Joseíto Mateo: el rey del merengue deja gran legado en el mundo artístico Dominicano

El rey del merengue ha muerto. Joseito Mateo se marchó hoy luego de 98 años de pura música, ritmo y sabor, en un paseo por la vida lleno de reconocimientos, trabajos y muchos sacrificios.
Su deceso se produjo a las 11:45 de la mañana, según ha podido confirmar este diario.
José Rolando Ortíz, manager del artista, explicó que las complicaciones por leucemia, enfermedad que le fue diagnosticada el pasado mes de noviembre y su avanzada edad, fueron las complicaciones principales de su deceso.
"Me retiro cuando muera (...). No me retiraré yo, me van a retirar los años", había declarado entre risas el proclamado 'rey del merengue', quien sobrepasó los 80 años en la música.
En el año 2010 Joseito Mateo recibió el Premio a la Excelencia Musical de los Grammy Latino. Se constituyó en uno de los referentes fundamentales de la música popular dominicana.
Mateo permaneció ingresado varios días en el Hospital de las Fuerzas Armadas, donde fue tratado en Cuidados Intensivos.
Joseíto Mateo vivió varios años en Puerto Rico (1962), donde llegó para cantar en el Gran Combo, por la ausencia de Ismael Rivera a quien apresaron por tres años. Uno de los dueños del grupo le propuso llevarlo a vivir a Puerto Rico para relanzar el emblemático grupo de salsa.
José Tamárez Mateo (Joseíto),  encontró el amor por la música y el merengue “por obra y gracia del Espíritu Santo”, ya que, su primera inspiración en la música, fue su madre, siendo una cantautora. En ese momento, ella lo arrastraba hasta sus compromisos diarios, en la mayoría de los casos velatorios, donde cantaba.
Como el merenguero “más viejo”, que teníamos los dominicanos, (98 años), se mantuvo activo hasta casi sus últimos días. El año pasado promovió una salsa, género en el que incursionó en sus inicios musicales. Su partida en el día de ayer deja un gran pesar a la clase artística y a sus seguidores, porque el merengue está huérfano ya que ha muerto su Rey.

Alegre despedida a Joseíto Mateo


Lo atípico en una funeria es que la gente oiga música y baile. Pero si ese era el último deseo del fenecido había que complacerlo. Este hecho inaudito sucedió el sábado en la Blandino.
Como lo expresara en vida “El rey del merengue”, Joseíto Mateo, su pedido de ser recordado con alegría cuando llegara el momento de su partida, fue cumplido.
El último adiós del “Negrito del batey” reflejó la letra de su popular merengue titulado “Cuando yo me muera”, que cita: “Cuando yo me muera no me prendan vela, ¡ay! que las mujeres bailen y que los hombres beban...”.
A la salida del velorio en momentos en que trasladaban a Joseíto al cementerio Puerta del Cielo, donde el sábado recibió sepultura, la multitud comenzó a bailar con emoción y algarabía en las afueras de la funeraria.
Sus compañeros artistas fueron los primeros en marcar las pautas ante la solicitud del merenguero de “No estar tristes por su muerte”, ya que durante las honras fúnebres dedicaron canciones del reconocido cantante frente a su ataúd, interpretadas por Rubby Pérez, Fernando Villalona, Kaki Vargas y Adalgisa Pantaleón conjuntamente con los allí presentes.
Por otro lado, se mostraron indignados por no ser declarado duelo nacional el día en que partió Mateo, considerando que por tratarse de un artista de esta categoría debió ser así.
Luego, el presidente Danilo Medina ordenó bajo decreto 218-18 duelo oficial el domingo en todo el país por el fallecimiento de Mateo.  
MEMORIAS Y HONRAS FÚNEBRES
RECUERDOS. Todos los que conocieron al merenguero coinciden en que fue un artista dotado de mucho talento.
Además de considerarlo un ser humano humilde, buen amigo, buen padre y a nivel artístico lo definen como una digna representación de la música. Su cuerpo estuvo expuesto desde las 10 de la mañana del sábado en la Funeraria Blandino hasta las 3 de la tarde, donde acudieron amigos, familiares, artistas, medios de comunicación y fanáticos de su música.  

Joseíto Mateo, de Rey a leyenda del merengue


 “El diablo Mateo”, como por muchos años lo presentó su inseparable amigo, el comunicador Rafael Corporán de los Santos cada vez que iba a la televisión, tuvo una historia llena de emoción, de pasos importantes por escuelas musicales de diferentes países. Con su muerte, este viernes, a los 98 años, deja un valioso legado musical en el ritmo que identifica a todo un pueblo.
Su huella quedó plasmada en La Orquesta San José, La Sonora Matancera, El Gran Combo, en fin, su legado es y será siempre importante para las nuevas generaciones de artistas y merengueros que necesitan hoy de estímulos y motivación para continuar en esta carrera, en la que él supo cultivar muchos logros, representando nuestra música, símbolo de identidad de la dominicanidad por más de cinco décadas.
El inicio oficial de Joseíto Mateo en el canto se dio en la Orquesta San José cuando hicieron un llamado a cantantes para una prueba. El director era el cubano Julio Gutiérrez. “Él me preguntó lo que cantaría y le dije El Muñeco, una guaracha, que estaba de moda, él me miró y le dijo a los demás, pueden retirarse todos, me quedo con él (Joseíto)”, había contado a LISTÍN DIARIO, que en esa orquesta duró doce años.
Merenguero hasta la tambora
“Cuando estuve en la escuela de canto de la Voz Dominicana, mi maestro me dijo que para cantar se necesitaban tres cosas: voz, voz y voz. Después que tienes voz, entonces te pueden enseñar a cantar y vocalizar”, había declarado el merenguero que pisó Cuba en el año 1955 para luego cantar en la Sonora Matancera, ante la ausencia de Alberto Beltrán.
“Él dice que yo soy el rey, pero él es el que manda”, era una de las expresiones que usaba para referirse a su colega y “rival”  músical, Johnny Ventura, con quien siempre discutió la pertenencia del título de “Rey del merengue”. 
Y a propósito de esa discusión, en buena lid, que siempre existió (si él era el Rey o Johnny Ventura), es bueno señalar que fue en 1955 cuando Joseíto lo adoptó, a propósito de su primer disco, al que tituló de igual manera. Ese mismo año  realizó su primer viaje a Cuba, donde formó parte, junto a la fenecida cantante Celia Cruz, de la legendaria agrupación musical Sonora Matancera.
Joseíto dice es “talla única”
Entre sus éxitos más conocidos se encuentran “Cuando yo me muera”, “Feliciana” y “La chiva blanca”, además de “Merenguero hasta la tambora”.
Fue un artista versátil capaz de cantar diferentes géneros musicales, claro, sin dejar de lado el merengue, porque como buen Rey, era su símbolo distintivo fuera y dentro del país. 
Él pisó Hollywood y Acapulco, destinos reservados para turistas en aquellos momentos, (los años 50) allí dejó muchas anécdotas.
*El espacio Memoria y Cultura, del Centro Cultural de España compartió en You Tube la siguiente presentación artística:

Reacciones de los merengueros por la muerte de Joseíto Mateo


Los merengueros han realizado publicaciones expresando su sentir en las redes sociales por la muerte del “Rey del Merengue”


Artistas que se unen al dolor que embarga, no sólo a la familia de Joseíto Mateo, sino al pueblo dominicano por la muerte del “Rey del Merengue” han hecho público su sentir y tristeza por medio de mensajes compartidos en sus  cuentas de  Instagram.
Juan Luis Guerra expresó lo siguiente: “El cariño, respeto y admiración a don Joseíto Mateo lo heredé de mis padres. Era el artista dominicano preferido de la familia. En su voz escuché y bailé mi primer merengue, muy probablemente en brazos de mi madre. Honra a quien honor merece. El Señor lo reciba en su presencia en donde hay multitud de gozo”.
La reyna del merengue Milly Quezada: "Ya descansa quien en vida conociéramos y respetáramos al “Diablo Mateo” que de diablo no tenía nada en términos negativos y un extremado artista, dedicado totalmente a la exaltación del merengue, mucho antes de que lo hiciera la UNESCO, ya  Joseíto Mateo andaba por el mundo llevando la alegría, el sabor, el salero, la majestuosidad, la calidad de sus temas, nos dio cátedra  de lo que significaba el género musical que representaba con tanta dignidad, para el orgullo del pueblo dominicano, descansa en paz".   
De igual forma el “Negrito de Villa”, Sergio Vargas,  compartió el siguiente mensaje: “Recordaré el legado que nos dejaste a la generación que siguió tus pasos, querido rey Joseíto Mateo, Dios acoja tu alma. Descansa en paz, amén”.
“Hoy nuestra música está de luto, por la muerte de nuestro padre Joseíto Mateo. El señor te acoja en sus brazos. Esto no es un adiós, sino un hasta luego, paz a tu alma", fueron las palabras del merenguero Fernando Villalona.
Se sumó al sentir ante la pérdida del merenguero, Fefita la grande: “En paz descanse este grande de la Música  dominicana y del mundo,  paz a tus resto negrito de batey”.
"Nos sentimos tristes por esta partida, pero quiero decirles a todo el que se sienta dominicano que celebremos la vida del rey y que lo recordemos con alegría dice el cantante", escribió Jandy Ventura.
Otro que también siente profundamente la muerte del artista es José Virgilio Peña Suazo: “Su amor por la patria, su alegría y sobre todo su don de gente lo hizo grande entre los grandes. Hace meses cantamos un merengue juntos y me impresionó su sabor, su ritmo a pesar de su edad ya avanzada. Querido amigo que Dios te acoja en su santo seno”.
“Dios te ponga en el lugar que te mereces la gloria, en paz descanse querido y adorado “Rey Del merengue” con mucho pesar", expresó Héctor Acosta “El torito”. 
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario