La conmovedora fortaleza de una bebé que nació con el corazón fuera del pecho

Vanellope Hope Wilkins no tenía esternón y nació hace tres semanas por cesárea.
La pequeña ha pasado por tres operaciones para ponerle el corazón en su lugar dentro del pecho.
Su condición, ectopia cordis, es extremadamente rara, con unos pocos casos en un millón de nacimientos, la mayoría de los cuales mueren dentro del útero.
Los médicos del Hospital Glenfield de Leicester, en Inglaterra, dicen que no se conoce ningún otro caso en Reino Unido en el que un bebé con ectopia cordis haya sobrevivido.
Sus padres, Naomi Findlay y Dean Wilkins dicen que Vanellope es una “verdadera luchadora”.
Vanellope Hope Wilkins nació el 22 de noviembre mediante cesárea, después que los doctores notaran en varias ecografías que tenía una rara condición llamada 'ectopia cordis'.
En Nottingham Reino Uniodo nació el bebé de prematuro al cual no le pronosticaban que sobreviviría, pues habían detectado que su corazón y parte de su estómago estaban creciendo fuera de su cuerpo, una malformación genética conocida como ectapia cordis.
El tratamiento tan particular de la pequeña requirió de cincuenta profesionales de la salud y un equipamiento médico especializado.
El día del parto, la madre de la bebé, Naomi Findlay, de 31 años, fue trasladada a quirófano, donde la esperaban cuatro equipos de especialistas, formados por doctores, matronas, enfermeras y sanitarios. Al llegar al mundo, la introdujeron en una bolsa de plástico esterilizada para luego insertarle un tubo de respiración y goteros y anestesiarla. En esta ocasión, se le abrió un poco más el pecho para brindarle al corazón más espacio para encajar. Su nacimiento debió ser inducido debido a que padece una rara condición que hizo que tuviera el corazón fuera del cuerpo.
Si bien las operaciones salieron bien los médicos consideran que aún tiene por delante un largo camino en el cual el riesgo principal son las infecciones.
La bebé aun necesita la ayuda de un respirador artificial para poder sobrevivir por lo que el siguiente paso sería ayudarla a estabilizar su situación para que sea posible desconectarla de dicho dispositivo. Pero a las nueve semanas de embarazo, los médicos les dijeron que algo no estaba bien y debían abortar.
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario