News

6/recent/ticker-posts

Intro Slider

Cómo sobrevivir financieramente a la visita de la familia en Navidad

;Amigos en Navidad


La mayoría de los estadounidenses prefiere que sus invitados se queden en un hotel, en lugar de su casa.

Angela Hood y su marido se mudaron de Estados Unidos a Reino Unido en 2012. Para ellos entretener a los invitados durante las vacaciones es la norma, sobre todo porque sus amigos y familiares los quieren visitar.
A Hood le gusta ser la anfitriona, pero también suele tener dificultades.
Por ejemplo, la gente suele esperar que la recojan en el aeropuerto, algo común en EE.UU. pero muy poco práctico cuando se vive a 90 minutos en coche del aeropuerto más congestionado de Londres.
"Podemos fácilmente perder seis horas yendo y viniendo, además de gastar US$78 en combustible. Y la situación del aparcamiento en Heathrow es atroz", dice.




Ahora los Hood suelen enviar a sus invitados las instrucciones para llegar a la casa desde el aeropuerto en metro o en tren antes de que reserven los vuelos.
"Así les hacemos entender que no vamos a ir a buscarlos".
Tener invitados en casa puede poner a prueba tu paciencia y tu presupuesto en una época de por sí cara del año.
En Estados Unidos el promedio de gasto de los que celebran Navidad es de US$800, de acuerdo a la Federación Nacional de Minoristas.
Y la cifra es mayor en Reino Unido. Según la firma de análisis de mercado YouGov, los británicos planean gastar en este período US$1.287.
La Navidad suma US$901 a los gastos anuales de los australianos, señala una encuesta del Commonwealth Bank.
A eso hay que añadir el costo de hospedar al visitante, y la presión que eso supone.



Cena de Navidad
La planificación es muy importante.

Al respecto, dos tercios de los estadounidenses preferirían que sus invitados y parientes se quedaran en un hotel en lugar de su casa.
Así concluye una encuesta llevada a cabo por el sitio web de viajes Priceline.com.

Consejos

Sin embargo, tener invitados en casa no tiene que ser dolorosamente caro.
Sobre todo si tienes en cuenta lo siguiente:
Sé honesto. Para que la experiencia sea exitosa, se necesitan habilidades comunicativas, honestidad (con tus invitados y contigo mismo) y algo de planificación previa.
Prepáralo con calma. Puedes empezar tan pronto como sepas que vas a tener invitados, aunque probablemente no necesites más de un mes o dos para organizarlo todo.
Haz números y hazlos ya. ¿Realmente puedes permitirte tener invitados? No debes endeudarte sólo porque tu familia quiere quedarse contigo.
"Es esencial que tengas claro lo que te puedes permitir", dice Kathy Calabrese, una terapeuta familiar de Nueva York, EE.UU.
"Y ver cómo encaja el gasto en tu presupuesto. También debes hablarlo con tu pareja, ya que es un gasto compartido".
Establece unos límites claros. Si tu familia quiere venir por una semana pero tú solo los puedes tener por tres días, no te sientas culpable por negociar con ellos una visita más breve.
Sé claro con respecto a cuánto tiempo estás dispuesto a alojarlos en tu casa y mantén lo dicho con firmeza.
"Incluso si los quieres, tu frustración se convertirá en resentimiento", explica Calabrese.
"Todo el mundo tiene un límite y debe ser respetado".



Niño en Navidad
Lo mejor es que los invitados se sientan cómodos y bienvenidos.

Haz una lista. En cuanto sepas cuántos serán tus invitados, empieza a pensar qué es exactamente lo que necesitas, no lo que quieres, y escríbelo.
Anota primero lo esencial, como la comida apropiada, bebida y artículos de aseo de tamaño viaje.
"Una vez en la tienda, es fácil dejarse llevar y querer comprarlo todo", dice Erin Condon, vicepresidenta de la página web Upromise.
"Lo que tus invitados necesitan de verdad es sentirse cómodos y bienvenidos. Así que limítate a lo básico".
Pide prestado lo extra. ¿Tienes más invitados que lugares donde dormir? Pide a tus amigos y vecinos que te presten colchones hinchables.
Y el consejo se aplica también a la cubertería extra, a los platos, incluso a sábanas.
Solicita ayuda a tus huéspedes. ¿Pretendes organizar una gran cena para los invitados? Haz que alguno de ellos traiga vino, o que haga un postre.
No tienes que hacerlo todo tú sólo porque es tu casa.
"A veces los invitados se sienten culpables de que el anfitrión asuma todo el peso del evento", señala Calabrese.
"Normalmente se sienten agradecidos cuando el anfitrión les pide apoyo".
Limítate a una decoración simple. Los adornos navideños son fáciles de colocar.
"Yo decoraría la casa con copos de nieve de papel, luces LED y manualidades", sugiere Kelly Whalen, la fundadora de la página web estadounidense TheCentsibleLife.com.
Compra a granel. El alcohol es caro. Busca ofertas y pregunta el precio al por mayor de tu bebida favorita de vacaciones.
"Algunas tiendas ofrecen descuentos si compras seis o 12 botellas de vino", dice Barbara Reich, una organizadora de eventos profesional y autora del libro "Los secretos de una madre organizada".



Champaña
Los expertos recomiendan comprar el alcohol en cantidad, con el objetivo de ahorrar.

Busca entretenimiento gratuito. En Navidad suele haber muchas actividades de ocio y muchas suelen ser gratis.
"Puede ser un mercado navideño o un concierto gratis", indica Matthew Robinson, chef y escritor asentado en Ámsterdam, Holanda.
"Sea lo que sea, envuelve un par de bocadillos y un chocolate y ve a disfrutar de ello".
Tampoco hace falta que planifiques cada minuto.
Planea unas cuantas cosas para hacer juntos, pero deja a tus invitados tiempo libre para explorar la ciudad por su cuenta o para que se relajen.
Prepárate bien. "Cuanto antes planifiques, más dinero ahorrarás", dice Lauri Laquer, una escritora y conferenciante estadounidense.
"Ten listos todos los platos que utilizarás y escribe el menú en un papel y pégalo en tu cocina".
Gasta una vez, utiliza siempre. Los platos y vasos de plástico acabarán con tu presupuesto.
"No compres nada desechable", sugiere Flaquer. "Hace 25 años compré cubiertos, vasos y platos para 30 personas y aún los estoy usando".

Publicar un comentario

0 Comentarios