Por cierto, si el vídeo no te parece lo bastante inquietante, tan solo advertir que intentar arrojarse a una corriente semejante es casi una muerte segura y nada agradable, ahogado en polvo y roca. Sobre estas líneas otro espectacular flujo granular que tuvo lugar el año pasado en Suiza. [StuffThe Landslide Blog]