BREAKING NEWS

17 oct. 2016

Por qué a veces las ventanillas de los aviones no están alineadas con los asientos


No falla. Eliges ventanilla para poder sacar fotos durante el vuelo y resulta que tu asiento no coincide bien con la ventana más próxima y tienes que torcer la cabeza hacia atrás para tener un atisbo del exterior. ¿Cómo es posible que esto ocurra? Es muy sencillo. La culpa es de la compañía aérea.
Cuando un avión sale de fábrica, su diseño está pensado para que todos todos sus asientos están perfectamente alienados con las ventanillas. Sin embargo, si nos fijamos en el suelo, veremos una serie de líneas metálica bajo los asientos. Esas líneas funcionan como carriles y permiten mover los asientos con facilidad para acoplarlos a diferentes configuraciones.


Estos cambios se reflejan perfectamente en la distancia entre asientos que tantos quebraderos de cabeza causa a las personas altas. Hace décadas, la distancia media entre un asiento y el de delante era de 86,3 centímetros. Hoy en día esa distancia se ha reducido a solo 78,7. Algunas aerolíneas incluso han comenzado a introducir asientos separados tan solo por 71 míseros centímetros.


Lo mismo ocurre, aunque no afecte a la posición de las ventanillas, con la anchura del asiento. De 45,7 cm de anchura media en Economy (la recomendación de Boeing son 47 cm) hemos pasado a 42,2. La anchura media de hombros de un adulto es de 40,6 cm. Esto permite pasar de 8 asientos por fila a 9 en algunos aviones.
En definitiva, que la próxima vez que tengas que sentarte encajonado entre dos asientos, sin apenas pode mover los hombros y encima sin vistas, que sepas que tu incomodidad sirve a una causa: los beneficios de la aerolínea. [vía Today I Found Out]

Share this:

Publicar un comentario

 
Copyright © 2020 SFM NEWS. Designed by SFMNews