Los secretos de belleza de Sharon Stone a los 60 años

 Pasará el día con sus tres hijos adoptados, Roan de 17 años, Laird de 12 y Quinn de 11, en la tranquilidad de su hogar, y lejos de los flashes, feliz de que la vida le haya dado una nueva oportunidad. 

“Nunca imaginé que iba a estar tan agradecida de llegar a los 60”, señaló Sharon Stone unos días atrás cuando se le preguntó sobre la importante fecha que se avecinaba. Es que si algo puede decir hoy la actriz que deslumbró al mundo entero cuando le mostró la entrepierna a Michael Douglas en Instinto básico allá por 1992 es que todo está donde debe estar. Con varias películas terminadas, una miniserie para Steven Soderbergh, Mosaic, que aspira a los premios e infinidad de nuevos proyectos entre manos, quien se crió en territorio amish en los campos de Pensilvania soñando con convertirse algún día en una estrella como las que veía en su televisor en blanco y negro está otra vez en el buen camino.
La razón de su entusiasmo, sin embargo, no tiene tanto que ver con los trabajos que otra vez llegan a su puerta, sino con haber recuperado una salud que en el 2001 le colocó muy cerca de la muerte: “Tuve una apoplejía y una hemorragia cerebral que duró nueve días, y eso cambió mi vida para siempre”, señala, y confiesa: “Durante casi tres años no pude escribir mi nombre, tartamudeaba, perdí la visión en un ojo, con el otro veía colores en las paredes y a veces sentía en la pierna como si me hubieran asestado una puñalada”, recuerda y agrega: “Por suerte di con un asombroso doctor, Hart Cohen, quien descubrió que tenía una convulsión cerebral y me ayudó a curarme. Por eso poder memorizar otra vez 30 páginas de un guión para un rodaje es para mí una verdadera victoria”, comparte emocionada.

A los 22 años empezó su carrera como actriz, que llegó a su clímax cuando ella tenía 34 y se estrenó Instinto básico. En ese momento se convirtió en un mito erótico de la década de los noventa. A partir de entonces, tuvo que luchar duramente para demostrar que era algo más que una cara bonita, algo que logró gracias a Scorsese en Casino
A los 22 años empezó su carrera como actriz, que llegó a su clímax cuando ella tenía 34 y se estrenó Instinto básico. En ese momento se convirtió en un mito erótico de la década de los noventa. A partir de entonces, tuvo que luchar duramente para demostrar que era algo más que una cara bonita, algo que logró gracias a Scorsese en Casino
Las cosas nunca fueron fáciles para esta hija de una contable y un fabricante de herramientas que abandonó la universidad después de ganar un concurso local de belleza para probar suerte como modelo en Nueva York. Contratada por la agencia Ford, que la envió a trabajar a Europa, un día decidió regresar a la Gran Manzana para tratar de convertirse en actriz. A los 22 años consiguió un pequeño papel en Recuerdos de Woody Allen, pero recién a los 30 tuvo su primer golpe de suerte con un personaje secundario en la miniserie Recuerdos de guerra. A los 32 Paul Verhoeven le dio el papel de esposa de Arnold Schwarzenegger en Desafío total y había cumplido los 34 cuando se estrenó Instinto básico. Ya convertida en estrella, tuvo que luchar duramente para demostrar que era algo más que una cara bonita, algo que logró gracias a Martin Scorsese en Casino, por la que obtuvo su hasta ahora única nominación al Oscar y se llevó el Globo de Oro, premio al que ha sido candidata en otras tres oportunidades.
Centrada en su matrimonio con el editor del San Francisco Examiner, Phil Bronstein, y en el cuidado del hijo que adoptó con él, Stone no siempre eligió bien en los años siguientes, fracasando estrepitosamente con una secuela de su mayor éxito que apenas recaudó 5 millones de dólares en Estados Unidos. Mirando hacia atrás, Sharon hoy cree que no estuvo del todo mal que los focos no se concentraran en ella durante ese período: “La luz es demasiado intensa cuando eres una estrella. Y en cambio la oscuridad es notable cuando ya no lo eres. No se cómo hacen Tom Cruise o Leonardo DiCaprio, que permanecen bajo esas luces todo el tiempo, porque es algo muy difícil de manejar”, señala la actriz, que informa que está convencida de que en los próximos meses volverán los focos. En efecto, en noviembre Scorsese anunció un nuevo proyecto, aún sin título, que ella protagonizará, y aunque por ahora no se conocen los detalles, también hay planes para una miniserie que dirigirá Paolo Sorrentino y en el que tendrá el papel central. Hay más: Bette Midler rodará con ella la comedia The tale of the allergist’s wife y a finales de marzo se estrenará en los cines de EE.UU. El mejor regalo, donde trabaja junto a Ellen Burstyn. Además, en algún momento del año llegará a los cines What about love, una historia de amor que ha coprotagonizado con Andy García: “A los 40 años decidí que si en algún momento iba a envejecer, tenía que hacerlo como una bailarina. Por lo tanto, ahora que tendré 60 tengo que bailar y no parar de moverme. Antes lo que me preocupaba era cómo iba a lucir cuando fuera vieja, pero a partir de la apoplejía he adquirido una nueva perspectiva en la vida. Ya no me importa cómo se me va a ver, sino cómo hacer para seguir disfrutando”, dice ilusionada.
“Ya no me importa cómo se me va a ver cuando envejezca, sino cómo hacer para seguir disfrutando”


La actriz posó en una provocativa producción para la revista Harper's Bazaar


Sharon Stone
Sharon Stone Crédito: Harper's Bazaar

Sharon Stone se convirtió en un sex symbol en la década de los 90. La protagonista de películas como Bajos instintos, Rápida y mortal y Casino se animó a posar desnuda a los 57 años para la revista Harper's Bazaar.

En la producción, la sensual celebridad aparece sin ropa y demuestra que es dueña de una figura envidiable. En las imágenes, luce tan solo tacos altísimos de Jimmy Choo y joyas Bulgari y Tiffany & Co. La campaña completa se podrá ver en septiembre cuando esta edición salga a la venta.

Sharon Stone
En la entrevista, Sharon afirmó que cuando comenzó a trabajar, recibió muchas críticas: "Todo el mundo decía que no era sexy y que no iba a conseguir trabajo por esta razón". En 1990, posó por primera vez desnuda en Playboy. Esa producción llamó la atención del director Paul Verhoeven y fue elegida para la película Bajos instintos.

Por otra parte, explicó cómo su vida cambió por completo cuando en 2001 sufrió un aneurisma y una posterior hemorragia cerebral que la llevó a estar internada nueve días. Como consecuencia tuvo problemas para hablar, caminar y tenía dificultades para memorizar los guiones. Además, su matrimonio con el periodista Phil Bronstein llegó a su fin y perdió la custodia de su hijo adoptivo Roan.

"A mi cuerpo le tomó dos años reabsorber la hemorragia interna. Sentí que mi ADN había cambiado completamente", explicó la actriz. También, señaló que le llevó meses recuperar la sensibilidad de su pierna izquierda y años en recuperar la visión y dejar de tartamudear.

Sharon Stone
A pesar de tener una gran carrera en Hollywood, Stone dejó de lado su ego y aceptó hacer un papel chico en la serie Law & Order. "Voy a tener que subir por una colina llena cristales rotos (...). Será mejor que sea humilde, me calle y haga mi trabajo. Porque si no podía hacer este trabajo, ciertamente no iba a ser capaz de hacer otra cosa", afirmó. Ahora se prepara para debutar en una nueva serie de TNT, Agent X.

Más allá de los problemas de salud que debió afrontar, aclaró que tuvo cambios positivos: "Me volví más inteligentes emocionalmente. Decidí trabajar muy duro para abrir otras partes de mi mente. Ahora soy más fuerte. Y puedo ser muy directa. Eso asusta a la gente, pero creo que ese no es mi problema".

Sharon Stone
Share on Google Plus

About SFM News

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario