News

6/recent/ticker-posts

Intro Slider

Ascienden a 148 los muertos en sangriento asalto a escuela en Pakistán

Ascienden a 148 los muertos en sangriento asalto a escuela en Pakistán

Según las autoridades, los atacantes abrieron fuego y lanzaron granadas contra niños y profesores
Un estudiante, herido en el ataque talibán, permanece ingresado en un hospital de Peshawar (Pakistán). EFE
ISLAMABAD.- Un sangriento asalto talibán a una escuela de Pakistán causó ayer al menos 148 muertos y 131 heridos, la mayoría niños, en uno de los peores ataques insurgentes en el país asiático, que se prolongó durante horas y que ha generado una enérgica condena internacional.

Un grupo de insurgentes vestidos con uniformes del Ejército entró antes del mediodía (sobre las 8.00 GMT) en un colegio bajo control militar en Peshawar (noroeste del país) y dio comienzo a una jornada de terror en una escuela para estudiantes de primaria y secundaria.

Según indicó a Efe un portavoz de la Policía, Seid Wali, los atacantes abrieron fuego y lanzaron granadas contra niños y profesores, mientras iban de clase en clase disparando a los estudiantes.

"Estábamos en una clase cuando escuchamos disparos. El sonido de los tiros se acercaba hasta que la puerta se abrió de golpe y dos personas comenzaron a disparar indiscriminadamente", explicó uno de los alumnos, un niño de unos 14 años, al diario local "The Express Tribune".

El Ejército paquistaní lanzó a continuación una operación para liberar la escuela, que se vio dificultada por los explosivos colocados por los atacantes en el interior, hasta que, hacia las 18.20 hora local (13.20 GMT), logró abatir a los siete insurgentes que quedaban atrincherados.

Las cadenas de televisión locales emitieron imágenes con escenas de caos alrededor del colegio con un gran número de soldados y ambulancias en el área cercana a la escuela, mientras los disparos y explosiones se podían escuchar desde el exterior.

El director general de la oficina de relaciones públicas del Ejército (ISPR), Asim Bajwal, declaró en rueda de prensa que 132 estudiantes y nueve empleados del colegio murieron, mientras que 122 resultaron heridos.

Nueve militares resultaron también heridos antes de que el Ejército consiguiera liberar a 960 personas del interior de la escuela, a la que los atacantes entraron por la parte de atrás con numerosas armas y con chalecos con explosivos, indicó Bajwal.

El portavoz añadió que los insurgentes no tenían intención de tomar rehenes, sino de causar el mayor número posible de víctimas.

Tras tomar el colegio, el Ejército paquistaní lanzó una operación contra los talibanes en la ciudad y posteriormente la amplió al resto de la provincia de Khyber Pakhtunkhwa, en busca de insurgentes.

El principal grupo talibán paquistaní, el Tehrik-e-Taliban Pakistan (TTP), reivindicó el ataque y lo justificó en que para el "Ejército nuestras familias son objetivos" en las operaciones militares lanzadas contra los insurgentes en las zonas tribales de Waziristán del Norte y Khyber.

"Queremos que sientan nuestro dolor", manifestó el grupo, que añadió que entre los atacantes se encontraban "suicidas" con "ordenes de disparar a los estudiantes más mayores, pero no a los niños", según reprodujeron diarios locales.

El Ejército paquistaní desarrolla una campaña desde junio en Waziristán del Norte y Kyhber con continuos bombardeos y operaciones terrestres que, de acuerdo con fuentes oficiales, han causado más de 1.100 muertos entre los insurgentes.

El TTP fue creado en 2007 bajo el liderazgo de Baitulá Mehsud -muerto por un dron en 2009- al calor de la explosión de la insurgencia islamista contra el régimen militar liderado entonces por el general Pervez Mushárraf.

El primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, manifestó que el ataque es "una crisis nacional" y los culpables no "serán perdonados", y anunció tres días de luto nacional y una reunión mañana en Peshawar con todos los partidos representados en el Parlamento pakistaní.

