S.F.M News Diario digital de San Francisco de Macoris Y el Mundo.

8 mar. 2021

Anya Taylor-Joy: ¿por qué la revista Variety describió a la protagonista de "Gambito de Dama" como una "mujer de color"?




Anya Taylor-Joy
Pie de foto,

Anya Taylor-Joy es la protagonista de la serie de Netflix "Gambito de Dama".

Durante los últimos meses, a muchos los mantuvo obsesionados con sus movimientos en el tablero de ajedrez.

Y despertó una gran curiosidad por aprender este juego complejo, lo que quedó reflejado en el aumento de las ventas de tableros y en el incremento en el número de personas que se apuntan a clases para aprenderlo.

Nos referimos a Anya Taylor-Joy, la actriz de 24 años que acaba de llevarse un Globo de Oro por su interpretación de la jugadora de ajedrez Beth Harmon en la exitosa serie de Netflix "Gambito de dama".

A raíz de esta victoria se escribieron numerosos artículos sobre Taylor-Joy, pero hubo uno en concreto que causó polémica.

Anya Taylor-Joy
Pie de foto,

Anya Taylor-Joy fue descrita por Variety como una "persona de color".

Se publicó el 28 de febrero en la revista estadounidense Variety y en él se describía a la joven actriz como una "mujer de color" (woman of color, en inglés).

"La argentina Taylor Joy es la primera mujer de color en ganar esta categoría desde Queen Latifah en 2008 y solo la quinta mujer de color en obtener la victoria desde 1982", se leía en el artículo.

Esta descripción de la protagonista de "Gambito de Dama" causó un gran revuelo en las redes sociales, hasta el punto que Variety modificó el artículo y aclaró que Anya Taylor-Joy "se identifica a sí misma como una latina blanca".

Entonces, ¿por qué en EE.UU. algunos consideran a Anya Taylor-Joy como una "persona de color"? ¿Qué significa esta descripción?

"Vengo de muchos lugares"

Anya Taylor-Joy nació en Miami, Estados Unidos, pero de muy pequeña se mudó con sus padres a Argentina, donde vivió hasta los 6 años.

La joven es hija de padre argentino con raíces escocesas y de una madre nacida en Zambia cuyos ancestros son ingleses y españoles.

"Vengo de muchos lugares, pero mi calidad y mi actitud hacia la vida es de Argentina. Agradezco mucho esa parte de mi historia. Me siento muy orgullosa de venir de Argentina", dijo Taylor-Joy en un perfecto español con acento argentino en una entrevista el pasado octubre.

Saltar contenido de YouTube, 1
Título del video,Advertencia: El contenido de sitios externos y terceras partes puede contener publicidad

Fin del contenido de YouTube, 1

La actriz está orgullosa de sus raíces variadas y de su origen argentino, lo que puede confundir a muchos estadounidenses, que no consideran que alguien de origen latino pueda ser considerado blanco.

Pertenecientes a minorías

El concepto de "persona de color" es particular de EE.UU. y es probable que en otras parte del mundo no tenga las mismas connotaciones.

Los blancos empezaron a utilizarlo en los siglos XVIII y XIX para referirse a las personas de raza negra o mixta y no fue hasta finales de siglo XX que los propios afroestadounidenses y los miembros de otras minorías se lo hicieron propio, usándolo para reivindicarse como grupo.

"La categoría en sí es una forma de identificar a una comunidad de individuos. Tal vez se ve como algo artificial, pero lo que hace a 'una persona de color' en EE.UU. es que pertenece a una minoría racial o étnica", explica Efrén Pérez, profesor de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA).

"En lo que se refiere a esta actriz, claro que su aspecto es más europeo que el de otros latinos que pueden ser de origen mexicano o un puertorriqueño. Ella no se asemeja a ese estándar", señala Pérez a BBC Mundo.

Anya Taylor-Joy en 2018
Pie de foto,

Anya Taylor-Joy nació en Miami, Estados Unidos, pero de muy pequeña se mudó con sus padres a Argentina, donde vivió hasta los 6 años.

Lo cierto es que categoría de "persona de color" no está relacionada solo con las características físicas de una persona, sino también con su origen étnico y con la forma en como uno se ve a sí mismo.

En cuanto al origen étnico, es común que en EE.UU. a cualquiera que provenga de América Latina o España se lo clasifique como "persona de color" por el hecho de hablar español, independientemente de que sus ancestros sean de origen europeo.

Eso es lo probablemente sucedió en el caso de Anya Taylor-Joy, a la que en Variety consideraron "de color" por sus raíces argentinas.

Efrén Pérez explica también que son muchos los miembors de minorías en EE.UU. que se llaman a sí mismos "personas de color".

"Se trata de una categoría básicamente psicológica, algo que se formó con el tiempo. Las personas cuando vinieron a Estados Unidos desde México, Argentina o Cuba se forjaron aquí como latinos o como hispanos. Esas categorías no existían antes. Y esto es muy similar a la cuestión de las 'personas de color'", señala Pérez, quien es de origen mexicano.

"Me identifico como persona de color por la experiencia que tuve como alguien de raíces mexicanas en Estados Unidos, por ser tratado como minoría, como alguien que está fuera de la fuerza mayor", reconoce.

    "La evidencia que vemos es que el concepto incluye a afroestadounidenses, latinos, asiáticos y también a personas de otras minorías que no son anglosajonas, como los nativos americanos y los musulmanes", señala Pérez.

    Si bien fuera puede sonar extraño que a uno lo califiquen como una "persona de color", Pérez explica que a muchos en EE.UU. les da un sentido de pertenencia que puede provocar bienestar.

    "A nivel psicológico, nos gusta pertenecer a ciertos grupos o categoría para aumentar nuestra autoestima. Es un instrumento que nos ayuda a sentirnos bien. Muchas veces nuestra autoestima sube porque pertenecemos a grupos a los que otros no pueden pertenecer", dice.

    Origen moderno

    La comunidad afroestadounidense empezó a usar los términos "persona de color" y "gente de color" con más frecuencia a fines de los años 70 y principios de los 80 del siglo pasado.

    Martin Luther King Jr. en su famoso discurso en Washington en 1963.
    Pie de foto,

    Martin Luther King Jr. mencionó la frase "ciudadanos de color" en su famoso discurso "I have a dream" en Washington en 1963.

    Pero antes ya se hablaba de la idea que representaba.

    Así lo reflejó Martin Luther King Jr. en su famoso discurso "I have a dream" ("Yo tengo un sueño) en Washington en 1963 al referirse a los "ciudadanos de color".

    "Hoy es obvio que Estados Unidos ha incumplido este pagaré en lo que respecta a sus 'ciudadanos de color'. En lugar de honrar esta obligación sagrada, Estados Unidos le ha dado al pueblo negro un cheque sin fondos, un cheque que ha sido devuelto marcado como con 'fondos insuficientes'".

    Esta categoría, dado el crecimiento demográfico de otras comunidades, se fue ampliando para abarcar a más grupos poniendo énfasis en las similitudes y dejando de lado las diferencias.

    "Puedes ser más persuasivo si dices: 'Personas de color sufren tal discriminación' y no solo te estás refiriendo a los afroestadounidenses, sino a los latinos, los asiáticos, etc. Eso es más impactante", dice Pérez.

    Al ser consultado sobre si Estados Unidos debería abandonar la clasificación de las personas por su raza o etnia como una manera de acabar con la discriminación, el politólogo dice que "eliminar las categorías solo hará que los grupos tengan otro nombre".

    "Ignorar las identidades, intereses y aspiraciones de varios grupos raciales o étnicos afecta a esa gente que puede terminar sintiéndose aislada", concluye.

    En cualquier caso, el uso del concepto de "persona de color" o "gente de color" no está exento de polémica y hay quien aboga por que deje de utilizarse por las connotaciones raciales que tiene.


    Beth, de Gambito de dama.
    Pie de foto,

    La actriz de "Gambito de dama" tiene orígenes argentinos.

    Anya Taylor-Joy acaba de ganar a sus 24 años su primer Globo de Oro gracias a su papel como Beth Harmon, esa huérfana prodigio del ajedrez que ha enamorado a la crítica y al público en la serie "Queen's Gambit" (Gambito de dama).

    La historia de esa joven que anhela convertirse en la mejor jugadora de ajedrez del mundo mientras lucha contra sus demonios personales y su adicción a las drogas y el alcohol, había sido vista a finales de 2020 por 62 millones de hogares, según Netflix.

    La producción de siete episodios se convertía así en la miniserie más vista de la historia de la plataforma.

      "Es obviamente maravilloso que tanta gente haya visto la serie. Volvería a formar parte de este proyecto una y otra vez, he aprendido tanto. Muchas gracias a la audiencia que la ha visto y que ha apoyado a estos personajes. Lo ha significado todo", declaró la actriz el domingo en su discurso de aceptación del premio a mejor actriz en una miniserie en los Globos de Oro.

      De ella ya sabemos que ha puesto a hablar a todo el mundo de ajedrez -durante su emisión, la búsqueda de las reglas del juego alcanzó en Google su máximo en casi una década, según Netflix-, pero quizá no conocías estos tres aspectos relevantes de su historia personal y de su papel en la serie.

      Anya Taylor-Joy
      Pie de foto,

      "Cuando me enfado, insulto en castellano", advierte Anya Taylor-Joy.

      1. Habla un español perfecto… y con acento argentino

      "Vengo de muchos lugares, pero mi calidad y mi actitud hacia la vida es de Argentina. Agradezco mucho esa parte de mi historia. Me siento muy orgullosa de venir de Argentina".

      Así, en perfecto español y con un marcado acento del país latinoamericano, se expresaba en una entrevista promocional Taylor-Joy el pasado octubre.

      Para ella no hay duda: es Argentina.

      Saltar contenido de YouTube, 1
      Título del video,Advertencia: El contenido de sitios externos y terceras partes puede contener publicidad

      Fin del contenido de YouTube, 1

      Nació el 16 de abril de 1996 en Miami (EE.UU.) y es la menor de seis hermanos. Su padre es un empresario argentino con raíces escocesas y su madre, una psicóloga nacida en Zambia cuyos ancestros son ingleses y españoles.

      Su familia se trasladó a Buenos Aires cuando era bebé y hasta los seis años todo lo que hablaba en casa era español. Por ese entonces su familia se mudó a Londres (Reino Unido).

      "Adoro a mi familia, aunque me pasé la vida rodeada de adultos. Nunca me sentí como una niña. No me quejo, solo que estuve mucho tiempo sola, a mi aire, jugando en bosques donde me inventaba criaturas, brujas, seres mágicos. Me montaba obras enteras en español", dije de su infancia en una entrevista que concedió al diario El País.

      Según ha relatado en varias ocasiones, de esa etapa le quedó esa identidad, su "lengua materna", "sus primeros amigos" (que confiesa que aún conserva) y el gusto por "la empanada y los churros rellenos de dulce de leche".

      Y una cosa más: el temperamento. "Cuando me enfado, insulto en castellano", advierte.

      Imagen de una partida de ajedrez de la serie Gambito de dama.
      Pie de foto,

      La actriz cuenta que aprendía las jugadas como si fueran coreografías minutos antes de interpretar la partida ante las cámaras.

      2. Aprendía las jugadas cinco minutos antes

      A veces cuesta separar al actor de su personaje. Por eso, tras ver a Anya Taylor-Joy mover con agilidad alfiles, reina y peones para derrotar a los grandes maestros de ajedrez en innumerables partidas, a muchos les resultará sorprendente saber que la actriz no tenía ni idea de cómo se jugaba cuando participó en la serie.

      "Sabía que había un tablero y que había unas fichas, pero eso era todo", ha confesado.

        Al principio, recibió un libro enorme con las reglas y jugadas que tendría que interpretar y se sintió un poco intimidada. "No, no voy a poder hacer esto", pensó.

        Pero encontró el método: aprenderse las jugadas cinco minutos antes de tener que efectuarlas ante las cámaras.

        "Afortunadamente, mi memoria a corto plazo es bastante buena, y, como bailarina, también soy buena con las coreografías, porque básicamente eso es lo que haces con tus dedos", le confesó a el diario Los Angeles Times.

        "Fue algo que amé, sobre todo, las partidas rápidas fueron regocijantes y gratificantes. Uno de los momentos en los que más orgullosa me sentí en el set fue la escena en la que estamos jugando al ajedrez rápido en los tres tableros. Cuando salió la escena por primera vez, me emocioné mucho", reconoce.

        Esa estrategia parece que funcionó, no solo por el entusiasmo del público, sino por la satisfacción del propio mundillo del ajedrez.

        Uno de los grandes legados de su interpretación y de la serie puede ser el interés por el ajedrez, especialmente entre las niñas, considera Malcom Pein, maestro internacional de ajedrez británico.

        "No ha habido un programa sobre ajedrez en televisión desde hace casi 20 años", dijo en una entrevista con la BBC.

        "Lo mejor es ver a esa chica derrotando a todos esos hombres", considera. "Eso va animar a las niñas y a sus padres a considerarlo como una afición interesante".

          Y algo parece moverse. "El mundo del ajedrez lleva mucho tiempo esperando a su Beth Harmon real", dijo de la serie David Llada, representante de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE).

          "Probablemente hemos recibido más consultas de mujeres en las últimas dos semanas que en los últimos cinco años, lo cual es brillante", aseguró al poco de estrenarse la serie en noviembre.

          Gambito de dama
          Pie de foto,

          La actriz ha revelado que sufrió acoso escolar y burlas por su aspecto y personalidad, algo que le ha dejado huella.

          3. Sufrió acoso escolar

          Igual que su personaje en la ficción tuvo una infancia difícil, Anya Taylor-Joy tiene también algunos malos recuerdos de su niñez.

          "Cuando era más joven no sentía que encajara en ningún sitio. Era demasiado inglesa para ser argentina, demasiado argentina para ser inglesa, demasiado americana para ser cualquier cosa…", ha recordado en varias ocasiones.

          Pero algo que le dejó marcada fue el acoso escolar.

          "Los otros chicos no me entendían, me acosaban mucho", le contó al periódico británico Evening Standard.

          "Me encerraban en las taquillas, me prohibían entrar en las aulas, no me invitaban a las cosas. No era agradable", reconoce.

          Y, curiosamente, mientras mucho admiran hoy la expresividad de sus ojos y su cara como elemento distintivo de sus dotes interpretativas, esos rasgos fueron objetivo de sus acosadores.

          En un momento dado, sus compañeros de clase utilizaron Facebook para etiquetarla en una foto de un pez. "Mis ojos estaban muy separados, eso es un hecho".

          Pero este episodio le dejó huella: "Pasé mucho tiempo en la escuela llorando en los baños o [escondiéndome] en los libros".

          Asegura que aún hoy "nunca pasa mucho tiempo mirándose en el espejo" por esas experiencias sufridas en la niñez.





           







          'Gambito de dama' ha hecho un nuevo jaque mate. La miniserie protagonizada por Anya Taylor-Joy se ha convertido en la miniserie más vista en la historia de Netflix. Basada en el best-seller de Walter Davis, su éxito parece haber desbancado a otros títulos de la plataforma como 'Unorthodox' o 'Así nos ven'.

          Ha sido la propia compañía la que ha compartido esta buena nueva. Según la plataforma, la ficción sobre Beth Harmon, una huérfana que acaba convirtiéndose en todo un prodigio del ajedrez, ha sido vista por más de 62 millones de espectadores.

          El servicio en streaming revela que la miniserie creada por Scott Frank y Allan Scott ha logrado estar en el top 10 de más de 92 países. Además, ha liderado el ranking de 63 de ellos, destacando Reino Unido, Argentina, Israel y Sudáfrica.

          Datos más que sólidos, aunque, una vez más, toca recordar que Netflix no ha especificado cómo se han contado esos 62 millones de espectadores, en lo referente a si están contándose visionados de la miniserie completa, de solo algunos episodios o, incluso, solo de fragmentos.

          Históricamente, la plataforma ha contado al público en función a la cantidad de suscriptores que vieron, al menos, dos minutos de un título en cuestión.

          ¿HABRÁ SEGUNDA TEMPORADA?

          Con estos datos, surge la incógnita de si Netflix buscará que la miniserie deje de serlo y tenga una segunda temporada. En un principio, el equipo creativo que estuvo detrás de la producción no está muy por la labor de continuar con más entregas.

          "La última secuencia la sentimos como una hermosa nota hecha para finalizar la serie, así que no estoy seguro de que queramos continuarla", explicó William Horberg, productor ejecutivo de la serie, en una entrevista para Town & Country Magazine.


          Gambito de dama
          Pie de foto,

          La actriz protagonista Anya Taylor-Joy es de origen argentino.

          AVISO IMPORTANTE: Esta nota contiene detalles de la trama de la serie "Gambito de dama", de Netflix.

          Para ver la serie "Gambito de dama" no es necesario ser un maestro del ajedrez, pero conocer algunas claves de este deporte sin duda la hacen más interesante.

          La serie de Netflix -protagonizada por la actriz anglo-argentina Anya Taylor-Joy- es una historia basada en una novela del mismo nombre, del escritor Walter Tevis.

          Aunque es una serie de ficción, los conceptos del juego y varios de los personajes que ahí se mencionan son reales. Y ha recibido buenos comentarios de la crítica, en parte por ser fiel al ambiente y a los detalles del juego.

          De hecho, Garry Kasparov, quien fuera el mejor jugador del mundo, fue uno de los asesores de la serie.

          Si Gambito de dama ha despertado tu interés en el ajedrez, en BBC Mundo te damos algunas claves elementales que te pueden servir para sacarle aún más provecho.

          1. El nombre de la serie y de los episodios

          Una partida de ajedrez es literalmente una batalla, con un inicio o apertura, un desarrollo y un final.

          Antes de esa batalla, cada jugador ha preparado la estrategia con la que comenzará el duelo.

          Imagen de una partida de ajedrez de la serie Gambito de dama.
          Pie de foto,

          Antes de la partida, cada jugador ha preparado su estrategia con la que comenzará a jugar.

          El gambito es una de ellas, y como todas las aperturas, revela mucho del estilo y la personalidad del jugador. Es una manera de "mostrar los dientes" y de enfilar a su ejército para la guerra.

          En general, la estrategia de gambito consiste en que durante la apertura de la partida, el jugador sacrifica algunas de sus piezas a cambio de lograr una mejor posición en el tablero.

          Hay varios gambitos, el gambito de dama, en particular, se caracteriza por abrirle camino rápidamente a la dama, que es la pieza más poderosa del ajedrez ya que puede moverse en todas las direcciones, sin límite de casillas.

          Seguro has visto que el título original de la serie en inglés es Queen's Gambit, que literalmente traduce "Gambito de reina".

          En español, sin embargo, los jugadores prefieren llamarle dama, entre otras cosas, para que al momento de anotar las jugadas no se confunda con la "r" de rey.

          Si te fijas en el nombre de cada episodio, verás que siguen el orden de la batalla que mencionamos al principio.

          Primero está la apertura, luego el intercambio donde ambos jugadores capturan piezas del contrario; luego el medio juego, y el final de la partida.

          El episodio 3 se llama "Peones doblados", haciendo referencia a una posición en que dos peones de un mismo color están ubicados en una misma columna. Esto puede considerarse una debilidad, pero no es necesariamente así.

          El episodio 4 se llama "Ataque doble", eso se refiere a cuando una sola pieza está amenazando a dos piezas del oponente al mismo tiempo.

          2. Las jugadas

          A lo largo de la serie, los jugadores comentan las estrategias de ataque o defensa de sus partidas.

          Tablero de ajedrez
          Pie de foto,

          Los conceptos del juego que se mencionan en la serie son reales.

          Los jugadores profesionales de ajedrez estudian estas jugadas, ya sea para tratar de seguirlas al pie de la letra o para intentar variantes que sorprendan al enemigo.

          Una de las primeras jugadas de las que nos enteramos en la serie es el "mate pastor", con el que el conserje del orfanato vence a Beth y que es una manera rápida de ganarle a un principiante en solo cuatro movidas.

          Si la serie te motivó a aprender ajedrez, intenta el jaque pastor con las blancas, pero también aprende a evitarlo si juegas con negras, así te ahorrarás una humillante derrota como la de Beth.

          Más adelante, los jugadores mencionan la "defensa siciliana" o la "defensa Caro-Kann", ambas para jugarse con las negras.

          En general, se dice que quien juega con blancas tiene una ligera ventaja, por eso el jugador de negras siempre prepara una defensa poderosa de acuerdo al juego que le planteen.

          La defensa siciliana es lo que los jugadores llaman una defensa "semiabierta", es decir, propone un juego más agresivo, aunque como lo menciona Beth, también puede tener una versión más cerrada.

          La Caro-Kann, por su parte, es una estrategia mucho más conservadora, con la que el jugador muchas veces aspira a lograr tablas, que es como se le llama a un empate en ajedrez.

          Otras estrategias famosas que menciona la serie son la apertura Reti o la apertura Ruy López.

          Todas estas aperturas y defensas se analizan en libros extensos que son parte del entrenamiento cotidiano de los profesionales.

          3. Los grandes maestros

          Como en cualquier deporte, Beth aprende de los mejores.

          José Raúl Capablanca
          Pie de foto,

          El cubano José Raúl Capablanca fue campeón mundial de ajedrez entre 1921 y 1927.

          A estos jugadores que alcanzan el máximo nivel de juego se les llama "gran maestro" y acumulan un puntaje con el que se ubican en un ranking mundial.

          A ese puntaje que acumula cada jugador en ajedrez se le llama "elo", como se ve en los primeros capítulos de la serie.

          Estos son algunos de los grandes maestros que se mencionan en Gambito de dama:

          • José Raúl Capablanca (Cuba): fue campeón mundial entre 1921 y 1927. En la serie comentan su forma instintiva de jugar. Se le recuerda por sus habilidades en los finales de las partida y las posiciones sólidas que lograba.
          • Paul Morphy (EE.UU.): el sitio especializado chess.com lo describe como "la encarnación del ajedrez romántico de ataque" y como el jugador más fuerte del siglo XIX. Su apellido da nombre a una popular defensa.
          • Alexander Alekhine (Rusia): en una escena Benny Watts dice que Beth "ataca como Alekhine". Se le recuerda por su habilidad táctica y es autor de libros que se consideran clásicos entre los ajedrecistas.
          • Boris Spassky (Rusia): es una de las leyendas del juego. Junto al estadounidense Bobby Fischer protagonizó quizá el duelo más famoso de la historia del ajedrez. Ambos se enfrentaron en plena Guerra Fría, en lo que se vio como una medición de fuerzas entre ambas potencias.

          4. El ajedrez es un juego dominado por hombres

          La historia ficticia de Beth refleja una triste realidad: el ajedrez ha sido un deporte en el que las mujeres no han logrado el mismo protagonismo que los hombres.

          Beth, de Gambito de dama.
          Pie de foto,

          Las mujeres no han logrado hasta ahora el mismo protagonismo que los hombres en el ajedrez.

          Incluso, aunque luego se retractó, Garry Kasparov llegó a decir que el ajedrez no era un deporte para mujeres.

          Una de las jugadoras más destacadas es la húngara Judit Polgar, quien se convirtió en gran maestra a los 15 años, rompiendo un récord que había tenido Bobby Fischer durante tres décadas.

            Polgar venció a estrellas como Vladimir Kramnik o Viswanathan Anand, o al mismo Kasparov, y aunque se retiró en 2014 sigue siendo la única mujer en colocarse en la lista de los 10 mejores ajedrecistas del mundo.

            Polgar recuerda que a menudo sus oponentes hombres la subestimaban.

            "Tuve que ponerme a prueba y competir por décadas para obtener el respeto de los otros jugadores", dijo Polgar en 2018 a la BBC.

            Por su parte, la china Hou Yifan, es la actual número uno en el ajedrez femenino.

            En un artículo para la BBC, señaló que aunque ahora hay más participantes femeninas que hace décadas, todavía hay margen para animar a más chicas a que empiecen a jugar al ajedrez y competir.

            Publicar un comentario


            Entrada Destacada

            Johnny Ventura: República Dominicana despide a la leyenda del merengue

              Johnny Ventura, Who Created the Sound of Modern Merengue, Dies at 81 Ventura fue uno de los cantantes más importantes de República Do...

            Whatsapp Button works on Mobile Device only