News

6/recent/ticker-posts

Intro Slider

Revolución en las calles de Estados Unidos

              La revolución de las glorietas está extendiéndose poco a poco por Estados Unidos.  
El país de los autos, donde la señal de alto y el semáforo han dominado el paisaje durante décadas, ha empezado a aceptar las glorietas -o rotondas- tan comunes en Europa.
Conforme uno se adentra en la ciudad de Carmel, el navegador por satélite avisa una y otra vez de que más adelante tendremos que tomar una rotonda.
Al conducir por las calles de esta bella población, a las afueras de la céntrica Indianápolis, también se observan otras glorietas en obras.
La ciudad está a la vanguardia de una expansión vertiginosa, en varios estados de EE.UU., de la intersección circular cuya presencia es común en otros países desde los años sesenta.
Alrededor de 3.000 han sido construidas en EE.UU. en los últimos 20 años.
El alcalde de Carmel, Jim Brainard, se ha convertido en el principal apóstol estadounidense de la materia, al demoler 78 semáforos y replazarlos por glorietas.
Cuatro más estarán terminadas en los próximos meses.
"Tenemos más óvalos que cualquier otra ciudad de EE.UU.", asegura orgulloso ante uno de ellos. "Es una tendencia ahora en este país. Cada vez se construyen más rotondas porque suponen un ahorro y sobre todo, porque hacen nuestras calles más seguras".
Cita un estudio del Instituto de Aseguradoras para Carreteras Seguras que indica que el cambio de un semáforo por una glorieta supone de media un descenso del 40% en los accidentes de todo tipo y una caída del 90% en los que causan víctimas mortales.

Publicar un comentario

0 Comentarios