Falcon Heavy ahora oficialmente el cohete más poderoso del mundo

SpaceX made history Tuesday afternoon by launching its first Falcon Heavy—and Elon Musk’s personal Tesla Roadster—into space, ushering in a new era for the aerospace company.
At 3:45 pm EDT, and with just 15 minutes left in today’s launch window, the Falcon Heavy thundered upwards from launchpad 39A at the Kennedy Space Center in Cape Canaveral, Florida, leaving a billowing trail of smoke behind it.





Thousands of onlookers cheered on as the rocket lifted off and drifted out of view. Cameras showed the “core” section of the rocket shedding its two Falcon 9 boosters approximately three minutes after lift off, both of which managed to make successful landings back on Earth. 

Following a flip maneuver, the late stage booster jettisoned its cargo, performing an atmospheric re-entry prior to its own vertical landing attempt on the barge, Of Course I Still Love You. The fate of the core is still not known.

In a tweet, SpaceX said the “second stage engine cutoff as planned,” with Elon Musk adding that the upper stage “will spend 5 hours getting zapped in Van Allen belts & then attempt final burn for Mars.”

More powerful rockets have been launched before, including the Saturn V rocket that was used during the Apollo missions, but the Falcon Heavy is now the most powerful operational rocket in the world. This beast can generate more than five million pounds of thrust at liftoff, and carry 141,000 pounds of cargo to low Earth orbit. SpaceX originally designed the rocket to carry humans into space, including potential missions to Mars, but Musk now says the Falcon Heavy will never involve human passengers—a task that will be delegated to a larger space-transportation system called the Big Falcon Rocket, or BFR, which is currently in development.

True to his word, SpaceX CEO Elon Musk shot his Tesla Roadster into space, along with a dummy named Starman behind the wheel. The car is headed towards an elliptical orbit that will see it drift in space for hundreds of millions of years. (a live view of Starman can be seen here)
It’s too early to know if everything went exactly as SpaceX planned, but given fears of an explosion or crash, today’s events must be considered a big success. The Elon Musk-led company can now prepare for future launches, including commercial contracts that could see a second launch in just a few months
Here’s the launch in its entirety.
Elon Musk lo ha vuelto a hacer. Después de años de retrasos, por fin su compañía espacial ha podido realizar el primer lanzamiento de un Falcon Heavy, su cohete más grande hasta la fecha, y la misión fue todo un éxito. La primera fase logró realizar el aterrizaje de dos de sus propulsores y la carga se encuentra rumbo a la órbita de Marte.
La idea de la misión era probar el sistema de propulsión triple del Heavy (que, en cierto modo, es equiparable a tres Falcon 9 en uno), incluyendo sus 27 motores. 
Según Musk, incluso si fallaran hasta seis de sus motores, el Heavy podría alcanzar órbita.
La misión fue todo un éxito, lo que ha sido una gran sorpresa. Incluso Musk aseguraba que lo más optimista que podía ser al respecto era hablando de una probabilidad de 50–50.
Al usar un cohete tan potente como el Falcon Heavy, SpaceX podrá poner en órbita cargas mucho más grandes y por un costo mucho menor que usar varias veces los Falcon 9. 
En general, cada lanzamiento de un Heavy tiene un costo de apenas unos 90 millones de dólares (en materia de viajes espaciales esto es muy poco), y mientras más baratos sean las misiones serán más asequibles, lo que supondrá un impulso a la economía y turismo espacial. Desde siempre este ha sido el plan de Musk.

Algunas imágenes de la misión:






Un día histórico en la nueva era espacial: SpaceX probará por primera vez el nuevo Falcon Heavy.

Desde 1973, cuando dejó de operar el Saturn V de las misiones Apolo, no se lanzaba un cohete tan potente en términos de capacidad de insertar carga en la órbita terrestre baja.

Según Elon Musk, hay un 50% de probabilidad de éxito y un 50% de que veamos una espectacular explosión.

Un coche rojo para un planeta rojo

Cuando el director ejecutivo de SpaceX, que también es el CEO de Tesla, anunció en Twitter que el primer lanzamiento del Falcon Heavy llevaría como carga un Tesla Roadster, muchos pensaron que se trataba de una broma. Al igual que cierto presidente, Elon Musk aprovecha las noches para tuitear excentricidades.
No solo resultó ser cierto, sino que el coche que el Falcon Heavy enviará al espacio será uno de los primeros que fabricó Tesla: el Roadster rojo de primera generación que Elon Musk se quedó para sí mismo. En la radio sonará en bucle la canción Space oddity, de David Bowie, y al volante irá Starman, un maniquí improvisado con el traje espacial que SpaceX diseñó para los futuros astronautas de la nave Dragon. La imagen parece sacada de una película de ciencia ficción:Si todo sale bien, el lanzamiento insertará el Tesla Roadster en una órbita cíclica entre la Tierra y Marte (“un coche rojo para un planeta rojo”, tuiteó Musk). El coche se alejará hasta 450 millones de kilómetros de la Tierra y se convertirá en el primer automóvil en llegar al espacio exterior, además del vehículo más rápido de la historia (la gente se pregunta si Tesla aprovechará la coyuntura para actualizar la velocidad punta del Roadster, lo cual sería bastante épico).
El coche eléctrico no es la primera carga extravagante que SpaceX enviará al espacio para probar uno de sus diseños. En el vuelo inaugural de la nave Dragon, la carga era una gigantesca rueda de queso (un chiste inspirado por un amigo de Elon Musk y los Monty Python). Con el Falcon Heavy, que es el nuevo cohete con mayor capacidad de carga en activo, han subido el nivel. El Roadster de primera generación pesa 1250 kg y mide casi cuatro metros de largo por dos de ancho.

Un 50-50

Si el lanzamiento y los tres aterrizajes son un éxito, esto es lo que veremos hoy:
Pero ¿qué probabilidad hay de que el lanzamiento sea un éxito? Según Elon Musk, un 50%. Como en los primeros intentos de aterrizaje del Falcon 9, hay altas posibilidades de que veamos una espectacular explosión en lugar de lo que sale en el video promocional de SpaceX. Es la primera vez que los ingenieros de la compañía volarán el Falcon Heavy, un triple cohete que lleva el equivalente en combustible a dos millones de kilos de TNT. Les preocupa especialmente que las etapas del cohete se doblen de formas inesperadas e impacten entre ellas.
“Hay muchas cosas que podrían salir mal”, explicó Musk a Ars Technica. “Una cantidad realmente tremenda. Me gusta enfatizar que las probabilidades de éxito no son muy altas. No lo quiero gafar, porque me siento superoptimista. Pero siento que ese optimismo no tiene fundamento. Siento que tenemos dos tercios de posibilidades de éxito, pero en realidad solo tenemos un 50-50”.
Si algo falla, habrá nuevas oportunidades (tan pronto como dentro de unos seis meses). El Falcon Heavy forma parte importante de la estrategia comercial de SpaceX. El cohete ha sido diseñado para llevar carga pesada a la órbita terrestre, a la Luna o a Marte. A corto plazo se usará para lanzar satélites comerciales o militares más pesados de lo normal, más tarde para llevar turistas a la Luna.
El lanzamiento de hoy lleva retrasándose varios años. Se presentó en 2011. Se dijo que estaría listo en 2013. Tras los accidentes de dos Falcon 9 en 2015 y 2016 se afirmó que despegaría este verano; más tarde, que lo haría en noviembre de 2017. Los motores han pasado sus primeras pruebas estáticas con éxito. Todo está listo para el despegue (o la espectacular explosión). 
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario