News

6/recent/ticker-posts

Intro Slider

¿Por qué sangramos por la nariz?


La epistaxis puede ser causada por un traumatismo, irritación o resequedad
Se debe buscar ayuda médica si el sangrado persiste después de 15 a 20 minutos.
SANTO DOMINGO. Las fosas nasales son el sitio más sangrante del cuerpo humano, solo superado por el cuello del útero. Esto está relacionado con la función de la nariz, con su localización y con su estructura interna.
El doctor Luis Felipe Encarnación, otorrinolaringólogo y pasado presidente de la Sociedad Dominicana de Otorrinolaringología, explica que las fosas nasales están recubiertas por dentro por una capa llamada mucosa, que es el tejido rosado que vemos dentro de la nariz.
El especialista, que consulta en el Centro Médico Otorrino, del Centro de Medicina Avanzada Dr. Abel González, explica que su función es calentar y humedecer el aire cuando entra y extraerle el vapor de agua cuando sale, pues de otro modo nos deshidrataríamos.
Para cumplir esa misión, es necesaria una gran red de vasos sanguíneos situados justo bajo la mucosa que permitan el intercambio de calor y humedad. Por estar tan cerca de la superficie y cubiertos por tejido tan frágil, se pueden romper con facilidad.
Encarnación afirma que la principal causa de la epistaxis (sangrado nasal) es el trauma; recibir un golpe en la nariz o incluso en la cabeza.
La causa más frecuente en niños es el introducirse los dedos en la nariz, lo que provoca pequeñas heridas que sangran espontáneamente o al tocarse de nuevo removiendo el coágulo (postilla).
También en los niños es común los cuerpos extraños que se han introducido y los padres no se han dado cuenta; advierte que son particularmente peligrosas las pilas pequeñas de reloj por el ácido que liberan.
Otras causas
La rinitis alérgica y la sinusitis que producen inflamación y facilitan la rotura de los vasos sanguíneos, especialmente durante el estornudo; también la presión sanguínea alta, el aumento exagerado de la cantidad de glóbulos rojos, y los tumores nasales.
Es causado igualmente por los trastornos de la coagulación por enfermedades o por el uso de medicamentos anticoagulantes, también respirar un aire muy seco, la inhalación de sustancias químicas, y sobre todo, el uso de cocaína.
Resalta que la salida de sangre por la nariz causa mucha alarma, pero en la mayoría de los casos no reviste peligro, especialmente en la epistaxis repetida de los niños.
“Pero si el sangrado es muy frecuente puede conducir a una anemia crónica, y si el sangrado es de larga duración o no se detiene, puede producir una anemia aguda con baja de la presión, mareos, shock y muerte”, advierte el especialista.
Las personas más propensas a sangrar por la nariz son aquellas que viven en climas secos, los fumadores, las hipertensas o con trastornos de la coagulación, con insuficiencia renal, enfermedades del hígado, con rinitis-sinusitis, o deformidades en el interior de la misma.
Qué hacer ante un sangrado 
 Colocarse sentado con la cabeza hacia adelante, si la coloca hacia atrás se va a tragar la sangre o se puede asfixiar.
 Introducir un algodón con agua oxigenada o con espray descongestionante en la nariz y presionar por 10 minutos.
 Si no se detiene, acudir al médico.
 Evitar introducirse los dedos, hisopos u otros objetos.
 No sonarse la nariz con fuerza.  

Publicar un comentario

0 Comentarios