¿Cómo evitar el consumo de productos de tabaco en jóvenes?

En la quinta edición de la Cumbre de Cigarrillos Electrónicos hubo un tema en común que reflejó la preocupación de la comunidad médica, la misma industria tabacalera, y sobre todo, las autoridades estatales: cómo hacer que los jóvenes no fumen.
Lynn Kozlowski, profesor del Departamento de Salud Comunitaria y Comportamiento de Salud de la Universidad de Búfalo en Estados Unidos, impartió la conferencia “Políticas de prevención y protección para el uso de cigarrillos electrónicos y tabaco en los jóvenes”, en la que apuntaba que la abstinencia es el primer esfuerzo oficial, pero no debería ser la única política a tomar en cuenta.
“No hay ninguna evidencia de que mantener a los jóvenes en la ignorancia o mal informados haga ningún bien.
La campaña ‘tolerancia cero, solo abstinencia’ es el enfoque políticamente impecable que se ha venido desarrollando para los jóvenes. Estamos bien convencidos de que practicar la abstinencia es la forma más segura de evitar el tabaco y la nicotina. Sin embargo, no puede ser la única opción”, enfatizó.
El experto en aspectos de comportamiento y política del consumo de tabaco lo explica de una manera más llana: “¿Hay siquiera un ejemplo de una actividad ‘solo para adultos’ (legal o ilegal) que algunos jóvenes no están haciendo? Según estadísticas, el sexo, el alcohol y cannabis (mariguana) tienen incluso más presencia en menores de edad que los mismos cigarrillos electrónicos. Por ponerlo más claro, hay evidencia científica que apunta a que la política de abstinencia sexual hasta el matrimonio no es totalmente eficaz para retrasar el inicio de las relaciones sexuales o para cambiar los comportamientos de riesgo sexual. Por tanto se han tomado medidas.
La educación sexual moderna e integral proporciona un modelo apropiado basado en la ciencia”.
PREVENCIÓN Y PROTECCIÓN
Al hacer esta comparación, Lynn Kozlowski entiende que la salud trata de prevenir el consumo de tabaco o nicotina por los jóvenes, pero es miope descuidar las diferentes políticas o las necesidades de aquellos jóvenes que ya están usando dichos productos.
El maestro de la conducta humana enfatiza que la psicología moral solo informa el poderoso deseo de prevenir cualquier contaminación de los jóvenes. Lo que hace que no se le comunique sobre las principales diferencias de cada producto, y dejando a muchos con la creencia de todos son iguales y tienen los mismos efectos.
La forma más eficiente de evadir el uso de los cigarrillos electrónicos en jóvenes es promover la abstinencia, pero también dejar que ellos conozcan el verdadero costo de lo que hacen y las decisiones que toman. “Al final ellos van a decidir por ellos mismos, tener información exacta puede influir en que tomen elecciones inteligentes. Vamos a dejar las respuestas emocionales y morales, y vamos al razonamiento. Los jóvenes necesitan saber los costos reales y muy diferentes de los distintos productos de tabaco o nicotina.
El mensaje es claro: todos los productos son nocivos, pero algunos son mucho más dañinos.
Fumar es mucho más perjudicial que vapear”, sostiene.
A la cuestionante de qué pasa con el pensamiento público de que tabaco sin humo o cigarrillo electrónico son tan nocivos como los cigarrillos, el profesor responde de manera contundente: “¡Está lejos de ser verdad y no es ético!, lo segundo es que muchos consumidores jóvenes ya usan más de un producto de tabaco, y por último, no hay evidencia de que mantener a los jóvenes ignorantes o desinformados avanza los objetivos de salud pública”.  
CAMPAÑA DE EDUCACIÓN DE LA FDA
El mediados del 2017, Scott Gottlieb, médico estadounidense que se desempeña como comisionado de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), anunció un plan integral para la regulación del tabaco y la nicotina, diseñado para modificar la trayectoria de las enfermedades y las muertes relacionadas con el consumo de tabaco. Dicha estrategia ubica la nicotina y al problema de la adicción en el centro y se concentra en reducir la dependencia a los cigarrillos combustibles y su consumo.
“Estos cigarrillos tradicionales, consumidos con el propósito original, acabarán con la mitad de los fumadores a largo plazo, lo que los hace responsables de la gran mayoría de muertes relacionadas con el tabaco, que el Director General informa un total superior a 480,000 cada año.
Al disminuir los niveles de nicotina en cigarrillos a niveles no adictivos, podríamos reducir la probabilidad de que las futuras generaciones se vuelvan adictas al cigarrillo y ayudar a que muchos fumadores adictos dejen el hábito”, expresó.
Ahora, al tomar en cuenta que más de  2millones de adolescentes estadounidenses consumen cigarrillos electrónicos en la actualidad, la campaña de prevención del tabaquismo en jóvenes de la FDA, “The Real Cost”, o el costo real en español, ha sido galardonada con dos premios Effie hasta la fecha, incluido un Effie de oro en 2015 en la categoría de educación y prevención de enfermedades y un Effie de bronce en 2017 en la categoría de mercadeo entre los jóvenes.
Esta iniciativa busca educar a adolescentes en riesgo acerca de los efectos nocivos del consumo de tabaco.
El objetivo es evitar que los jóvenes susceptibles al tabaco lo prueben y reducir el número de jóvenes que pasan de experimentar con el tabaco al consumo regular.
“The Real Cost”, lanzada en febrero de 2014, en un principio se enfocó en llegar a millones de jóvenes de 12 a 17 años abiertos a probar o que ya estaban experimentando con los cigarrillos. Un estudio respaldado por la FDA, y llevado a cabo por una compañía de investigación independiente, ha indicado que la exposición a esta campaña entre 2014 y 2016 ha prevenido el hábito de fumar en un estimado de 350,000 jóvenes de entre 11 y 18 años.
La finalidad es incluir publicidad sobre cigarrillos electrónicos y otros sistemas electrónicos de liberación de nicotina (ENDS). Los nuevos mensajes se enfocan especialmente en cómo la nicotina puede afectar al cerebro en desarrollo para que desee más nicotina. Esta es la primera vez que la FDA abordará, de manera explícita, el consumo de cigarrillos electrónicos entre los jóvenes a través de una campaña publicitaria.
El nuevo contenido de la campaña, como los anuncios de video y radio, comenzaron a aparecer el 23 de octubre en YouTube, Hulu y Spotify, así como también en el sitio web de la campaña. La FDA también planea lanzar una campaña a gran escala en 2018 que se enfoque en el consumo de cigarrillos electrónicos entre los jóvenes y otros ENDS.
El mes pasado, Gottlieb anunció un nuevo segmento dentro de este plan que va dirigido a los jóvenes y en particular al uso de los cigarrillos electrónicos.
“Pero a medida que trabajamos para evitar que los niños hagan la progresión mortal de la experimentación al consumo normal de cigarrillos, es imperativo que también nos aseguremos de que los niños y adolescentes no se enganchen a productos más novedosos de entrega de nicotina”.  
POSICIÓN DE LA INDUSTRIA: ¡NO ES PARA JÓVENES!
Gabriela Wurcel, vicepresidenta de Asuntos Corporativos para América Latina y el Caribe de Philip Morris International (PMI), una de las principales tabacaleras del mundo, señaló que la posición de PMI es clara y contundente.
“Los menores no deben tener acceso a productos ni de tabaco ni de nicotina.
Tenemos protocolos estrictos”, enfatiza sin titubeos.
Al referirse a uno de los cuatro productos de reducción de riesgos bajo la modalidad de “heat-not-burn”, es decir, calentar pero no quemar, que la empresa viene desarrollando desde hace más de una década, IQOS, hace la aclaración de que no son para nuevos fumadores y mucho menos para jóvenes.
“Nuestros productos sin humo son para fumadores que de no tener más alternativa seguirían fumando. Por eso trabajamos para evitar que estos productos sean atractivos para menores. Hacemos investigaciones desde que desarrollamos el producto y hasta que lo ponemos en el mercado para asegurarnos que ellos no sean nuestro público”.
Añade que lo positivo es que autoridades de países como el Reino Unido han evaluado que los productos sin humo no son atractivos para jóvenes sino para fumadores.
“Es fundamental tener las regulaciones para evitarlo y contar con una comunicación certera, que apunten los riesgos y beneficios. Hoy alguien que no fuma no tiene que iniciar con nuestro producto. No queremos hacer publicidad, queremos comunicarnos con los usuarios que nunca serán nuevos fumadores y mucho menos menores de edad”, concluyó Wurcel.  
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario