BREAKING NEWS

9 nov. 2020

Eta golpea Florida tras azotar Cuba, América Central y dejar al menos 200 muertos

 




La tormenta tropical Eta tocó tierra en los Cayos de Florida en la noche del domingo, tras azotar Cuba y haber dejado antes un reguero de muerte y destrucción en Centroamérica y el sur de México.

Al menos 200 personas murieron o se encuentran desaparecidas luego de que Eta azotara -inicialmente como huracán- Nicaragua, Guatemala y Honduras, ocasionando inundaciones y deslaves.

Pero al tocar Florida Eta se había debilitado, por lo que el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos rebajó en su último informe las advertencias iniciales sobre el ciclón.

Aún así, Eta genera “fuertes vientos, intensas lluvias y peligrosas marejadas” en varias zonas del sur de Florida y de los cayos de este estado, según dijo el CNH en su reporte de las 09H00 GMT.

Eta llegó a territorio estadounidense a las 23H00 locales del domingo (04H00 GMT) por Lower Matecumbe Key, en los Cayos de Florida, según el CNH, que agregó que esta “intensa tormenta tropical” provoca vientos de 100 km/h.

Una tormenta tropical es considerada huracán cuando genera vientos de al menos 119 km/h.

Una advertencia previa de huracán para el sur de Florida fue descartada y avisos similares que estaban en vigencia para los Cayos y la Bahía de Florida fueron reemplazados por advertencias de tormenta tropical.

Aunque a la vez, el CNH puso a la costa oeste de Florida bajo advertencia de tormenta tropical.

Efectos severos

Incluso antes de que la tormenta llegara a los cayos de Florida, imágenes de televisión mostraban las calles inundadas en todo el sur del estado mientras decenas de miles de hogares sufrían cortes temporales de electricidad, según la compañía local Florida Power & Light.

“Esperamos ver efectos severos aquí en Miami-Dade y hasta en Broward”, había advertido en conferencia de prensa el alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez, refiriéndose a los condados que albergan Miami y Fort Lauderdale.

Los residentes de las zonas afectadas desplazaron sus coches a áreas altas, fueron llamados a desalojar y algunos tapiaron las ventanas de sus negocios.

El gobernador de Florida, Ron De Santis, ya había declarado el estado de emergencia en el sur del estado el sábado por la tarde, en momentos en que los residentes celebraban o protestaban bajo la lluvia los resultados que dieron la victoria al demócrata Joe Biden en las elecciones presidenciales.

Desastre en Guatemala

Antes de que Eta tocara tierra en Florida, el Instituto de Meteorología (Insmet) de Cuba informó que la tormenta había dejado la isla en la mañana del domingo sin haber causado víctimas y tras atravesarla de sur a norte con vientos máximos sostenidos de 95 kilómetros por hora y rachas más fuertes.

A lo largo del domingo se reportaron fuertes lluvias en la mitad este de Cuba. Unas 74.000 personas habían sido evacuadas a lugares seguros, 8.000 de ellas a albergues dispuestos por las autoridades.

Pero una reunión extraordinaria del gobierno, encabezada por el presidente Miguel Díaz-Canel, concluyó que “no se han reportado pérdidas de vidas ni afectaciones significativas en viviendas”, según el telediario estatal.

Eta golpeó el martes a Nicaragua como un potente huracán categoría 4 y se fue debilitando al tocar tierra a depresión tropical, pero provocó torrenciales lluvias que han dejado unas 200 víctimas entre muertos y desaparecidos en Centroamérica y el sur de México.

El país mas afectado fue Guatemala, donde su paso se saldó con al menos 150 muertos o desaparecidos. Socorristas y militares buscaban desde el sábado los cuerpos de los habitantes de una aldea indígena al norte del país que quedó bajo el lodo tras un deslave.

El domingo, al menos una persona murió cuando se accidentó en la capital de Guatemala una avioneta que llevaba ayuda humanitaria a poblaciones afectadas por el devastador paso de Eta, informó Aeronáutica Civil.

En Honduras, las fuertes inundaciones en el norte y noroeste del territorio dejaron 23 muertos, según las autoridades.

En México, en el estado meridional de Chiapas, las lluvias torrenciales causaron al menos 20 muertos.




El gobierno de Guatemala informó que al menos 150 personas murieron como consecuencia del paso del ciclón Eta en el norte del país (EFE)

El gobierno de Guatemala informó que al menos 150 personas murieron como consecuencia del paso del ciclón Eta en el norte del país.

Unas 150 personas murieron o están desaparecidas en una aldea indígena del norte de Guatemala tras un deslave provocado por el devastador paso del ciclón Eta por Centroamérica, informó este viernes el gobierno de ese país.

Un deslizamiento de tierra sepultó cerca de 150 viviendas de la aldea Quejá, en el municipio norteño de San Cristóbal Verapaz, y se teme que gran parte de sus ocupantes murieron, dijo el presidente, Alejandro Giammattei.

Calculamos que entre fallecidos y desaparecidos las cifras no oficiales nos arrojan más o menos 150 muertos”, indicó el mandatario en rueda de prensa.

Una brigada del Ejército llegó este viernes a la aldea Quejá para las tareas de búsqueda de los damnificados y llevar ayuda a los sobrevivientes. Giammattei detalló que no fue hasta ayer en la tarde que “miembros de la quinta brigada del Ejército que arribaron a Quejá y tuvieron que hacer el recorrido por la montaña, a pie, para poder llegar”, dada las condiciones del clima en el país centroamericano, donde continúa la lluvia al norte y este del país.

El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, durante una rueda de prensa (EFE)

El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, durante una rueda de prensa.

Además, en las aldeas aledañas Chapenal y Saquixim hay en suma 120 personas evacuadas y un centenar de viviendas inundadas, además de “mucha gente que aún no quiere salir de casa”, como indicó el presidente.

Según el mandatario, hay unas 2.500 personas que han perdido todas sus pertenencias en el sector de las tres aldeas cercanas a San Cristóbal Verapaz “y aún continúan los derrumbes”.

Los muertos de Guatemala se suman a una veintena registrados en los demás países del istmo por el paso de Eta, que el martes arremetió con furia contra el Caribe Norte de Nicaragua como huracán categoría 4.

Mujeres caminan en un área afectada por un deslizamiento de lodo luego del paso de la tormenta Eta, en Purulha, Baja Verapaz, Guatemala (Reuters)

Mujeres caminan en un área afectada por un deslizamiento de lodo luego del paso de la tormenta Eta, en Purulha, Baja Verapaz, Guatemala 

La región continuó sufriendo este viernes los efectos del temporal, con lluvias y neblina en algunas zonas, mientras las autoridades evalúan la devastación que dejó el ciclón desde Guatemala hasta Panamá, antes de dirigirse nuevamente al Caribe.

El ciclón salió del norte de Honduras la tarde del jueves convertido en depresión tropical y volvió al Caribe, donde podría fortalecerse nuevamente a tormenta tropical mientras avanza hacia Cuba, según proyecciones del Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos.

Autoridades cubanas comenzaron a prepararse para contener el impacto del ciclón, que alcanzará la isla el próximo domingo.

En total, la depresión tropical Eta ha afectado a 75.000 personas en Guatemala según las cifras que ofreció el mandatario este mediodía en su comparecencia ante los medios de comunicación.

Por su parte, el ministro de Agricultura, Ganadería y Alimentación, José Ángel López, indicó que Eta afectó las cosechas de al menos 6.000 familias y calculó que hay alrededor de 3.100 hectáreas de plantaciones dañadas.

Hombres cruzan un deslizamiento de tierra que bloquea una carretera tras el paso de la tormenta Eta, en Purulha, Guatemala (Reuters)

Hombres cruzan un deslizamiento de tierra que bloquea una carretera tras el paso de la tormenta Eta, en Purulha, Guatemala 

Pero tanto los muertos, los desaparecidos y los daños en viviendas y hortalizas son apenas un estimado dada la inaccesibilidad de algunas zonas donde ni siquiera ha podido llegar la ayuda en helicóptero por la nubosidad y lluvia provocadas por Eta.En el norteño departamento de Peten y en Quiché, además “recién se había sembrado en octubre y noviembre la segunda siembra de maíz y frijol y algunas de estas nuevas siembres se perdieron”, dijo López.

Giammattei insistió en los recuerdos que le han producido los efectos de Eta a la catástrofe del huracán categoría cinco Mitch, que hace 22 años devastó la región centroamericana con sus vientos de más de 250 kilómetros.

Comunidades aisladas

Las lluvias continuarán unos tres o cuatro días más”, principalmente en el noreste de Guatemala, dijo a AFP David de León, portavoz de la Coordinadora de Reducción de Desastres (Conred) de ese país.

De León precisó que centenares de personas permanecen en riesgo, 115 están desaparecidas y 4.800 se encuentran albergadas en Guatemala.

En Nicaragua, donde Eta llegó con potentes vientos y aguaceros que dejaron casas y edificios sin techo y árboles arrancados, persistía la lluvia este viernes en el Pacífico y el norte del país, mientras los ríos en el Caribe continúan crecidos, según las autoridades.

Medios locales reportaron que la localidad de Bilwi, donde hizo impacto Eta, permanece aislada por la crecida del río Wawa, que solo puede ser cruzado por barcaza, mientras pobladores intentan reconstruir sus casas.

El ciclón provocó la muerte de dos mineros en el Caribe nicaragüense, aunque las autoridades no han hecho un recuento del daño de Eta, reconoció la vicepresidenta y portavoz del gobierno, Rosario Murillo.

El ejecutivo anunció que comenzó los trabajos de reconstruir los puertos caribeños destruidos por Eta.

En Honduras murieron 10 personas como consecuencia de derrumbes e inundaciones, aunque Marvin Aparicio, de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) admitió que podría haber más víctimas.

Más de 7.000 personas debieron ser albergadas y miles más permanecen incomunicadas por las inundaciones en el norteño Valle de Sula, el centro industrial de Honduras.

Pobladores de esa zona llamaron desde el jueves a los canales de televisión a pedir ayuda para ser desalojados.

Vista general de una casa inundada en San Pedro Sula, Honduras, afectada por la tormenta tropical Eta que también provocó inundaciones y fallecimientos de personas en Costa Rica, Nicaragua, Panamá y Guatemala (Reuters)

Vista general de una casa inundada en San Pedro Sula, Honduras, afectada por la tormenta tropical Eta que también provocó inundaciones y fallecimientos de personas en Costa Rica, Nicaragua, Panamá y Guatemala 

Necesitamos lancha o helicóptero. Tenemos dos días sin comer, estamos unas 60 personas con niños”, se quejó una mujer que llamó este viernes desde Ciudad Planeta, cerca del aeropuerto de San Pedro Sula, al telenoticiero Hoy Mismo.

El gobierno hondureño anunció este viernes que 16.000 personas fueron rescatadas del Valle de Sula.

Población reubicada

En Panamá los daños se concentraron en la provincia de Chiriquí, fronteriza con Costa Rica, donde ocho personas murieron, según el último reporte del ministro de SeguridadJuan Pino. Además, hay 68 personas desaparecidas y cientos de incomunicados en todo el país.

El gobierno teme un mayor número de víctimas y daños porque no se ha podido acceder a zonas de difícil acceso. “Apenas estamos empezando con esta labor titánica”, señaló Pino.

En Chiriquí, la tormenta causó los mayores estragos, con destrucción de viviendas, carreteras, puentes y cultivos.

En Costa Rica murieron dos personas por un desprendimiento de tierra que sepultó su casa este jueves en el cantón de Coto Brus, fronterizo con Panamá, mientras 20 carreteras sufrieron cortes, según la Comisión Nacional de Emergencias (CNE).

Alrededor de 1.400 personas fueron trasladadas a albergues, especialmente en el sur y el litoral Pacífico, donde las lluvias que dejó Eta provocaron crecidas de ríos que inundaron grandes extensiones de Costa Rica.

El Salvador registró, por su parte, un pescador muerto este jueves, mientras unas 1.700 personas permanecen albergadas por riesgo de inundaciones, según la protección civil.

El cambio climático produce un aumento de temperatura en las capas superficiales de los océanos, lo cual genera huracanes y tormentas más poderosos y con mayor cantidad de agua, constituyendo una amenaza más peligrosa para las comunidades costeras, según estudios del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC).


Share this:

Publicar un comentario

 
Copyright © 2020 SFM NEWS. Designed by SFMNews