El presidente de EEUU, Barack Obama, calificó de "atroz" el ataque y reiteró su compromiso con la lucha contra el terrorismo y el extremismo.

"Estados Unidos condena en los términos más fuertes el horrendo ataque", subrayó Obama en un comunicado divulgado por la Casa Blanca.

Dirigentes de países vecinos como la India, Narendra Modi, y Afganistán, Ashraf Gani; el coordinador de Naciones Unidas en Pakistán, Timo Pakkala, y organizaciones de derechos humanos como Amnistía Internacional condenaron enérgicamente la masacre.

La paquistaní Malala Yousafzai, que en 2012 estuvo a punto de morir por el ataque de un talibán que le disparó en la cabeza por defender la educación femenina, y el indio Kailash Satyarthi, ganadores este año del Premio Nobel de la Paz, se sumaron a las condenas.

El ataque de hoy es uno de los peores de los últimos años en el país asiático, que vivió a principios de noviembre un atentado que causó 57 muertos y 112 heridos en el puesto fronterizo de Pakistán con la India de Wagah.





132 niños muertos
Es la peor masacre terrorista en la historia del país: murieron en total 141 personas. Entraron al edificio en Peshawar y dispararon al azar entre los estudiantes, la mayoría de ellos hijos de militares. Condena global.

Varios combatientes talibanes asaltaron este martes una escuela militar en la ciudad noroccidental de Peshawar, matando a 141 personas, según las autoridades, en el atentado miliciano más dolroso de la historia de Pakistán. El ataque dejó además 124 heridos.
Del total de víctimas, la enorme mayoría, 132, son niños que cursaban estudios en la Peshawar Army & Public School. Además, entre los heridos hay otros 121 menores.
La mayoría de los niños fueron ejecutados de una bala en la cabeza, precisó el ministro provincial de Información, Mushtaq Ghani, que dio cuenta de 25 heridos graves. Cinco horas después del inicio del ataque, los combates proseguían en el interior de la escuela.
"Mi hijo estaba vestido de uniforme esta mañana. Ahora está en un ataúd"
"En el CMH (Hospital Militar Combinado) hay cerca de 60 y hay 24 muertos en el (hospital) Lady Reading", dijo Khattak.
"Mi hijo estaba vestido de uniforme esta mañana. Ahora está en un ataúd", se lamentó un padre, Tahir Ali, cuando llegó al hospital a recoger el cuerpo de su hijo de 14 años, Abdulá.
El ataque comenzó por la mañana cuando hombres armados entraron en la escuela -un centro gestionado por el ejército con estudiantes de entre primer y décimo grado- y dispararon al azar, indicó el policía Yaved Jan. Comandos militares llegaron pronto al lugar e intercambiaron fuego con los asaltantes, señaló.
LEA MÁS: El terrorista que se atrincheró en Sidney tenía problemas mentales
LEA MÁS: La policía rescató a sangre y fuego a rehenes en Sidney y mató al terrorista islámico
Fuera de la escuela se oyeron disparos junto con una fuerte detonación de origen desconocido. Los detalles sobre la situación eran contradictorios en un primer momento, y no estaba claro qué estaba ocurriendo en el interior del centro, o si había estudiantes tomados como rehenes.
La televisión paquistaní mostró imágenes de soldados rodeando la zona y alejando a la gente.




En las primeras horas, Pervez Khattak -primer ministro de Pakistán- confirmó que 84 estudiantes habían muerto, así como un soldado paramilitar. No estaba claro si el soldado ya estaba en el lugar cuando comenzó el atentado o si formaba parte del contingente que había acudido más tarde.El ejército paquistaní informó en un comunicado que se estaba realizando una operación de rescate y la mayoría de los alumnos y empleados habían sido evacuados. La escuela se encuentra al borde de un acantonamiento militar en Peshawar, pero la mayoría de los estudiantes son civiles.
Más tarde, uno de los estudiantes heridos, Abdulá Yamal, dijo que estaba con un grupo de chicos de 8°, 9° y 10° grado que estaba recibiendo instrucción y formación de primeros auxilios con un grupo de médicos del ejército paquistaní cuando estalló la violencia.






Yamal, que recibió un disparo en la pierna, dijo que cuando comenzaron los disparos nadie sabía que estaba pasando. "Entonces vi niños cayendo que lloraban y gritaban. Yo también caí. Después supe que me había dado una bala", dijo desde su cama de hospital.
El portavoz talibán Mohamed Jurasani reclamó la responsabilidad del ataque en una llamada a los medios, diciendo que seis atacantes suicidas habían realizado el asalto en represalia por la muerte de talibanes a manos de las autoridades paquistaníes.



Masacre talibán en una escuela de Pakistán: hay 130 muertos, 80 de ellos niños
 Los terroristas entraron al edificio en Peshawar y dispararon al azar entre los estudiantes, hijos de militares. "Vi niños cayendo que lloraban y gritaban", dijo un alumno

Varios combatientes talibanes asaltaron este martes una escuela militar en la ciudad noroccidental de Peshawar, matando a 130 personas, según las autoridades, en el atentado miliciano más destacado que sufre la región en varios meses. El ataque dejó además 122 heridos.
Pervaiz Khattak, ministro jefe de la provincia en la que se ubica Peshawar, dijo a la televisión que al menos 84 de las víctimas son alumnos de la escuela, adonde acuden en su mayorìa hijos de militares.
La mayoría de los niños fueron ejecutados de una bala en la cabeza, precisó el ministro provincial de Información, Mushtaq Ghani, que dio cuenta de 25 heridos graves. Cinco horas después del inicio del ataque, los combates proseguían en el interior de la escuela.
"En el CMH (Hospital Militar Combinado) hay cerca de 60 y hay 24 muertos en el (hospital) Lady Reading", dijo Khattak.
El ataque comenzó por la mañana cuando hombres armados entraron en la escuela -un centro gestionado por el ejército con estudiantes de entre primer y décimo grado- y dispararon al azar, indicó el policía Yaved Jan. Comandos militares llegaron pronto al lugar e intercambiaron fuego con los asaltantes, señaló.
Fuera de la escuela se oyeron disparos junto con una fuerte detonación de origen desconocido. Los detalles sobre la situación eran contradictorios en un primer momento, y no estaba claro qué estaba ocurriendo en el interior del centro, o si había estudiantes tomados como rehenes.
La televisión paquistaní mostró imágenes de soldados rodeando la zona y alejando a la gente.




Pervez Khattak, primer ministro de Pakistán, confirmó que 84 estudiantes habían muerto, así como un soldado paramilitar. No estaba claro si el soldado ya estaba en el lugar cuando comenzó el atentado o si formaba parte del contingente que había acudido más tarde.El ejército paquistaní informó en un comunicado que se estaba realizando una operación de rescate y la mayoría de los alumnos y empleados habían sido evacuados. La escuela se encuentra al borde de un acantonamiento militar en Peshawar, pero la mayoría de los estudiantes son civiles.
Más tarde, uno de los estudiantes heridos, Abdulá Yamal, dijo que estaba con un grupo de chicos de 8°, 9° y 10° grado que estaba recibiendo instrucción y formación de primeros auxilios con un grupo de médicos del ejército paquistaní cuando estalló la violencia.






Yamal, que recibió un disparo en la pierna, dijo que cuando comenzaron los disparos nadie sabía que estaba pasando. "Entonces vi niños cayendo que lloraban y gritaban. Yo también caí. Después supe que me había dado una bala", dijo desde su cama de hospital.
El portavoz talibán Mohamed Jurasani reclamó la responsabilidad del ataque en una llamada a los medios, diciendo que seis atacantes suicidas habían realizado el asalto en represalia por la muerte de talibanes a manos de las autoridades paquistaníes.

Publicar un comentario

0 Comentarios