News

6/recent/ticker-posts

Intro Slider

Un nuevo tratamiento para el VIH: anticuerpos monoclonales

Última revisión miércoles 30 de octubre de 2013
Un nuevo tratamiento para el VIH: anticuerpos monoclonales
Los anticuerpos monoclonales se muestran prometedores como terapia contra el VIH

La incorporación de los anticuerpos monoclonales para el tratamiento del VIH era cuestión de tiempo. Dentro de su amplio espectro de actuación ahora, según un trabajo que se publica en Nature, podrían convertirse en el próximo «cartucho» contra el virus del sida debido a los resultados obtenidos por un equipo del Centro Médico Beth Israel Deaconess, en EE.UU., demuestran por vez primera una «eficacia terapéutica de los anticuerpos monoclonales específicos para el VIH amplia y potente en los monos rhesus crónicamente infectados con el virus de la inmunodeficiencia del simio (VIS), similar al VIH».

Tal y como explica el autor principal del estudio, Dan H. Barouch, los anticuerpos funcionan a través de un mecanismo que es totalmente diferente al de los tratamientos antirretrovirales tradicionales. «Los anticuerpos se dirigen tanto al virus como a las células infectadas por el virus, mientras que los fármacos antirretrovirales existentes sólo inhiben la replicación del VIH». Por eso, señala, los anticuerpos ofrecen una estrategia terapéutica «única» que podría ser combinada con los medicamentos antirretrovirales. No hay que olvidar, asegura, que «a pesar de que los fármacos son muy efectivos en la mayoría de los pacientes, están limitados por la toxicidad y la resistencia, y son incapaces de curar la infección por VIH».
Control del virus
Para demostrar su hipótesis, Barouch y su equipo administraron un cóctel de anticuerpos monoclonales específicos para VIH o anticuerpos monoclonales individuales en los monos rhesus infectados crónicamente con el virus VIS. El resultado, explican, fue «una rápida y precipitada caída de virus en la sangre y en los tejidos de los monos infectados».

En concreto, después de una «única» administración de anticuerpos, la carga viral -número de copias de virus en sangre- se redujo a niveles no detectables entre el tercer y el séptimo día, y los niveles de virus asociados a células también disminuyeron en sangre, los ganglios linfáticos y en el intestino. Pero además, los anticuerpos incrementaron significativamente las respuestas inmunes de los animales contra el virus, lo que parecía tener beneficios a largo plazo.

En la mayoría de los casos, el virus se recuperó cuando «el nivel de anticuerpos en sangre» disminuyó, algo que se produjo a los 56 días de media. Sin embargo, el grupo de animales que en el momento de la administración de los anticuerpos tenía las cifras más bajas de virus en sangre seguía manteniendo las cargas virales no detectables a pesar de que no se administraron más anticuerpos.

Para Barouch, «estos datos alientan la investigación dirigida el desarrollo de anticuerpos monoclonales como una nueva terapia para el VIH en humanos». De hecho, este experto plantea la posibilidad de usar los anticuerpos monoclonales en combinación con medicamentos antirretrovirales para la intensificación del tratamiento, antes y durante la profilaxis posterior a la exposición, y dentro de las estrategias de erradicación del virus del VIH en humanos.

Publicar un comentario

0 Comentarios