Esto es lo pasará con los 500.000 vehículos que quedaron inundados tras el huracán Harvey


Se estima que hasta medio millón de automóviles quedaron dañados por las inundaciones causadas por el huracán Harvey a lo largo de la costa del Golfo de Texas.

Muchas personas se preguntan qué pasará ahora con esos coches y, aunque algunos crean que van a ser arrastrados directamente al desguace, el proceso de recuperación de esos vehículos es mucho más complejo.
Los esfuerzos de limpieza ya han comenzado y los ajustadores de seguros, los conductores de camiones y los agentes de subastas ya trabajan in situ en el procesamiento de esos vehículos.
Vamos a ver en detalle el proceso y cómo llegarán todos esos coches de la calle a sus destinos finales.








Uno de los coches a subasta tras la tormenta

Comenzaremos con los coches que cuentan con seguro a todo riesgo, ya que la mayoría seguirá un camino similar. Una vez que los propietarios informen a las compañías de seguros de que sus automóviles han sufrido daños por inundación, estas enviarán a los ajustadores a inspeccionar los vehículos en el orden en que han llegado.
Las aseguradoras tienen planes de contingencia para grandes desastres como el huracán Harvey y fueron capaces de ponerlos en práctica tan pronto como este tocó tierra. La mayoría de las aseguradoras estaban reuniendo equipos móviles de ajustadores desde el 27 de agosto y muchas establecieron centros móviles de reclamaciones en cuanto la zona se volvió a considerar segura.
Dado que hay tantos vehículos afectados, los ajustadores los procesarán en lote y en su mayoría verificando que se trata del vehículo correcto y anotando el alcance del daño para ver si puede ser reparado o si se declarará siniestro total. Una vez que los vehículos son declarados siniestro total, se transfieren a un lugar de subastas subcontratado.





Generalmente, el transporte es gestionado por compañías locales subcontratadas de camiones grúa, pero debido a la gran cantidad de coches que necesitan ser transportados, esta vez están acudiendo conductores de grúas de todo el país para ayudar en la retirada.
Una vez que los vehículos son recogidos, van a parar a un descampado administrado por una de las dos grandes compañías de subastas de coches siniestrados, Copart o Insurance Auto Auctions.
Ambas casas de subastas tienen varios terrenos en los alrededores de Houston, pero se están llenando muy rápido debido a la gran cantidad de coches que necesitan ser subastados, por lo que están arrendando el espacio de los negocios locales para almacenar los coches hasta que puedan ser subastados. Copart ha firmado un contrato con la Royal Purple Raceway de Baytown, Texas, para almacenar coches y esta ha anunciado que la pista de drag permanecerá cerrada hasta finales de año debido a la enorme cantidad de coches que tendrán que ser almacenados allí. IAA se ha instalado en ubicación similar fuera de un parque industrial cerca de la autopista 90, al noreste de Houston.
Cada una de las compañías ha recogido ya más de 10.000 coches y no será fácil conseguir más espacio a medida que pasen los días. Los trabajadores de cada subasta han empezado ya a tomar fotografías y catalogar los coches en preparación para las fechas de la subasta, que comenzará tan pronto como las reclamaciones se procesen y los vehículos cambien de titular.





Una vez que el papeleo esté en orden y lleguen las fechas de la subasta, los compradores irán al sitio o dejarán una oferta virtual desde cualquier parte del mundo. Los vehículos serán comprados por desguaces locales, distribuidores de coche usados, exportadores, recicladores de metal e incluso individuos que pagan una cuota de membresía para hacer una oferta o utilizar un bróker.
Una vez que las ventas se hayan completado, algunos coches serán reparados por personas que intentarán darle una nueva vida o por exportadores que los enviarán a otro país con leyes menos estrictas, aunque la mayoría terminará probablemente vendiéndose por partes en un depósito de chatarra.
Lo más probable es que ninguno de estos coches se triture hasta que todas las piezas útiles se hayan retirado, lo que podría llevar meses o años. Por suerte, ya que estos coches pasarán por múltiples puntos reportables, la mayoría de estos eventos deberá aparecer en un informe de la historia del vehículo.





Los coches sin seguro a todo riesgo seguirán una variedad de caminos. Dado que los propietarios no tienen ningún recurso, muchos tratarán de secarlos y repararlos sin informar de que estaban inundados. Suelen ser vehículos más viejos y ya pagados, ya que la mayoría de los bancos requieren un seguro integral para conceder un préstamo.
Los coches que acaban siendo reparados son los que hay que vigilar en el futuro. Inspecciona de cerca las compras de automóviles usados ​​porque no habrá ningún registro de que fueran inundados, ya que las compañías de seguros y las casas de subastas nunca los verán.
Los vehículos no asegurados y con seguros mínimos que no sean reparables probablemente se venderán a coste de chatarra a las compañías de camiones grúa que saldrán en la búsqueda de vehículos que no hayan sido recogidos. Estos se reunirán con sus contrapartes asegurados en los desguaces, donde serán vendidos por piezas y posteriormente aplastados.
La operación de recuperación de estos automóviles es una máquina compleja, pero bien engrasada, que ya ha procesado decenas de miles de coches y es probable que procese cientos de miles a finales de mes. Los ajustadores, los conductores de camiones y los agentes de subastas estarán trabajando largos días y noches en las próximas semanas con el fin de limpiar las calles de Houston y ayudar a la gente a seguir adelante con nuevos transportes. Pero las personas sin escrúpulos también están al acecho, así que mucho ojos hacia a los vehículos reparados por inundación que aparecerán en el mercado en breve.
Bozi nació en la tierra de los Yugo, pero creció reparando Chevys en el sudeste de Estados Unidos. Su historial en el mundo del motor se extiende desde un servicio de ventas de autos usados hasta la construcción de motores LS a partir de chatarra y la reparación de coches de resistencia. Puedes encontrarlo en Twitter y YouTube. 
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario