El impresionante nuevo Roadster: velocidad de vértigo y 1.000 km de autonomía

Aunque el evento estaba destinado a presentar las bondades del primer camión eléctrico de la compañía, Tesla cambió el guión por completo de los espectadores con el anuncio del nuevo Roadster. El bólido, todavía un prototipo, será un deportivo eléctrico con 1.000 kilómetros de autonomía.
En realidad, estamos ante lo que será la nueva versión de su coche deportivo, el “automóvil de producción más rápido que se haya fabricado”, según Musk, con la capacidad de pasar de 0 a 100 en tan solo 1,9 segundos, y de ir más allá de los 150 kilómetros en poco más de 4 segundos.
Más datos. El nuevo Roadster es un cuatro plazas (2 + 2) y tendrá una autonomía de 1.000 kilómetros en una sola carga. Si lo comparamos con el Tesla 3 supone prácticamente el doble (este último con 400 kilómetros la carga). Si los plazos se cumplen, los primeros modelos de producción estarían listos para el año 2020, es decir, la casa se ha marcado algo menos de tres años.
Sin embargo, y si la presentación te ha convencido, Elon Musk ha confirmado la posibilidad de reservar una de las primeras unidades desde 50 mil dólares.

Juro que intento no idolatrar a Elon Musk por una cuestión deontológica, pero a veces me resulta muy difícil. A lo que voy. El director ejecutivo de SpaceX, que resulta ser también el CEO de Tesla, anunció anoche en su cuenta de Twitter que el primer lanzamiento del Falcon Heavy llevará como carga un Tesla Roadster.

Y no cualquier Roadster: será uno de los primeros coches que fabricó Tesla, el Roadster rojo de primera generación que Elon Musk se quedó para sí mismo. El lanzamiento está programado para enero, y el deseo de Musk es que en el coche suene la canción Space Oddity de David Bowie (que parece una elección adecuada tanto si el Falcon Heavy explota en mil pedazos durante el proceso como si no).
Pero hay más: el lanzamiento tendrá como objetivo enviar el cohete a la órbita de Marte (“un coche rojo para un planeta rojo”, dice Musk) para después pasar mil millones de años en el espacio profundo. Por lo que el Tesla Roadster, un vehículo eléctrico, podría convertirse en el primer automóvil en llegar al espacio exterior y a un planeta (cómete esa, industria de los coches de combustión).
Está previsto que lancemos el Falcon Heavy el mes que viene desde la plataforma de lanzamiento del Apolo 11 en Cabo Cañaveral. Tendrá el doble de potencia que el siguiente cohete más grande. Garantizo que va ser emocionante, de un modo o de otro.

La carga será mi Tesla Roadster midnight cherry reproduciendo la canción Space Oddity. El destino es la órbita de Marte. Estará en el espacio profundo mil millones de años o así, si no explota durante el ascenso.
Ahora pongámoslo todo en perspectiva. ¿Qué es el Falcon Heavy? Es un cohete diseñado para llevar carga pesada a la órbita terrestre, a la Luna o a Marte, cuya primera etapa consiste más o menos en tres Falcon 9 atados con alambre. Cuenta con 27 motores Merlin 1D de querseno que, en conjunto, producen una fuerza de empuje de 5,1 millones de libras (o 22 mil kilonewtons).
SpaceX tiene grandes planes para el Falcon Heavy, como lanzar satélites comerciales o militares más pesados, llevar a dos turistas a la Luna o hacer que todas sus etapas vuelvan solitas a la Tierra para ahorrar costes. Pero lo cierto es que el lanzamiento del cohete lleva retrasándose varios años. Se presentó en 2011. Se dijo que estaría listo en 2013. Tras los accidentes de dos Falcon 9 en 2015 y 2016 se afirmó que despegaría este verano; más tarde, que lo haría en noviembre de 2017. Ahora dice Musk que será en enero. 
Al menos sabemos que los motores han pasado sus primeras pruebas estáticas con éxito.
En cuanto al Tesla Roadster de primera generación: es el primer vehículo de Tesla, pesa 1250 kg y mide casi cuatro metros de largo por dos de ancho. Pero no es la primera carga excéntrica que SpaceX envía al espacio. En el vuelo inaugural de la nave Dragon, la carga era una gigantesca rueda de queso (un chiste inspirado por un amigo de Musk y los Monty Python).
El año pasado, el ingeniero de Engineering Explained Jason Fenske aseguraba que, con la tecnología actual, era imposible acelerar de 0 a 100 en menos de unos 2,05 segundos.
El nuevo Tesla Roadster lo ha rebajado en 1,9 segundos. ¿Cómo es posible?
El propio Fenske ajusta su cálculo y ofrece una explicación.
Vaya por delante que, según un investigador de baterías, lo que Tesla afirma sobre su Roadster es perfectamente posible porque hay en juego unos cuantos factores que pueden colaborar. 
El principal que puede hacer posible semejante aceleración es el de los neumáticos.


Fenske admite que el primer cálculo era erróneo porque para hacerlo había usado la distancia de frenado de un Corvette. La razón es que el Corvette tiene la menor distancia de frenado, y ello era muy buen indicador de la máxia velocidad angular de la rueda antes de que pierda agarre.
Sin embargo, y como apunta en este nuevo vídeo, los frenos ABS hidráulicos no aplican la máxima cantidad de presión para mantenerse fuera del rango de bloqueo de las ruedas. Además, un motor eléctrico como el del Roadster puede valerse de un sistema electrónico de tracción para acercarse aún más a este límite de agarre.
Para hacerse una idea del rendimiento de los neumáticos o cauchos de gama más alta, Fenske se fija en los radiales Nitto del Dodge Demon, que alcanza los 50 kilómetros por hora en solo un segundo. Si esos neumáticos permiten ese tipo de aceleración de manera consistente es que es posible rebajar la marca de los dos segundos para alcanzar 100kmh. Especialmente si Tesla trabaja con Michelin como Dodge lo hizo con Nitto para desarrollar neumáticos específicos.
El Dodge Demon pasa de 0 a 100 en 2,3 segundos. Es uno de los coches de producción más rápidos, pero este automóvil no tiene motores en las ruedas como el Roadster. 
Quizá eso, combinado con los neumáticos a medida sea suficiente.
Fenske matiza que ninguna de las afirmaciones que Tesla hizo al presentar el Roadster han sido comprobadas por laboratorios independientes aún. Nos faltan demasiados datos para darlas por buenas. El vídeo de Engineering Explainedhace las preguntas correctas. Ahora es el turno de Tesla de responderlas o demostrar que sus afiormaciones son ciertas. [vía Engineering Explained]
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario