43 aniversario de la muerte del periodista Orlando Martínez

Al despertar la mañana de este sábado 17 de marzo vino a mi recuerdo, el aniversario número 43 de la muerte de un periodistas que constituye un icono de honradez, ética y defensa de los mejores intereses dominicano; Orlado Martínez Howley.
El vil asesinato del periodista que dirigía la revista Ahora y trabajaba como columnista en el periódico El nacional, no fue un crimen más de los cometidos por el gobierno del doctor Joaquín Balaguer, en su funesto 12 años, de sangre, lagrimas y odios; éste constituyó un crimen contra la libertad de expresión y difusión, contra la prensa libre, contra la democracia.
Sentí frustración y algo de vergüenza cuando reviso vía internet, los principales periódicos, y sólo El Nacional trae una nota; que en seis párrafos recuerda; aquel trágico hecho, que hoy debiera ser recordado por todos los dominicanos y de forma muy especial, de quienes hemos hecho del periodismo nuestra profesión y una forma de aportar a la conciencia social.
El 17 de marzo de cada año debiera ser declarado día del periodismo libre e independiente, porque; pese a que el 5 de abril se celebra el día nacional de periodismo, esta nueva efemérides, tendría un fin conmemorativo, para reflexionar y autoevaluar de forma crítica, el ejercicio periodístico y de la comunicación en la República Dominicana y en el mundo, que tanta falta hace.
Hoy que la labor periodista y comunicacional ha sido desvirtuada y asaltada.
Desvirtuada para ser usada como mecanismo estratégico y de trabajo de los grupos politiqueros, corporaciones empresariales e industriales, narcotraficantes y otras denominaciones delincuenciales, que han visto en los medios una forma de legitimar, su dinero producto de los ilícitos y lavar su imagen, pero allí colocan, no sólo sus anuncios inaceptables, también y sobre todo sus bocinas nauseabundas.
Asaltada, por las mismas personas señaladas en el párrafo anterior y otros más, falsos periodistas, mercenarios, terroristas mediáticos, que aprovechan la falta de identidad y compromiso social de los dueños de los mass medias, para usarlo como arma letal, al servicio del chantaje, la extorsión y de las apetencias personales, de antisociales que se refugian en los medios y hacen de éstos, sus armas de guerras mortales y destructoras del honor y la honra, todo para lograr sus objetivos personales y de grupos. Recordemos el sacrificio y la sangre derramada por el periodista Orlando Martínez Howley, caído el 17 de marzo de 1975, quien apenas con 31 año de edad, prefirió una bala asesina que mancillo su rostro moreno, y segó su vida para siempre, pero no su legado ético. Loor.

Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario