Cómo sobrevivir a un atropello, explicado por una especialista en escenas peligrosas de cine

Comienzas a cruzar una calle creyendo que no se aproximan coches, y de repente lo escuchas... Un auto se dirige directamente hacia ti, sus neumáticos chirrían mientras el conductor pisa los frenos con toda su fuerza. Tienes menos de un segundo para reaccionar y salvar tu vida. Esto es lo que debes hacer.
Antes de explicarlo, debes entender que tu posibilidad de supervivencia al ser atropellado depende en gran parte de la velocidad en la que se movía el coche. Si va muy rápido (a unos 70 kilómetros por hora o más) no tendrás tiempo de reaccionar, y la fuerza del impacto será muy fuerte como para que la estructura ósea de un ser humano pueda salir ileso. Dicho esto, no hay nada de malo en intentar esquivar un coche a toda velocidad que se dirige hacia ti.
El truco consiste en cuatro pasos: levantar, saltar, proteger y rodar. Lo más importante, según Tammie Baird, especialista de acrobacias y secuencias de acción en películas, es intentar subirse al capó del coche. De lo contrario, rebotarás en el parachoques y saldrás disparado a la carretera, donde aterrizarás con mucha fuerza en el asfalto y posiblemente te aplastarán. Entonces, lo que debes hacer es levantar la pierna más cercana al coche para que no tenga ningún peso sobre ella. Esto permitirá que te abalances sobre el coche, en vez de ser derribado, asegura Baird.

Una vez tengas la pierna levantada, es hora de saltar. Impúlsate con tu otra pierna para que tu trasera y tu cadera toquen el capó del coche antes que nada. A medida que ruedas sobre el capó, levanta tus brazos y tus manos para protegertu cabeza. Intenta extenderte al golpear el capó para reducir la fuerza del impacto.
Después, es hora de que ruedes. Debes estar preparado para que el impulso del coche te haga rodar por el parabrisas y por toda la parte superior del auto, o para rodar de regreso por el capó hasta la carretera porque el coche se detuvo. Sea cual sea la dirección que tomes, nunca dejes de proteger tu cabeza. En general, siempre recuerda: levantar, saltar, proteger y rodar.
Una vez dejes de moverte, levántate de inmediato si puedes. No debes permanecer en la carretera porque corres el riesgo de volver a ser atropellado. Pídele al conductor del coche que se quede exactamente donde está (recuerda apuntar su matrícula y toma fotos del coche), llama a la policía y reporta el incidente, y después ve de inmediato al hospital más cercano. Solo porque no sientas ningún dolor de inmediato no quiere decir que no estés herido.
No dejes que la adrenalina del momento te engañe. Hazte examinar por un médico.
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario