Frases de Donald Trump ante el Congreso de Estados Unidos que importan a América Latina


Sin mencionar a América Latina ni una vez, el presidente estadounidense Donald Trump pronunció un discurso ante el Congreso de su país cargado de referencias a temas calientes para la región, desde la migración hasta el muro con México.
En su primer mensaje presidencial sobre el Estado de la Unión, el mandatario propuso incrementar el gasto de seguridad en la frontera sur de EE.UU. y restringir políticas migratorias a cambio de otorgar la ciudadanía a inmigrantes indocumentados que fueron traídos al país siendo menores.
Esos inmigrantes, que según Trump suman 1,8 millones, provienen mayoritariamente de países latinoamericanos y su futuro es parte de un intenso pulso entre congresistas republicanos y demócratas.
En su mensaje ante ambas cámaras del Congreso, una tradición de cada año en EE.UU., el presidente pidió unidad para tratar este tema pero a la vez formuló comentarios polémicos que vinculan a la inmigración con la inseguridad o la delincuencia.
Habló además de la pandilla Mara Salvatrucha o MS-13, de atraer plantas industriales desde México y calificó de "dictaduras" a los gobiernos de Cuba y Venezuela.
A continuación, cinco frases del discurso de unos 80 minutos de Trump que importan especialmente a América Latina:

1. "El primer pilar de nuestro marco ofrece generosamente un camino hacia la ciudadanía para 1,8 millones de inmigrantes ilegales"

Con esa frase, Trump comenzó a plantear al Congreso su plan para una reforma migratoria, que ofrezca una solución para los denominados dreamers o "soñadores" traídos a EE.UU. siendo niños.



Manifestación de "dreamers"Derechos de autor de la imagen
Image captionSegún Trump, 700.000 "dreamers" se beneficiarían de su reforma migratoria.

Ese camino a la ciudadanía podría llevar más de una década e incluiría a los cerca de 700.000 jóvenes que se inscribieron en un programa del expresidente Barack Obama para protegerse de la deportación, el cual fue terminado por Trump en octubre.
Por tratarse de un presidente que hizo campaña prometiendo mano dura con los inmigrantes indocumentados y aludió a los latinos de forma despectiva, el planteamiento de Trump es visto por algunos como un llamado al acuerdo.
"Va a ser controvertido, pero está ofreciendo un compromiso, intenta ser bipartidista y llegar más allá de su electorado", dice Joshua Sandman, un experto sobre la presidencia de EE.UU. en la Universidad de New Haven, a BBC Mundo.

2. "El segundo pilar asegura completamente la frontera. Eso significa construir un muro en la frontera sur"

Esta es la parte en la cual Trump dijo lo que quiere como contrapartida en su plan migratorio: construir un polémico muro a lo largo de la frontera con México, aumentar la vigilancia en la zona y cambiar prioridades en migración.



Prototipos para el muro en la frontera con MéxicoDerechos de autor de la imagen
Image captionUn muro en la frontera con México sigue siendo uno de los principales pilares del gobierno de Trump.

Esos cambios incluirían el final de la lotería de visas que EE.UU. realiza para dar residencia a ciudadanos de todo el mundo y restringir el tipo de familiares que un inmigrante puede traer al país.
El objetivo de Trump es priorizar la entrada de extranjeros más calificados y cerrar el paso a quienes llegan al país sin papeles, a través de la frontera con México.
También ha terminado las protecciones temporales que tenían cientos de miles de inmigrantes de El Salvador y Haití, a los que en una reunión reciente aludió como "países de mierda" según informaron medios locales.
Defensores de los inmigrantes latinos creen que la estrategia que el mandatario anunció en el Congreso dividiría familias enteras en caso de ser aprobada.
"Está tratando de usar una pieza de inmigración, que es el alivio para los dreamers, que más 80% de los estadounidenses apoyan incluidos los republicanos, para avanzar en una prohibición para las familias", dice a BBC Mundo Clarissa Martínez, vicepresidenta adjunta de UnidosUs (otrora Consejo Nacional de la Raza, la mayor organización defensora de los latinos en EE.UU.).

3. "Llamo al Congreso a que cierre finalmente las fisuras mortales que han permitido a MS-13 y otros criminales entrar a nuestro país"

Trump volvió a aludir a la pandilla MS-13, integrada en EE.UU. por inmigrantes salvadoreños y de otros países centroamericanos o descendientes de ellos, como parte del problema fronterizo y de seguridad.
De hecho, entre los invitados para asistir a su discurso en el Congreso estuvieron dos parejas de padres cuyas hijas adolescentes fueron asesinadas por miembros de la MS-13 en un suburbio de Nueva York, según las autoridades.
Cuando Trump aludió a ellos, las cámaras los enfocaron llorando.



Los padres de las víctimas de la Mara Salvatrucha lloran durante el discurso de TrumpDerechos de autor de la imagen
Image captionLos padres de las víctimas de la Mara Salvatrucha invitados al recinto no pudieron contener las lágrimas.

Esto también evocó la estrategia que Trump mostró desde la campaña, de asociar a los inmigrantes sin papeles con la criminalidad y las drogas, algo que molestó en su momento a gobiernos latinoamericanos y carece de respaldado en datos.
Algunos estudios señalan incluso que los inmigrantes en EE.UU. cometen menos delitos que aquellos que nacen en el país.
"Cuando hubo referencias en particular a los más vulnerables de nuestra comunidad, que son los inmigrantes, el presidente usó todas sus referencias para demonizar a la comunidad inmigrante", sostiene Martínez.

4. "Chrysler está trasladando una importante planta de México a Michigan"

Trump usó esta frase para intentar mostrar que sus políticas económicas, impositivas y comerciales están dando resultados, haciendo que empresas como ese fabricante de autos inviertan más en EE.UU.
Sin embargo, notaron algunos medios estadounidenses de inmediato, la inversión de Chrysler en Michigan ya estaba prevista antes de su elección y la empresa mantiene varias plantas en México.



Planta de Chrysler en MéxicoDerechos de autor de la imagen
Image captionChrysler todavía mantiene varias plantas en México.

Este comentario de Trump ocurre en medio de la incertidumbre que genera la renegociación que él mismo ordenó del tratado de libre comercio que su país tiene con México y Canadá, conocido como TLCAN por sus siglas en español, NAFTA en inglés.
Antes de que el mandatario se dirigiera al Congreso, un grupo de 36 senadores de su propio Partido Republicano le pidieron en una carta que evite salirse del NAFTA, que sostiene 14 millones de empleos solo en EE.UU., y lo modernice.
Trump no aludió a la renegociación del NAFTA en su discurso, pero sí habló en general de su voluntad de "arreglar malos acuerdos comerciales y negociar nuevos".
"La era de la rendición económica ha terminado", sostuvo. "A partir de ahora, esperamos que las relaciones comerciales sean justas y recíprocas".

5. "Mi administración también ha impuesto severas sanciones a las dictaduras comunistas y socialistas en Cuba y Venezuela"

Esta frase de Trump también generó aplausos de los republicanos en el Capitolio.
Trump lo dijo justo cuando su secretario de Estado, Rex Tillerson, se apresta a embarcarse el jueves en una gira por América Latina donde la crisis de Venezuela será un tema clave en su agenda.



El secretario de Estado de EE.UU. , Rex Tillerson (der.)Derechos de autor de la imagen
Image captionEl secretario de Estado de EE.UU. , Rex Tillerson (der.) irá de gira por cinco países del continente.

Un alto funcionario del Departamento de Estado adelantó esta semana que en esa gira por México, Argentina, Perú, Colombia y Jamaica esperan discutir con aliados de EE.UU. cómo presionar al gobierno venezolano de Nicolás Maduro para que "vuelva el orden democrático" en el país.
Sin embargo, evitó precisar si Washington está abierto a considerar un embargo petrolero a Venezuela, como han sugerido el presidente argentino, Mauricio Macri, y el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.
Lo que sí anticipó el funcionario es que la transición de poder que se aguarda en Cuba este año, cuando el presidente Raúl Castro deje el cargo en abril, será otro de los temas que Tillerson espera tratar en las distintas escalas de su gira.
En su primer discurso sobre el Estado de la Unión, el presidente de EEUU instó a buscar "la unidad para cumplir con las personas que nos eligieron", destacó los logros de su gobierno en la economía y pidió a los demócratas un acuerdo sobre la reforma migratoria


El presidente de Estados Unidos, Donald Trump formuló este martes su primer un discurso sobre el "estado de la Unión", en el que defenderá los logros de su primer año de gobierno y definirá sus prioridades para 2018.

(El ingreso de Trump en el Congreso) El mandatario comenzó recordando su primer discurso frente al Congreso del año pasado, en el que "una nueva ola de optimismo ya barría al país".

Luego rindió homenaje a los actos de heroísmo estadounidenses, recordando a aquellos que salvaron las víctimas de las inundaciones y refiriéndose a la mortífera masacre de Stephen Paddock, en la que todas "las personas que no se conocían mientras se protegían mutuamente de las balas en el strip de Las Vegas".

"Hemos afrontado retos que esperábamos, y otros que no podríamos haber imaginado nunca. Hemos compartido las mieles de la victoria y los dolores del sufrimiento.

Hemos soportado inundaciones, incendios y tormentas.

Pero a través de todo, hemos visto la belleza del alma de EE.UU., y el acero en la espina dorsal de EE.UU.", alegó. Posteriormente, el mandatario llamó a republicanos y demócratas a "dejar de lado sus diferencias"


"Esta noche, hago un llamamiento a todos nosotros para que dejemos juntos nuestras diferencias y busquemos la unidad para cumplir con las personas que nos eligieron para que les sirviéramos", afirmó.

Economía El presidente de Estados Unidos presumió de la buena marcha de la economía y de su reforma fiscal para asegurar que su país está viviendo "un nuevo momento americano" y juntos, todos los ciudadanos, pueden "lograr cualquier cosa". "Este es nuestro nuevo momento estadounidense.

Nunca ha habido un mejor momento para comenzar a vivir el sueño estadounidense", dijo el presidente ante ambas Cámaras del Congreso.

El mandatario comenzó luego a enumerar los logros de su gobierno: argumentó que su país se encuentra en un estado "fuerte" porque su pueblo también lo es, y que su Gobierno está construyendo una nación "segura, fuerte y orgullosa".


"Comencemos esta noche reconociendo que el estado de nuestra Unión es fuerte porque nuestro pueblo es fuerte", dijo Trump.

Desde la elección creamos 2,4 millones de nuevos puestos de trabajo, incluidos 200 mil nuevos trabajos en el sector manufacturero", aseguró. "Después de años de estancamiento de los salarios, estamos finalmente viendo salarios que suben".


(Trump sobre los empleos)

Asimismo destacó que el desempleo entre la comunidad afroamericana está a niveles históricamente bajos, así como el de los hispanos, algo de los que se dijo "especialmente orgulloso". También mencionó la adopción de la reforma impositiva. "El recorte masivo de impuestos beneficiará a la clase trabajadora y los pequeños negocios", aseguró.

El presidente de los Estados Unidos cifró además en tres millones los trabajadores que recibieron pagas extras gracias al recorte fiscal."Si trabajas duro, si crees en ti mismo y crees que puedes conseguirlo, juntos lo lograremos".

Comercio e infraestructuras El presidente prometió que se ha acabado la era en la que Estados Unidos quedaba "sometido" económicamente por otros países, y que trabajará para "arreglar malos acuerdos comerciales y negociar otros nuevos".

"La era de sometimiento económico (de EEUU) se ha acabado por completo", dijo Trump en su discurso sobre el Estado de la Unión. También prometió relanzar un gran plan de de infraestructuras y anunció a tal fin un plan de inversiones por 1,5 billón de dólares.

"Los Estados Unidos son un país de constructores", dijo. "Construimos el edificio Empire State en sólo un año: ¿no es una vergüenza que ahora se pueda tardar diez años solo para conseguir la aprobación de un proyecto para hacer un simple camino?".

Trump también prometió que impulsará una reforma de las prisiones para facilitar la reinserción de los ex convictos, aunque no dio más detalles sobre sus planes al respecto.

"Este año nos embarcaremos en la tarea de reformar nuestras prisiones para ayudar a que los ex prisioneros que han cumplido su sentencia obtengan una segunda oportunidad", dijo. Inmigración
Por otra parte, afirmó que su propuesta de inmigración es "un acuerdo justo, donde nadie obtiene todo lo que quiere". La iniciativa de Trump sobre la inmigración incluye cuatro pilares. El primero ofrece un plan para regularizar a 1,8 millones de inmigrantes.

El segundo es "asegurar del todo" la frontera con México con la construcción del muro y la contratación de más agentes fronterizos y migratorios, que calificó de "héroes".

El tercero, acabar con la loterías de visados.

"Es hora de comenzar a avanzar hacia un sistema de inmigración basado en el mérito, que admita a personas que estén capacitadas, quieran trabajar, contribuyan a la sociedad y amen y respeten nuestro país", dijo Trump.

El cuarto, se refiere a reunificación familiar para concentrarla en los miembros directos. "Unámonos, dejemos a un lado las políticas, para finalmente conseguir hacer el trabajo", dijo Trump en un llamado a legisladores demócratas y republicanos a trabajar juntos. 

Política exterior y lucha al terrorismo Rusia y China son una amenaza a la economía y los valores de Estados Unidos, aseguró el presidente Donald Trump. "En todo el mundo enfrentamos a regímenes sin control, grupos terroristas, y rivales como China y Rusia que amenazan nuestros intereses, nuestra economía y nuestros valores", expresó el mandatario ante las dos cámaras del Congreso.

El presidente también se refirió a la lucha al terrorismo. Admitió que queda "mucho trabajo por hacer" en la lucha contra el Estado Islámico (EI), y pidió al Congreso que asegure que su Gobierno tiene "todo el poder necesario" para detener a esos terroristas y a los de Al Qaeda.

"Estoy orgulloso de informar de que la coalición para derrotar al EI ha liberado casi el 100 % del territorio que una vez controlaron estos asesinos en Irak y Siria.

Pero queda mucho más trabajo por hacer. Seguiremos luchando hasta que el EI sea derrotado", dijo Trump en su discurso sobre el Estado de la Unión.

Además, anunció que ha firmado una orden ejecutiva para mantener abierta la cárcel de la base militar de Guantánamo (Cuba).

También pidió al Congreso de su país asegurar que solo los "amigos" de EEUU se benefician de su asistencia financiera, como represalia por la votación en la Asamblea General de la ONU contra su decisión de reconocer a Jerusalén como capital de Israel.

Además celebró que la presencia militar de Estados Unidos en Afganistán ya no esté limitada por "plazos artificiales" y sea ahora indefinida, debido a la nueva estrategia hacia ese país que anunció en agosto pasado. Cuba y Venezuela Donald Trump presumió de haber impuesto "duras sanciones" a las "dictaduras" de Cuba y Venezuela, dentro de la porción dedicada a la política exterior de su discurso sobre el Estado de la Unión ante el Congreso estadounidense.


"Mi Gobierno también ha impuesto duras sanciones a las dictaduras comunistas y socialistas de Cuba y Venezuela", afirmó Trump.

Corea del Norte e Irán Con respecto a la amenaza del régimen de Kim Jong-un, Donald Trump advirtió que los misiles de Corea del Norte podrían amenazar "muy pronto" el territorio estadounidense, y que él responderá con una "presión máxima", y no con "complacencia" ante esa situación.

"Las experiencias pasadas demuestran que la complacencia y las concesiones solo incitan a la agresión y la provocación. No repetiré los errores de los gobiernos anteriores (de EEUU) que nos han llevado a esta peligrosa situación", dijo.

También apoyó a los iraníes que protestaron recientemente contra el régimen persa.

"Cuando el pueblo de Irán se levanta contra los crímenes de su corrupta dictadura, no me quedé callado", dijo el mandatario, en una crítica implícita a la cautelosa respuesta de su predecesor Barack Obama a las protestas de 2009.

"Estados Unidos está junto al pueblo de Irán en su valiente lucha por la libertad", afirmó, generando el aplauso de los presentes.

Finalmente, el presidente concluyó su discurso celebrando el "monumento" del Capitolio y instó a los congresistas a no olvidar que es la gente la qué hace "América grande".

"Mientras estemos orgullosos de quienes somos y por lo que luchamos, no hay nada que no podamos lograr", aseveró. "Mientras tengamos confianza en nuestros valores, fe en nuestros ciudadanos y creamos en Dios, nunca fracasaremos".
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario