y algunas personas sudan más que otras cuando se activan las glándulas sudoríparas.
En realidad, el sexo, la edad, la condición física o la salud tienen un papel más bien leve para determinar cuánto sudamos. Además, comer alimentos picantes o beber alcohol o cafeína también puede aumentar los niveles de sudor. Sin embargo, estos factores te hacen sudar solo un poco más.


Lo cierto es que si sudas mucho más que otras personas que conoces, incluso cuando no estás haciendo nada que provoque sudor, o la cantidad de sudor ha cambiado drásticamente de repente, o tu sudoración es excesiva hasta el punto en que interfiere en tu vida diaria, es posible que tengas hiperhidrosis.
¿De qué se trata? Generalmente, las glándulas sudoríparas hiperactivas en lugares como las axilas, las manos, los pies y la cara tienen la culpa. Pero si la sudoración ha terminado, la causa puede ser más temporal, como ciertos medicamentos, o incluso la menopausia.
El exceso de sudor también puede ser el resultado de otras afecciones médicas como la diabetes o un trastorno de ansiedad. Un estudio de 2004 estimó que aproximadamente el 3% de los adultos estadounidenses padece algún tipo de hiperhidrosis, aunque menos de la mitad han hablado con sus médicos al respecto.
Esto último es un pena, ya que aunque la causa de raíz a menudo no está del todo clara, los médicos son los primeros que probablemente recetarán un antitranspirante más potente, una solución tópica que taponará los conductos de sudor. Además, los medicamentos orales llamados anticolinérgicos funcionan bloqueando la acetilcolina del mensajero químico, evitando que el cuerpo indique la sudoración.
Para atacar con mayor precisión los puntos sudorosos, los médicos también pueden administrar el mismo fármaco a través de la iontoforesis, donde una corriente eléctrica ayuda a conducir la medicación directamente a la piel. De hecho, en ocasiones solo el uso de la corriente eléctrica parece hacer efecto.
¿Por qué? La medicina no lo tiene muy claro, pero es así. Incluso se sabe que la inyección local con botox también puede ayudar, ya que la misma acción paralizante que relaja los músculos faciales puede detener los nervios que provocan la sudoración.
Por último, hay cirugías que extirpan las glándulas o los nervios que las activan, pero son controvertidas y alteran permanentemente la capacidad para sudar. [SciShow]
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario