News

6/recent/ticker-posts

Intro Slider

¿Cuánto tiempo y a qué volumen puedes escuchar música sin dañar tu oído?



Marzo 3, 2015

¿Cuánto tiempo y a qué volumen puedes escuchar música sin dañar tu oído?



La OMS recomienda no utilizar durante más de una hora los auriculares, y a un nivel bajo. A todo volumen, sólo cuatro minutos.
La OMS recomienda no utilizar durante más de una hora los auriculares, y a un nivel bajo. A todo volumen, sólo cuatro minutos.
La epidemia del ruido es paradójicamente silenciosa. Es un fantasma que está presente cuando podemos escuchar la música que sale de los auriculares de alguien sentado frente a nosotros en el metro, mientras tomamos una bebida con amigos en un club o al gritar frenéticos junto a otros miles de personas en un estadio de fútbol.
Nadie está a salvo de ella, pero afecta especialmente a los jóvenes.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que 1.100 millones de jóvenes de todo el mundo están en riesgo de sufrir pérdidas de audición debido a la exposición a ruidos que forman parte de nuestros hábitos cotidianos.
Más de 43 millones de personas de entre 12 y 35 años sufren ya de pérdidas auditivas discapacitantes en los países desarrollados.
En un informe publicado con motivo del Día Internacional de la Atención Ontológica (cuidados auditivos), que se celebra este martes, la OMS estima que un 50% de esta franja de edad está expuesta a riesgos debido al uso de reproductores MP3 y teléfonos inteligentes, y un 40% por los niveles de ruido nocivos en clubes, discotecas y bares.


Los expertos consideran que 85 decibelios (dB) durante un máximo de 8 horas es el nivel máximo de exposición sin riesgos que el ser humano puede asumir.
85 decibelios (dB) durante un máximo de 8 horas es el nivel máximo de exposición sin riesgos que el ser humano puede asumir.

¿Cómo saber cuándo estamos dañando nuestros oídos?

Los expertos consideran que 85 decibelios (dB) durante un máximo de 8 horas es el nivel máximo de exposición sin riesgos que el ser humano puede asumir. El espacio de tiempo admisible disminuye a medida que la intensidad del sonido aumenta.
La pregunta se responde mejor acudiendo a ejemplos concretos.
El volumen de salida de los dispositivos de audio personales, como los auriculares, puede oscilar entre los 75 dB y 136 dB a su volumen máximo.
El informe de la OMS recomienda no utilizar más de una hora a un volumen bajo estos dispositivos.
En clubes nocturnos, discotecas y bares, los niveles medios de ruido pueden oscilar entre los 104 dB y 112 dB, y según los parámetros que marca la OMS a partir de los 15 minutos ya no sería seguro. Lo mismo ocurre en las instalaciones deportivas, donde el nivel oscila entre los 80 dB y los 117 dB.
La exposición a estos ambientes provoca cansancio en las células sensoriales auditivas, lo que da lugar a una pérdida temporal de la audición o a acúfenos (esa sensación de zumbido en los oídos que se tiene por ejemplo al salir de un concierto).
La audición mejora a medida que estas células se recuperan, pero cuando “los sonidos son muy fuertes o la exposición se produce con regularidad o de forma prolongada, las células sensoriales y otras estructuras pueden verse dañadas de forma permanente, lo que provoca una pérdida irreversible de audición”, advierte la OMS.
Para hacerse una idea de la alta exposición que soportamos debido a nuestros hábitos culturales y de ocio, basta saber que en 15 minutos de música a 100 dB, una persona se expone a niveles de ruido similares a los que absorbe un trabajador industrial en una jornada de 8 horas trabajando en un entorno sonoro de 85 dB.


Tiempos de escucha seguros


La exposición segura a un concierto a todo volumen sólo es de 28 segundos, según la OMS.
La exposición segura a un concierto a todo volumen sólo es de 28 segundos, según la OMS.

Algunos ejemplos de tiempos máximos de escucha recomendados por la OMS son:
  • 85 dB: nivel de ruido en el interior de un coche. Ocho horas.
  • 90 dB: cortadora de césped. Dos horas y 30 minutos.
  • 95 dB: ruido de una moto promedio. 47 minutos.
  • 100 dB: bocina de un coche o un tren subterráneo.15 minutos.
  • 105 dB: reproductor de mp3 a todo volumen. Cuatro minutos.
Además de tener presente estos límites temporales, la organización proporciona otros consejos:
  • Mantenga el volumen bajo.
Hay que regular el volumen exento de riesgos en su aparato personal y no superar el 60% del volume máximo. Del mismo modo, hay que usar tapones para los oídos cuando se vaya a una discoteca o a un evento Ruidoso.
  • Limite el tiempo que dedica a actividades ruidosas.
La duración de la exposición al ruido es uno de los principales factores a cuidar. Es aconsejable hacer breves descansos auditivos (por ejemplo saliendo del club donde esté) y limitar a una hora diaria el uso de auriculares.
  • Vigile los niveles seguros de exposición al ruido.
Utilizar la tecnología de los teléfonos inteligentes para medir los niveles de exposición al ruido puede ayudar.
  • Preste atención a las señales de advertencia de pérdida de audición.
La OMS recomienda acudir a un médico si encuentra dificultad para oír sonidos agudos como el timbre, el teléfono o el despertador o para entender el habla por teléfono e, incluso, para seguir conversaciones en ambientes ruidosos.



Febrero 27, 2015
Más de 1.000 millones de jóvenes podrían sufrir daños auditivos por música alta
DEBIDO A QUE ESCUCHAN LA MÚSICA DEMASIADO ALTA
AFP
Más de 1.000 millones de jóvenes se arriesgan a sufrir daños auditivos porque escuchan la música demasiado alta, avisó este viernes la Organización Mundial de la Salud (OMS).
El nivel sonoro en los conciertos y discotecas suele ser demasiado alto, al igual que el volumen en los auriculares de los dispositivos de audio o de los smartphones.
Según los datos recogidos por la OMS, cerca del 50% de los jóvenes de entre 12 y 35 años de países con ingresos altos o medios se exponen a niveles sonoros demasiado fuertes.
"Cada vez más jóvenes corren el riesgo de sufrir daños auditivos. Tienen que ser conscientes de que la audición, una vez que se pierde, no vuelve", afirmó este viernes la doctora Shelley Chahda, de la OMS.
Una exposición a niveles sonoros demasiado altos y de forma prolongada puede provocar daños irreversibles.
En los lugares de trabajo, el ruido no debe superar los 85 decibelios para un máximo de ocho horas diarias de exposición.
Para hacerse una idea, 85 decibelios es el ruido que percibe uno cuando está dentro de su coche, en medio del tráfico, en hora punta.
Muchos empleados que trabajan en discotecas, bares o en la organización de eventos deportivos afrontan niveles que llegan a alcanzar los 100 decibelios.
Según la OMS, uno no debería exponerse a tal ruido más de un cuarto de hora al día.
Con vistas a la Jornada Mundial de la Audición, le 3 de marzo, el organismo recomienda sencillas medidas preventivas.
Los adolescentes tendrían que reducir el volumen de sus dispositivos de audio y teléfonos, evitar de utilizarlos más de una hora al día, llevar tapones en los oídos en los locales demasiado ruidosos y hacer pausas.
También deberían vigilar el estado de su audición y realizar controles regulares.
La OMS también recomienda a los gobiernos imponer estrictas normativas sobre el ruido en los lugares públicos, y pide que los dueños de discotecas y bares bajen el volumen de la música.
Unos 360 millones de personas sufren algún tipo de daño auditivo en el mundo. Se deben a factores tan diversos como enfermedades infecciosas, genéticas, complicaciones durante el parto, el uso de ciertos medicamentos, el ruido o el envejecimiento.





Noviembre 23, 2014

Cinco de cada 10 dominicanos expuestos a ruidos contrae algún tipo de sordera, según un especialista

Los más afectados son los barrios o zonas mixtas, donde cohabitan viviendas y negocios.
SANTO DOMINGO. - Son las 10:00 de la noche del sábado en una de las calles principales del sector los Guaricanos de Villa Mella, abarrotada de gente con vasos en mano, motocicletas tocando bocina, vehículos con baúles abiertos repletos de amplificadores de donde sale "música" que compite con la de dos colmados sin sistema antirruido, más la del drink de la esquina. No se logra identificar cuál es la canción que suena. "Esto es fijo todos los fines de semana", dice un señor sentado en la banca Robert del sector.

Una patrulla pasa por segunda vez frente a los negocios. En una de esas ocasiones, un policía entra al colmado y, tras dos minutos sale y aborda el vehículo, que continúa la marcha.

"Antes yo pagaba RD$1,000 mensuales al mayor para que no molestaran al negocio. Un día dijo que la cuota sería subida a RD$3,000 mensuales, como yo no puedo costear eso, no estoy pagando cuota. Cuando los policías vienen, les doy 200 o 500 pesos, depende de quién venga", explicó a Diario Libre el encargado de uno de esos colmados al día siguiente, quien pidió no ser identificado "para no meterse en problemas".

Hace dos años, técnicos del Ministerio de Medio Ambiente, le hicieron una visita por el ruido, pero no han vuelto a realizar operativos en su negocio. "Le pusieron un papel a la planta de la música, dijeron que volverían en otro operativo a revisar, pero no han vuelto más", recuerda.

Daños a la salud

Según explica el médico Rafael Rodríguez, los ruidos son causantes de muchos trastornos de salud y de conducta. "Esos trastornos con el tiempo pueden afectar una estructura más profunda del oído, que es el laberinto. Cuando este se afecta, también le ocurre a otra estructura que está en su interior, el centro del equilibrio del cuerpo, lo que nos permite caminar derechos en equilibrio. Cuando el laberinto se afecta, lo mismo ocurre de manera indirecta con ese centro de equilibrio, y se puede producir el trastorno denominado Síndrome de Meniere, el cual ocasiona vértigos o mareos acompañados de constantes ruidos o zumbidos en los oídos", indica el profesional de la salud.

Rodríguez, quien calificó al país como muy nocivo, por el ruido, garantizó que de 10 personas expuestas a sonidos altos la mitad termina con algún tipo de sordera. Entre 20 y 30 % puede terminar con el Síndrome de Meniere y suelen ser pacientes neuróticos. "Cuando están en la soledad o tranquilidad se sienten mal, están intranquilos", dijo, y precisó que estos casos se pueden presentar desde los 35 años.

Un informe publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en febrero de este año calcula que más del 5 % de la población mundial -360 millones de personas- padece una pérdida auditiva discapacitante.

Los países de América Latina están cada vez más expuestos al ruido excesivo en el ambiente doméstico y callejero, lo que causa estrés, enfermedades cardiacas y miles de muertes cada año, destaca el informe de la OMS.

En 2007, la OMS difundió a través de la revista "New Scientist" que unos siete millones de personas mueren anualmente de males cardiacos en el mundo y que 210,000 de esos casos se atribuyen al ruido excesivo. El mismo informe destacó las ciudades que padecen excesivo ruido callejero en América Latina, donde figura Santo Domingo, capital de la República Dominicana.

La Ley
Al igual que otros países destacados por la OMS, República Dominicana cuenta con leyes que regulan este sistema y ofrecen seguridad.
Una de ellas es la La Ley 64-00, que establece en su artículo 114 que, "la Secretaría de Estado de Medio Ambiente y Recursos Naturales (hoy Ministerio), en coordinación con los ayuntamientos municipales y la Policía Municipal, regulará la emisión de ruidos y sonidos molestos o dañinos al medio ambiente y la salud, en el aire y en las zonas residenciales de las áreas urbanas y rurales, así como el uso fijo o ambulatorio de altoparlantes".

En su artículo 115, esa ley dice: "Se prohíbe la emisión de ruidos producidos por la falta del silenciador de escape o su funcionamiento defectuoso, de plantas eléctricas, vehículos de motor, así como el uso en vehículos particulares de sirenas o bocinas, que en razón de la naturaleza de su utilidad corresponden a los servicios policiales, de ambulancias, de carros de bomberos o de embarcaciones marítimas".

Apelando a estas leyes que los amparan, residentes del sector Los Guaricanos dijeron sentirse burlados. "¿Qué hacemos si quienes hacen la ley son los primeros en violarla? ", preguntaba Ángelo Pérez, de 28 años, al referirse al excesivo ruido durante muchas horas del día, por parte de las llamadas disco light, "haciendo escándalos políticos. No entiendo para qué crean las leyes si son los primeros en violarla", agregó.

Las autoridades

La procuradora especializada de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Francia Calderón Collado, se extrañó de que no hayan solucionado algunos casos de los citados, si fueron referidos a la Procuraduría de Medio Ambiente. "Con una simple llamada, para mí tenemos un caso. Si me dan una queja, sea por correo electrónico, por Whatsapp, por Twitter, por Instagram, por la vía que sea, inmediatamente la paso para que la inscriban y procedemos a hacer la investigación correspondiente", aseguró la procuradora.

En torno a la ejecución de un plan de acción que coordina  la Procuraduría de Medio Ambiente con el Ministerio de Medio Ambiente para enfrentar la contaminación por exceso de ruidos y el mal manejo de los desechos sólidos, la procuradora garantizó que la población contará con la eficiencia que se merece.

"En primer lugar, si trabajamos unidos vamos a  hacer un mejor servicio a la ciudadanía, va a ser más fructífero para la población dominicana, porque necesitamos al Ministerio de Medio Ambiente y ellos nos necesitan a nosotros, no tenemos que mandarnos el caso uno al otro, trabajando en conjunto ganamos tiempo, ganamos dinero que es del pueblo y gana la población, que es lo más importante, así la persona afectada sufre menos, porque el tiempo es más corto", dijo.

Se intentó entrevistar al encargado del Departamento Antirruido de la Policía, pero la solicitud no fue atendida, ni respondidas las preguntas enviadas al vocero de la institución, coronel Jacobo Mateo Moquete.

Denuncia

Los más afectados con los ruidos son los barrios o zonas mixtas, que son los espacios compartidos por viviendas, centros cerveceros, iglesias, escuelas, centros de salud, gimnasios, etc.,como les denomina la Procuraduría de Medio Ambiente.
La denuncia más reciente recibida por Diario Libre es el caso de los moradores del Residencial Ciudad Real II, del sector Arroho Hondo, del Distrito Nacional, quienes se quejaron del ruido provocado por el gimnasio Real Fitness a tempranas horas de la mañana y altas horas de la noche, lo que afecta en gran medida su descanso.

"No aguantamos más, hemos ido a todos lados y no se resuelve nada, a la Policía, al Departamento Antirruidos, a Medio Ambiente, a la constructora que nos vendió tranquilidad y no la tenemos...", refirió una de las afectadas, que no quiso ser identificada.

El centro de ejercitación física no sólo afecta con la alta música en horas de aeróbicos, sino también con el "molestoso" ruido de la planta eléctrica. Así lo afirmó la directora administrativa del Centro Educativo Cicre, Maritza Sánchez: "Ya hemos hablado con el dueño del gimnasio, le construimos una caseta a la planta, con el trato de que él le ponga un sistema antirruido, ya nosotros hicimos nuestra parte, pero él aún no cumple con la suya".

Un llamado a la población

La procuradora especializada de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Francia Calderón, hizo un llamado a la población, "sobre todo a esas personas que usan los vehículos para hacer ruido, a todos los ruidosos que violentan la Ley, sea en un bar, un salón o una iglesia, hacerles un llamado. El ruido afecta terriblemente la salud, que paren con el ruido, porque van a ser pasibles de ir a un tribunal donde pueden ser condenados a grandes multas y hasta prisión", aseguró.

Para hacer denuncias, los afectados por los ruidos pueden llamar a la Procuraduría Especializada de Medio Ambiente y Recursos Naturales, al  número 809-533-3522 , extensión 451 o al Departamento Antiruido 809-508-2256.

Noviembre 21, 2014
Ciudadanos podran hacer denuncias de ruidos al Sistema 911 RD
A PARTIR DE ENERO LOS CIUDADANOS PODRÁN HACER LAS DENUNCIAS AL 911

  • Santo Domingo
A partir del 15 de enero del próximo ano las autoridades del 911, conjuntamente con otras instituciones, iniciarán un operativo permanente de protección a la población de los ruidos molestosos.
El objetivo principal es  mejorar la calidad de vida de las familias dominicanas, niños y estudiantes, embarazadas y parturientas, envejecientes y enfermos.
Como parte de de los preparativos ya se han efectuado reuniones con la Comisión Nacional Antirruido, encabezada por el ministro de la Presidencia,s Gustavo Montalvo, para acordar los detalles del nuevo servicio.
Durante el encuentro, los miembros de la Comisión expresaron la dificultad que hasta ahora tiene la población de realizar denuncias en casos de ruido excesivo, debido a la falta de una unidad centralizada donde llamar con este tipo de quejas.
Para solucionar esto, se acordó que a partir del 15 de enero de 2015,  el Sistema de Atención a Emergencias y Seguridad 911 estará recibiendo las llamadas de denuncia de violaciones a las normas antirruido, y que sus unidades estarán asistiendo a la ciudadanía para asegurar su tranquilidad también en este tema.
“Estamos conscientes de la pérdida de calidad de vida que sufre una familia en casos de ruidos excesivos durante sus horas de descanso, situaciones definitivamente inaceptables. Desde el gobierno estaremos actuando enérgicamente en atender estos casos con eficiencia y rapidez, como siempre hace el 911”, expresó el ministro Montalvo
Dijo que la  Organización Mundial de la Salud en su Guía para Ruidos Urbanos, advierte sobre los daños, algunos irreversibles, que ocasiona la contaminación sónica. Pero este gobierno está empeñado en continuar trabajando en atender las necesidades de salud y la tranquilidad de todos los dominicanos”.
El sistema del 911 tiene todas las estructuras y equipos para recibir y atender estas denuncias en el menor tiempo posible, pues tiene un centro de llamadas especializado, una unidad de recepción y despacho, así como equipos móviles de respuesta en todo el Gran Santo Domingo, informó el ministro Montalvo.
La Comisión Nacional Antirruido fue creada mediante el decreto 10-12 y tiene a su cargo la formulación de las políticas de reducción de contaminación sónica y desarrollar los mecanismos para la efectiva aplicación de la ley 287-04, que regula las prohibiciones, sanciones, control y excepciones de ruidos nocivos, según los horarios y decibeles permitidos.
En  la reunión participaron  los integrantes de la Comisión Nacional Antirruido, integrada por Bautista Rojas Gómez, ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales; Altagracia Guzmán Marcelino, ministra de Salud Pública; José Ramón Fadul, ministro de Interior y Policía; Francisco Domínguez Brito, procurador general de la República; mayor general Manuel Castro Castillo, jefe de la Policía Nacional y general de brigada Pablo Pujols, director de AMET.
Además, estuvo Luis  Henry Molina, viceministro de la Presidencia; Zoila González, viceministra de Medio Ambiente; Francia Calderón Collado, procuradora general de Medio Ambiente; Onofre Rojas, director ejecutivo de la Mancomunidad del Gran Santo Domingo; Héctor Quezada, director nacional de Emergencias de Salud Pública; Marisol Castillo, directora de Planificación del Ministerio de la Presidencia; María Montes de Oca, coordinadora Médico de Salud Pública;  Illinois Sosa, supervisor Jurídico del 9-1-1, Surelys Jiménez, coordinara operativa de Salud Pública en el 9-1-1 y Juan Ariel Jiménez, consejero del Ministerio de la Presidencia.

Publicar un comentario

0 Comentarios