Robinson Canó se convirtió en el sustituto estrella que decidió el triunfo de la Americana

MIAMI. Robinson Canó, el astro dominicano de Seattle que fue incluido como sustituto en el roster, abrió la parte alta del décimo inning con un jonrón para darle la Liga Americana la victoria el martes por 2-1 sobre la Nacional, el quinto triunfo seguido del joven circuito en el Juego de Estrellas.
En cuenta de 1-1, el segunda base de los Marineros prendió una curva de Wade Davis y depositó la bola en el bullpen del jardín derecho. Sólo la lesión de su compatriota Starlin Castro permitió que Canó, de 34 años, fuera seleccionado por octava vez a un clásico de mitad de temporada, y acabó como el Jugador Más Valioso de esta edición. Es el sexto dominicano que gana esa distinción.

Antes la alcanzaron Miguel Tejada en 2005; Alfonso Soriano, 2004; Pedro Martínez, 1999; Julio César Franco, 1990 y Juan Marichal, 1965.

En un juego en el que se promocionó un cambio generacional, con 24 peloteros debutantes y un total de 30 con 27 años de edad o menos, las figuras más sobresalientes fueron los jugadores que tenían más convocatorias. Fue el caso de Canó y del puertorriqueño Yadier Molina, ambos con ocho participaciones.

La victoria de la Americana provocó un empate en los duelos contra la Nacional: 43-43 y dos empates. Por primera vez en 15 años, el ganador del juego no determinó la ventaja de local para la próxima Serie Mundial, que se asignará al equipo que tenga el mejor récord durante la temporada regular.

Molina fue el gran protagonista por la Nacional, en particular en el sexto inning. Pero de su aportación en esa entrada, sólo quedará grabado en el boxscore el jonrón solitario que conectó. El cátcher puertorriqueño la desapareció ante Ervin Santana de Minnesota para poner un empate transitorio 1-1. No fue lo único destacable del astro de los Cardenales en ese inning: hizo de receptor, toletero y fotógrafo.

En la parte alta, Nelson Cruz fue a batear por la Americana y el dominicano cargaba su teléfono en un bolsillo. El toletero de Seattle quería sacarse una foto en el plato con el umpire, y Molina se encargó de captar la imagen. Molina, quien jugó con un protector del pecho que encandiló por ser dorado, se convirtió en el bateador de mayor edad —cumplirá 35 años el jueves—que dispara un jonrón en el Juego de Estrellas desde 2002.

Barry Bonds tenía 37 cuando pegó un jonrón en el clásico escenificado en Milwaukee. La Americana pegó primero en el quinto, en el que Miguel Sanó depositó un bombito que cayó en lo corto del jardín derecho y en medio de tres jugadores de los Nacionales de Washington.

El dominicano Sanó pescó con la punta del bate un pitcheo de Alex Wood (Dodgers) y la bola cayó entre el jardinero Bryce Harper, el primera base Ryan Zimmerman y el segunda base Daniel Murphy, permitiendo la anotación de Jonathan Schoop.

Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario