Yordano Ventura intentó suicidarse y fue enemigo de su madre


Yordano Ventura solo tenía 25 años y US$24 millones asegurados cuando murió el pasado 22 de enero en Juan Adrián. Pero su vida fuera del terreno era un caos enorme que solo el último año incluyó el intento de suicidio, enemistarse con su madre por 11 meses hasta su muerte y hubo que llamar al 911 en Arizona por una supuesta amenaza mortal atribuida a una advertencia de su suegro, cercano al Partido de la Liberación Dominicana.

También le pincharon las cuatro gomas de una jipeta y le dejaron el mensaje: “Volvemos por ti”. Su etapa escolar terminó a los 14 años cuando tuvo una confrontación con un profesor que consideró lo trató con rudeza y para ayudar a su madre en lo económico, ya que su padre había emigrado a Alemania y lo había abandonado.

En sus 195 libras cargaba tanto peso que llegó a decir: “algunas veces me gustaría todavía ser el chofer de camión de mi abuelo manejando por Las Terrenas y no ser Yordano Ventura”.

El periódico The Kansas City Star dedica un extenso reportaje de 146 párrafos, 4,099 palabras con más de una docena de entrevistas adornado con 11 fotos, siete vídeos y un mapa para describir la corta pero tumultuosa vida de este joven que parecía tenerlo todo para convertirse en una leyenda.

María del Pilar Sangiovanni, la esposa de Ventura, relató que el ex lanzador estaba perdido cuando salió de San José de Ocoa rumbo a Constanza (donde ella vivía) la noche del 22 de enero y tenía problemas con el GPS. La última de varias llamadas la hizo a las 4:23 de la madrugada. El Jeep Wrangler en el que murió no era su favorito, sí lo era su jipeta Cadillac, pero había tenido un accidente esa semana y un Toyota Corolla que usaba a menudo no tenía gasolina.

La última vez que habló con su madre fue el 14 de febrero de 2016. La familia no asimiló el matrimonio con Del Pilar, el 26 de enero del año pasado, lo que provocó una rotura, en parte porque esta tenía un matrimonio con un extranjero que ella reconoce era por negocios para que él pudiera estudiar en el país, pero del que se había divorciado en noviembre de 2015. El padre de Ventura vive en Alemania y la persona de su mayor confianza en la familia era su abuelo materno, Raúl Hernández, a quien incluso salvó de la quiebra la ferretería que había fundado en 1995 y les compró tres camiones Daihatsu. Allí manejaba camiones desde los nueve años.

La boda que generó tanta tensión entre Del Pilar y Ventura fue en Las Terrenas, pero no asistieron familiares. Cinco días después del enlace formal sufrió un aborto de mellizos.

“Para mí ella tiene la culpa de todo. Ella fue la que lo alejó de mí y del resto de la familia. “Le mintió, le dijo cosas que no eran ciertas. Después de que entró a su vida nunca volví a oír hablar de él”, dice Marisol Hernández, madre del pelotero, algo que la esposa rechaza, ya que en julio último la pareja se separó de forma parcial y la relación con sus familiares no cambió.

Del Pilar relata que en marzo de 2016 Ventura fue hospitalizado en Arizona (donde los Reales tienen su campamento de entrenamientos) en intento de suicidio consumiendo un exceso de un medicamento. Tomó 10 pastillas Bernadryl (un sedante sintético que se usa para conseguir el sueño) y cuatro dosis de otro medicamento y fue llevado al hospital en ambulancia.

Pero fue una relación complicada desde que comenzó. Del Pilar dijo que comenzó a comunicarse con Ventura en agosto de 2015, días después de una disputa entre este y José Bautista en Twitter. La joven, de 26 años, le dijo al The Star que acostumbraba a salir con Bautista, ya que era un amigo de su familia por años puesto que un hermano de ella y el guardabosque de los Azulejos jugaron juntos en el país. Conoció a Ventura en persona en Kansas City en la Serie de Campeonato de 2015 cuando los Azulejos jugaron con los Reales y ella fue a ver a Bautista.

El 15 de marzo de 2016, en la casa de Ventura en Surprise, Arizona, Del Pilar llamó al 911 para reportar una amenaza contra el lanzador. En el reporte policial la joven dijo que un hombre que ella entendía era puertorriqueño y otro colombiano fueron a buscar al atleta y les dijeron a ella que saliera porque iban a matar a Ventura y luego escuchó disparos. Al regresar el atleta y conocer la noticia sospechó del padre de Del Pilar, en venganza por altercados recientes entre la pareja.

El reporte dice que el padre de Del Pilar es familiar con cercanos al presidente de la República Dominicana y por esa relación “puede matar personas”. El vínculo real es el tío, José Hidalgo Díaz, un activista peledeísta en Constanza. Pero las investigaciones no encontraron las balas que la joven dijo haber escuchado.

Sin embargo, dijo que luego supo que su padre solo quiso intimidar a Ventura al enviarle los dos hombres.

Un mes más tarde, Ventura fue objeto de otra amenaza en Kansas City cuando su Toyota 4Runners le pincharon las cuatro gomas en el garaje de su apartamento en un exclusivo condominio, además de ocasionarle roturas en el interior del vehículo con un mensaje en la ventana del frente que decía en español: Volvemos por ti”.

Entre sus allegados, ganar la Serie Mundial en 2015 y el contrato que firmó cambió la personalidad de este lanzador, que se ilusionaba con lanzar con la República Dominicana en el Clásico Mundial de Béisbol y decía a entrenadores en la academia de Kansas City en Guerra que se sentía en las mejores condiciones de su carrera.

“Nunca lo vi otra vez, excepto cuando lo trajeron muerto. Aun cuando vivía conmigo nunca decía adiós. Diría, ‘te veo más tarde’. Odiaba decir adiós”, dijo la madre.
Polémica envuelve a la familia de Yordano Ventura 

Antes que se marche para el Clásico Mundial de Béisbol, Manny Machado quiere exprimir al máximo el breve tiempo que pasará en el campamento de pretemporada de los Orioles de Baltimore.

Machado, quien nació en Miami, defenderá el campocorto con la República Dominicana en el torneo internacional que se disputará el mes próximo. Con la lesión de J.J. Hardy, el torpedero titular de los Orioles, Machado confía en jugar la mayor cantidad de partidos posibles en la posición previo a integrarse al seleccionado dominicano. Calcula que jugará seis o siete partidos de pretemporada antes del Clásico.

“Lo más probable es que voy a jugar 162 este año”, señaló Machado. “Hay que estar pendiente del trabajo, sin exagerar, sin hacer más de la cuenta. Es solo una cuestión de calidad sobre cantidad”.

En 2015, Machado disputó todos los 162 juegos de esa campaña, y participó en 157 la pasada temporada. Se perdió cuatro debido a la suspensión que recibió por una gresca con el fallecido pitcher de los Reales Yordano Ventura y el otro por una gripe.

Baltimore cederá cinco jugadores de su roster de Grandes Ligas durante el Clásico. Machado y el cátcher Welington Castillo representarán a la República Dominicana. El jardinero central Adam Jones y el pitcher derecho Mychal Givens forman parte de Estados Unidos, y el segunda base Jonathan Schoop estará con Holanda.

El manager Buck Showalter ha dado a sus titulares la opción de decidir cuándo y dónde deben jugar.

“Buck habló con nosotros y preparó un excelente cronograma de los partidos en los queremos participar antes”, explicó Machado. “Tampoco quieres presentarte con demasiados juegos tan temprano y quedar exhausto. Sabemos que vamos a jugar bastante en el Clásico”.

Machado, tres veces seleccionado para el Juego de Estrellas y dos veces ganador del Guante de Oro en la tercera base, puede desempeñarse en otras posiciones en el Clásico, especialmente porque su compañero y antesalista de los Rangers Adrián Beltré se perderá por lo menos la primera ronda debido a un esguince en la corva de la pierna izquierda.

“Les dije que estoy disponible para jugar donde me pongan”, afirmó Machado. “No pedí una posición exclusiva. Puedo jugar de campocorto. Les dije que puedo estar en primera, da lo mismo. Solo quiere salir a jugar y representar a mi país y a mi familia como se debe”.

En junio pasado, Machado arremetió hacia el montículo cuando Ventura le lanzó ceñido al cuerpo. Machado criticó duramente al derecho, pero luego que Ventura murió en un accidente vial en la República Dominicana el 22 de enero, Machado contactó a la familia de Ventura.

“Sé que tuvimos nuestros altercados en el terreno, pero son cosas que se quedan en el terreno”, dijo Machado. “Solo quería hablar con la familia y ver si necesitaban algo. Es muy triste que una gran persona como él y un pelotero que tenía un futuro brillante por delante haya tenido ese final”.

La agencia libre se vislumbra a corto plazo para Machado, luego de la campaña de 2018. Y el astro de 24 años de edad se perfila como uno de los jugadores más cotizados.

Pero es algo que no toma en cuenta ahora mismo.

“Es algo que no me preocupa”, indicó Machado. “Solo quiero jugar béisbol. No voy a responder estas preguntas debido a que no hemos tenido ninguna negociación”.
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario