News

6/recent/ticker-posts

Intro Slider

Nancy Pelosi en Taiwán: la larga historia de desafíos de la presidenta de la Cámara de Representantes a China



Nancy Pelosi

FUENTE DE LA IMAGEN,REUTERS

Pie de foto,

Pelosi a su llegada al Parlamento de Taiwán este miércoles.

La visita de la presidenta de la Cámara Representante de EE.UU. Nancy Pelosi, a Taiwán en medio de advertencias del gobierno chino y del malestar de la Casa Blanca es apenas la última en una larga historia de confrontaciones de la líder demócrata con el gobierno de Pekín.

"Es una visita provocadora en parte porque quien hace la visita es Nancy Pelosi", dice Celia Hatton, la editora de Asia Pacífico para el servicio mundial de la BBC.

Primero, por el cargo que ostenta: como líder de la Cámara de Representantes, Pelosi es la segunda en línea de sucesión a la presidencia. Es decir, sería Pelosi quien asumiría como jefe del ejecutivo en caso de que falten tanto el presidente Joe Biden, como la vicepresidenta Kamala Harris.

Esto hace que Pelosi sea la autoridad estadounidense de más alto rango en visitar Taiwán en los últimos 25 años.

La congresista de California Nancy Pelosi (centro) John Millar (izquierda) y Ben Jones (derecha) durante una rueda de prensa en Pekin, 1991.

FUENTE DE LA IMAGEN,GETTY IMAGES

Pie de foto,

La comisión del Congreso estadounidense viajó a Pekín intentando visitar a disidentes presos

Y en segundo lugar, por la historia de incidentes en los cuales Pelosi criticó de manera frontal al gobierno del Partido Comunista de China por supuestos abusos a los derechos humanos.

La mayoría de los expertos coincide en afirmar que el enfrentamiento con China comenzó en 1991, apenas dos años después de que el gobierno chino hubiera puesto un violento fin a las protestas multitudinarias de la plaza de Tiananmen.

Pelosi, quien en el momento era congresista por el 5to distrito de California, visitó la plaza y desveló un estandarte honrando a los caídos durante las protestas.

Saltar contenido de Twitter, 1

Fin del contenido de Twitter, 1

Presentational white space

La periodista de la BBC en Singapur Melissa Zhu asegura que luego de ese incidente, el gobierno chino la ha acusado de divulgar "mentiras y desinformación".

"Nancy Pelosi ha hablado del tema de derechos humanos en China desde 1991 cuando desveló el estandarte en la plaza Tiananmen", aseguró Celia Hatton, la editora de Asia Pacífico para el servicio mundial de la BBC.

"Eso enfureció a China entonces y continúa enfureciéndole ahora, a tal punto que el mote de Nancy Pelosi en chino es 'la vieja bruja'," agregó.

La "masacre de Tiananmen"

La noche del 3 al 4 de junio de 1989, el Ejército chino recibió la orden de dispersar las protestas que llevaban casi siete semanas en la plaza de Tiananmen, en Pekín.

Tal fue la represión contra el movimiento que exigía mayores libertades y el fin de la corrupción que el incidente se conoció como la "masacre de Tiananmen".

La plaza de Tiananmen después del fin de las protestas en 1989

FUENTE DE LA IMAGEN,GETTY IMAGES

Pie de foto,

No hay cifras claras de cuantas personas perdieron la vida durante las protestas de Tiananmen en 1989

La contundencia con que las autoridades chinas decidieron poner fin a la protesta les valió una dura condena casi global. Incluyendo la de una congresista del estado de California, en EE.UU.

Pelosi había viajado a Pekín como parte de un comité del Congreso, pero junto a tres colegas evadió a sus acompañantes y desplegó un pequeño estandarte pintado a mano que decía: "Por los que murieron por la democracia en China".

"La policía los cercó rápidamente, forcejeó con los reporteros que cubrían el evento y expulsó a los legisladores de la plaza", cuenta Zhu.

En aquel momento, la Cancillería china denunció el incidente como una "farsa premeditada".

La movida le generó críticas a la legisladora.

Mike Chinoy, uno de los reporteros que cubrió el incidente, aseguró que no sabía lo que Pelosi iba a hacer, pero igualmente fue encarcelado durante varias horas.

Saltar contenido de Twitter, 2

Fin del contenido de Twitter, 2

Presentational white space

"Fue mi primera experiencia con las inclinaciones de Pelosi de hacer gestos de alto perfil diseñados para enfadar a los líderes comunistas, independientemete de las consecuencias", dijo el periodista a la revista Foreign Policy.

Prisioneros políticos

Pelosi también ha hecho varios intentos por lograr la liberación de activistas en China y Tibet.

En 2002, la actual líder de la Cámara intentó entregarle directamente al entonces vicepresidente chino Hu Jintao cuatro cartas en las que le solicitaba la liberación de los activistas.

Hu decidió no recibir las cartas.

Según algunos reportes, siete años después, Pelosi le entregó una carta de manera personal a Hu Jintao, cuando el funcionario ya había asumido la presidencia del país, pidiendo la liberación de activistas, incluído el reconocido disidente Liu Xiaobo.

Liu fue galardonado en 2010 con el Premio Nóbel de la Paz, pero no se le permitió viajar a Noruega para recibir el honor. Falleció de cáncer en 2017, aún bajo custodia china.

Pelosi

FUENTE DE LA IMAGEN,GETTY IMAGES

Los Juegos Olímpicos

Casi desde 1993, la líder demócrata en la Cámara se ha opuesto a los intentos de China por recibir los Juegos Olímpicos, argumentando violaciones a los derechos humanos por parte de las autoridades del país.

En 2008, Pelosi le solicitó de manera infructuosa al entonces presidente de EE.UU. George W. Bush que boicoteara la inauguración de los Juegos Olímpicos de verano en Pekín.

De la misma manera, este año, Pelosi lideró llamados para realizar un "boicot diplomático" a los Juegos de invierno que se celebraron también en Pekín por la supuesta represión de China a la minoría musulmana de los uigures.

En ese momento, la líder aseguró: "A los líderes que vayan a China a la luz del genocidio que continúa, incluso mientras ustedes están ahí sentados en sus asientos, hay que hacerles la pregunta: ¿qué autoridad moral tienen ustedes para hablar de derechos humanos en ninguna lugar del mundo?".

Igualmente, a través de los años, Pelosi ha intentado ligar el estatus comercial de China con su récord de derechos humanos, a la vez que intentó condicionar el ingreso de China a la Organización Mundial del Comercio (OMC).



La presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU., Nancy Pelosi, llegó en la noche de este martes a Taiwán en medio de fuertes tensiones y amenazas de China, que considera a la "isla rebelde" parte de su territorio.

El avión de la Fuerza Aérea de Estados Unidos que llevaba a la tercera máxima autoridad del gobierno de EE.UU. aterrrizó en la capital taiwanesa, Taipei, sobre las 10:40 PM (hora local).

Tras su llegada, Pelosi emitió un comunicado en el que negó que su visita vaya en contra de la política internacional de su país y que muestra el "compromiso inquebrantable" de Washington con Taipei.

"La solidaridad de Estados Unidos con los 23 millones de habitantes de Taiwán es más importante hoy que nunca, ya que el mundo se enfrenta a una elección entre la autocracia y la democracia", dijo, y agregó que la visita no contradecía la política de Estados Unidos sobre Taiwán.

"La visita de nuestra delegación a Taiwán honra el compromiso inquebrantable de Estados Unidos de apoyar la vibrante democracia de Taiwán. Nuestras conversaciones con los líderes de Taiwán reafirman nuestro apoyo a nuestro socio y promueven nuestros intereses compartidos, incluido el avance de una región del Indo-Pacífico libre y abierta", señaló.

Medios locales de Taiwán informan que Pelosi se reunirá el miércoles con la presidenta Tsai Yingwen, antes de ir al parlamento de Taiwán y visitar un museo de derechos humanos por la tarde.

La Casa Blanca no ha respaldado oficialmente la visita y el propio presidente Joe Biden dijo que "los militares creen que no es una buena idea", pese a que su gobierno calificó la retórica china contra cualquier viaje como "claramente inútil e innecesaria".

Dado que el Congreso es una rama independiente del gobierno de EE.UU., Biden no tiene potestad para impedir el viaje de la jefa de la Cámara.

Qué respondió China

La posibilidad de la visita, que forma parte de una gira por Asia, ya había elevado las tensiones entre Washington y Pekín, y el gobierno chino había amenazado con "fuertes consecuencias" si Pelosi llegaba a Taipei.

Tras una conversación telefónica de más de dos horas entre Biden y el presidente chino Xi Jinping la semana pasada, Pekín advirtió que Estados Unidos estaba "jugando con fuego" si permitía que se realizara la visita.

Poco después del aterrizaje este martes, la Cancillería de China condenó la visita y la calificó de una "seria violación" de su soberanía nacional.

"La visita socava gravemente la soberanía y la integridad territorial de China, socava gravemente la base política de las relaciones chino-estadounidenses y envía una señal muy equivocada a las fuerzas separatistas de la 'independencia de Taiwán'", dijo en un comunicado.

La Oficina de Asuntos de Taiwán del Partido Comunista Chino también cuestionó la visita y añadió que cualquier intento de buscar la independencia de Taiwán "será destrozado por la poderosa fuerza del pueblo chino".

pelosi

Medios oficiales informaron que aviones de guerra Su-35 habían cruzado el estrecho de Taiwán, y el Ministerio de Defensa anunció el cierre de algunas áreas próximas a la isla a barcos y aviones comerciales para conducir "importantes ejercicios militares" a partir del 4 de agosto.

Según indicaron, los simulacros, con munición real, se realizarán en seis áreas alrededor de Taiwán hasta el domingo, aunque comenzarán tras la partida de la presidenta de la Cámara.

La oficial Agencia Central de Noticias de Taiwán informó, por su parte, que las fuerzas militares de la isla se encontraban en "estado de preparación reforzado" desde el martes por la mañana y hasta el mediodía del jueves.

Previo a la visita, China suspendió también las importaciones de 35 exportadores taiwaneses de galletas y pasteles, un importante rublo de ingresos para la isla. Alrededor de dos tercios de las exportaciones de Taiwán en 2021 fueron galletas y pasteles, con un valor total de US$646 millones, según datos oficiales. Se estima que más de 100 empresas en Taiwán se verán obligadas a dejar de hacer negocios con China después de que la sanción entre en vigencia.

Contexto

La última vez que un político estadounidense de tan alto rango viajó a Taiwán fue 1997, cuando el también presidente de la Cámara, Newt Gingrich, llegó a la isla.

China ve a Taiwán como una provincia rebelde que se reunificará con el continente tarde o temprano.

Mientras, Taiwán se ve a sí mismo como un país independiente, gobernado democráticamente, pese a que nunca ha declarado oficialmente su independencia.

pelosi

Si bien Estados Unidos mantiene lo que llama una "relación sólida y no oficial" con Taiwán, tiene vínculos diplomáticos formales con China y no con la isla.

El viaje de Pelosi se produce también en medio de mayores tensiones entre Washington y Pekín, y en un contexto en el que China ha realizado varias incursiones aéreas y navales en la isla vecina.

Taiwán se haya a unos 120 km de la costa del sureste de China y se encuentra en la llamada "primera cadena de islas", que incluye una lista de territorios amigos de Estados Unidos que son cruciales para su política exterior.

mapa

Pelosi, de 82 años, ha cuestionado el autoritarismo del gobierno chino por décadas y la propaganda de Pekín la insulta frecuentemente. En 1991, como congresista de California, visitó la capital china y desplegó una pancarta contra la masacre de Tiananmen, solo dos años después de que las tropas chinas abrieran fuego contra los estudiantes que protestaban alrededor de la plaza de ese nombre. La demócrata, que sirve en el Congreso desde 1987, es también una defensora abierta del Dalai Lama y de los derechos de los tibetanos.

De hecho, en 2015, visitó Lhasa, la capital del Tíbet, en un viaje estrictamente controlado y autorizado por el gobierno chino.

Publicar un comentario

0 Comentarios