Neoen tiene el control de los restantes 30MW / 90MWh, con los que pueden optar por comercializarlos en el mercado mayorista. Según las cifras proporcionadas por Renew Economy, Neoen pudo vender electricidad a alrededor de 14.000 AUD por MWh el 18 y 19 de enero, y apenas pagó nada para generar electricidad.
Es un claro ejemplo de lo que posiblemente está por venir. Australia del Sur ha tenido todo tipo de problemas de energía en los últimos años. Una combinación dada por el envejecimiento de las plantas de carbón, las temperaturas extremadamente cálidas y la inconsistencia de las energías renovables como la solar y la eólica, lo que ha provocado un alza en los precios de la energía y frecuentes apagones.
El sistema de baterías de Neoen prueba con eficacia que el diseño de Tesla es una solución eficiente, confiable y rentable para los problemas energéticos de la región. Unos sistemas que podrían inspirar a otros países a emprender proyectos similares con estas batería, especialmente si los precios de la energía renovable siguen cayendo, aunque no ocurre en todos los países. [Futurism]