¡Adiós a la ropa deportiva maloliente!

Si eres un deportista activo o asistes regularmente al gimnasio probablemente has experimentado un fuerte mal olor proveniente de tu ropa una vez finalizas los entrenamientos. ¡Tranquilo! Esto no tiene que ver con tu higiene personal y, por supuesto, no eres el único al que le ha pasado.
La mayoría de las piezas deportivas posee telas con tecnologías avanzadas que, por lo general, requiere de mucho más cuidado y mantenimiento que la camiseta de algodón. No basta con comprar el mejor detergente o tener la lavadora más moderna, sino más bien seguir una serie de recomendaciones que garantizan sacar de una vez por todas las bacterias que se alojan en las telas y causan el mal olor.
Existen muchas alternativas sobre qué hacer y cuáles cosas evitar. Sin embargo, el primer paso y el más seguro es leer la etiqueta sobre el modo de lavado y secado que trae la pieza. Si esta viene descrita con símbolos, puedes utilizar una plataforma como Google para buscar su significado. Pero, si cortaste la etiqueta, como usualmente hago, quizás te sirvan algunas de las siguientes recomendaciones:

Remojo en vinagre blanco
El vinagre ayuda a desprender las bacterias de la tela y a eliminar el mal olor.
Mezcla una parte de vinagre blanco destilado con cuatro partes de agua fría y sumerge tu ropa de entrenamiento en ella durante15 ó 30 minutos antes de lavarla.
Si no vas a lavarla el mismo día, luego del remojo, enjuágala y deja que se seque antes de ponerla en el cesto de ropa sucia.
Otra forma de usar el vinagre es agregarlo en el proceso de lavado como parte de los detergentes.
Usar detergente neutro o especial para ropa deportiva
Aunque el instinto te diga que si está sucio y hediondo deberías lavarlo con mucho detergente, no es así.   Los químicos que contienen los productos de lavado que normalmente utilizamos, con el tiempo dañan las propiedades de los tejidos deportivos.
La mayoría de la ropa para entrenar está hecha de licras o telas elásticas que repelen el agua. Esta cualidad es excelente cuando estás realizando alguna actividad física, pero cuando se trata del lavado, hace que el sucio se quede encapsulado y evita que el agua penetre en ella.
Mientras menos detergente utilices es mejor.
Evita el suavizante
Cuando agregas suavizante a un tejido deportivo se crea una capa sobre las fibras que cubre el mal olor y las bacterias, lo que evita que las prendas se limpien completamente. Además, debilitan la elasticidad de las mismas.
Una sugerencia sería la de agregar vinagre blanco destilado en el compartimiento del suavizante en la lavadora.
No dejes la ropa sudada apilada en el piso
Probablemente te ha sucedido que llegas corriendo del gimnasio para irte a trabajar y dejas en el piso la ropa sudada que acabas de quitarte. Cuando haces esto ayudas a la formación y crecimiento de bacterias, lo cual a su vez hace que el mal olor sea aún más intenso. Si no tienes tiempo de lavarla, al menos cuélgala donde le de aire fresco.
Agua caliente
Las altas temperaturas en el agua ayudan a matar las bacterias. Si tienes la opción de ajustar la lavadora para que use agua caliente en el ciclo de lavado, aprovéchalo. 
Sécala al aire libre
El secado al aire libre es ideal, siempre y cuando tengas acceso a esta opción. De lo contrario, puedes utilizar la secadora a una temperatura media. En este caso, es importante tomar en cuenta los tejidos y sus instrucciones de secado. Algunas prendas requieren que se laven y se sequen con el lado interior hacia fuera, mientras que otras poseen detalles en malla transparente que no puede ser sometida a las altas temperaturas de una secadora.
Otra recomendación es tomar en cuenta los diseños impresos, ya que muchos son engomados y se derriten al contacto con el calor.
Las bacaterias
Las bacterias que causan el mal olor en la ropa deportiva pueden pasar a tu piel si no te cambias la ropa sudada por una fresca cuando terminas de entrenar.
No es nada placentero andar oliendo a vestidor de un equipo deportivo mientras realizas diligencias luego de ir al gimnasio. Por esta razón, si no puedes tomar un baño inmediatamente terminas de ejercitarte, te recomiendo quitarte toda esa ropa y ponerte una limpia.
Importante: 
Aunque estas instrucciones van dedicadas a la ropa deportiva, recuerda que tanto tus zapatillas de entrenar, como el bulto que siempre utilizas, deben ser lavados con regularidad.

Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario