Algunos juegos y aplicaciones para Android están usando tu micrófono sin que lo sepas para espiarte. No obstante, no les interesa lo que dices o tus temas de conversación, sino qué programas de televisión y películas estás viendo. Esto, con el propósito de conocerte mejor para venderte publicidad.
Un nuevo estudio ha descubierto que más de 250 juegos para Android están escuchando lo que los usuarios ven en la televisión o escuchan en la radio para conocerlos mejor. Después de hacer el seguimiento, podrán ofrecer estos datos a compañías de publicidad para que te muestren anuncios. ¿Has notado que a veces te encuentras con publicidad relacionada a lo que ves en la TV? Esto podría tener que ver.
Estas aplicaciones, según reporta el NYT, están disponibles directamente en Google Play Store y utilizan un software de seguimiento en específico desarrollado por una compañía llamada Alphonso. Aunque Android exige que las apps soliciten permiso para usar las funciones del móvil, estas apps no dejan claro para qué usarán el micrófono.
Algunas de estas apps incluso siguen escuchando al usuario cuando no está usando la aplicación, sino que esta se encuentra en segundo plano.




Imagen: NYT.

En muchos casos las apps solicitan permiso para usar el micrófono del móvil y la única forma de saber para qué lo necesitan es explorar en la web del desarrollador, la página de la app en Google Play o escondido en las opciones de la misma aplicación. Al usuario otorgar permiso a la app, técnicamente esta no está haciendo nada ilegal. El problema, para los desarrolladores, es no aclarar qué hará la app con el acceso al micrófono.
Esta clase de prácticas son penalizadas en gran parte del mundo, incluyendo en los Estados Unidos. En este país la Comisión Federal de Comercio exige que se especifique para qué solicitan estos permisos las aplicaciones, y cómo usarán la información obtenida. Explicarlo en la descripción de un vídeo de YouTube, por ejemplo, no es válido dado que muy pocas personas llegarán a leerlo.
Este problema ha sido destapado en Android, pero dado que algunas de estas aplicaciones también están disponibles en la App Store nada quita que lo mismo esté sucediendo en iOS. En general, es recomendable tener mucho cuidado con los permisos que se le otorgan a las apps. [NYT vía Verge]