BREAKING NEWS

27 oct. 2020

Papa Francisco: el inédito apoyo del líder católico a las uniones civiles LGBT


Papa Francisco
Pie de foto,

Las palabras de Francisco han tenido una amplia repercusión en el mundo.

Fueron declaraciones inéditas. Este miércoles, se conoció que el papa Francisco había expresado su apoyo a la legalización de la unión civil entre personas del mismo sexo.

"La gente homosexual tiene derecho a estar en una familia. Son hijos de Dios y tienen derecho a una familia. Nadie debería ser expulsado o sentirse miserable por ello", dice el líder de la Iglesia católica en un documental llamado "Francesco".

"Lo que tenemos que crear es una ley de unión civil. De esa manera están cubiertos legalmente. Yo defendí eso", agregó, aparentemente refiriéndose a su época de arzobispo de Buenos Aires, cuando Argentina debatió la legalización del matrimonio igualitario.

Las declaraciones tuvieron una fuerte repercusión, con palabras de apoyo a lo dicho por Francisco y algunas voces contrarias.

Sin embargo, lo que quedó flotando en el ambiente es qué tanto efecto tiene estas palabras en relación a la posición oficial de la Iglesia católica en la materia.

Iglesia Católica
Pie de foto,

El tema del matrimonio homosexual siempre ha sido controversial dentro de la iglesia Católica.

"Lo que dijo Francisco es sin duda algo nuevo dentro de la Iglesia. Sin embargo, es un tema en el que ha venido insistiendo en los últimos años", le dijo a BBC Mundo Massimo Faggioli, teólogo y autor del libro Pope Francis: Tradition in Transition.

Ahora ese cambio tiene que estar en los textos oficiales, sobre todo en el Catecismo", señaló Faggioli, en relación a los textos que resumen y exponen la doctrina católica y son la base de la enseñanza religiosa.

El Catecismo de la Iglesia católica, que había sido escrito de manera separada durante siglos, fue publicado en su totalidad en 1997 por Juan Pablo II y corregido por Benedicto XVI en 2005.

Ahora, estos textos pueden ser modificados por el Papa a través de la Congregación de la Doctrina de la Fe.

Por ejemplo, la modificación más reciente fue hecha por el propio Francisco en 2018 para declarar "inadmisible" la pena de muerte e incluir un compromiso a luchar contra ella en todo el mundo.

"El Catecismo es el documento donde se consignan los principales puntos de doctrina, modificarla para incluir este pensamiento es donde debe ocurrir el verdadero cambio. Pero no se sabe cuándo y cómo va a ocurrir", señala.

Cambio cultural

Para muchos especialistas, las palabras de Francisco conocidas esta semana tienden a reflejar una posición más abierta e inclusiva que ya han adoptado muchos episcopados alrededor del mundo a lo largo de los años, pero dejando claro que se apoya la unión civil más no el matrimonio.

"El asunto que dice el Papa de las uniones civiles es la postura, si no dogmática y oficial de la Iglesia, sí la postura general de los episcopados: se entiende que haya algunas regulaciones de la convivencia entre personas homosexuales pero no se considera que es matrimonio", explicó en declaraciones a Europa Press el profesor de Teología Dogmática en la Universidad Pontifica de Salamanca Emilio José Justo Domínguez.

Muchos analistas coinciden en que las palabras de Francisco hacen hincapié en que no se trata de permitir el matrimonio entre las personas del mismo sexo.

"En ese sentido, no se cambia la postura de la Iglesia", señala Faggioli.

Iglesia Católica
Pie de foto,

Una de las grandes cuestiones es como las palabras del papa Francisco pueden transformar a la iglesia Católica.

Pero anota que la importancia de que esta actitud se traslade a textos oficiales y legales no se reduce a la unión civil.

"Esto va más allá. Va sobre la postura de los colegios católicos para que no rechacen a parejas del mismo sexo. Para que no haya discriminación a la adopción de niños, de las cuales muchas agencias son manejadas por instituciones católicas. Repercute en muchas cosas", explica el teólogo.

Un ejemplo de estos textos sería una carta apostólica o una encíclica, donde puede tratar estos temas de manera oficial.

Estos documentos son la forma que tiene el sumo pontífice de dirigirse a sus obispos, sacerdotes y fieles para hablar sobre temas de doctrina.

Un ejemplo de ello fue la última encíclica publicada por Francisco en octubre de este año, llamada "Fratelli tutti", en la que habla de la fraternidad cristiana tomando como contexto la pandemia del coronavirus.

El teólogo anota que Francisco sabe que modificar el Catecismo o escribir una encíclica no es tan difícil como cambiar la cultura dentro de la Iglesia católica.

"Eso lo sabe el Papa y por eso ha dado este mensaje. Como lo veo, es una estrategia que está utilizando para un cambio de cultura al largo plazo dentro de la iglesia frente a este tema", anota Faggioli.

Y ese mensaje ha sido bien recibido, aunque sin tanta euforia.

"El Papa ha dicho que las personas LGBT necesitan reconocimiento legal. Es tarde, pero al menos sucedió. Creo que ayudará a nuestra lucha (...) Espero que este sea un nuevo capítulo que está comenzando", dijo el activista polcao Bartosz Staszewski.

Los conservadores

A diferencia de sus predecesores, Francisco ha elegido mostrar cierta empatía por la comunidad LGBTQI+ desde que ocupó el trono de San Pedro en 2013, algo que le ha valido críticas de los jerarcas conservadores del Vaticano.

Y también señalamientos por lo que muchos, entre los sectores más progresistas, consideran es "hipocresía": hacer declaraciones pero no introducir modificaciones reales en la misma línea.

Francisco saluda a varias mujeres
Pie de foto,

Para algunos analistas, la gran reforma que se debe hacer en la Iglesia católica es sobre el papel de la mujer.

Durante su papado, Francisco se ha enfrentado a grupos conservadores no solo frente al tema de los derechos de los homosexuales, sino también respecto a la administración del sacramento de la comunión a personas divorciadas o la aceptación de sacerdotes casados.



"Creo que en cuanto a la unión civil de personas del mismo sexo ha sido claro. Y con algunos sectores esto ha creado varias tensiones, sin duda", señala Faggioli.

Los desafíos por modernizar una institución milenaria son muchos y, según el autor, la principal reforma que debe hacerse dentro de la Iglesia católica tiene que ver con el papel de la mujer dentro de la institución.

"Y no hablo sobre sacerdotisas mujeres, sino de la presencia de mujeres dentro de las principales organizaciones e instituciones católicas. Es un tema transversal que va desde Europa a América, África y Asia", anota.

Y a diferencia de la apertura relativa y el apoyo a la unión civil homosexual, el papa Francisco no dado ninguna señal de que quiera hacer una reforma en este sentido.

"No ha sido abierto a este tema, como sí lo ha sido con otros. La Iglesia Católica necesita una transformación, pero no puede hacerse en un solo sentido", señala.

El papa Francisco
Pie de foto,

El papa Francisco ha externado empatía por las personas LGBT en el pasado, lo que le ha generado críticas dentro de la comunidad católica.

El papa Francisco expresó por primera vez su apoyo a la legalización de las uniones civiles de parejas del mismo sexo a través de una entrevista para un documental que se estrenó este miércoles en el Festival de Cine de Roma.

"La gente homosexual tiene derecho a estar en una familia. Son hijos de Dios y tienen derecho a una familia. Nadie debería ser expulsado o sentirse miserable por ello", dice el líder de la Iglesia católica en el filme titulado "Francesco".

"Lo que tenemos que crear es una ley de unión civil. De esa manera están cubiertos legalmente. Yo defendí eso", agregó, aparentemente refiriéndose a cuando era arzobispo de Buenos Aires.Además, el filme también muestra al papa animando a una pareja de homosexuales a criar a sus hijos llevándolos a una parroquia local.

A diferencia de sus predecesores, Francisco ha optado por mostrar empatía por la comunidad LGBT desde que tomó las riendas del catolicismo en 2013, algo que le ha valido críticas de los jerarcas conservadores de la Iglesia. Y también señalamientos de "hipocresía".

"Si una persona es gay y busca a Dios y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgarlo?", dijo en su primera conferencia de prensa tras ser electo.

Pero en 2013, en el libro "Sobre el cielo y la tierra", el papa dijo que equiparar legalmente las relaciones entre personas del mismo sexo con los matrimonios heterosexuales sería "una regresión antropológica".

Hasta ahora no ha abierto ninguna posibilidad de que haya uniones católicas de parejas del mismo sexo.

Una bandera de la comunidad LGBT en la Plaza de San Pedro
Pie de foto,

Los predecesores de Francisco se opusieron abiertamente a aceptar a la comunidad LGBT en la Iglesia católica.

Y también han surgido voces críticas dentro de la Iglesia católica sobre una presunta "hipocresía" alrededor del tema.

Krysztof Charamsa, quien fue retirado de la curia tras externar su orientación homosexual, criticó en 2015 a la Iglesia por "perseguir" y causar "sufrimiento inmensurable" a los católicos homosexuales y sus familias.

    Unos años después, en 2018, Francisco dijo que estaba "preocupado" por la homosexualidad en el clero, lo cual calificó como "un asunto serio".

    Sus palabras han hecho hablar a los analistas de El Vaticano y marcan el apoyo más claro de Francisco al tema desde que se convirtió en papa.

    Pero, ¿se trata realmente de un cambio de fundamentos del pontífice?

    ¿O más bien una declaración improvisada de un líder de la Iglesia católica conocido por coquetear con los liberales en el pasado, solo para recurrir a la doctrina tradicional cuando llega la hora de la verdad?

    Como arzobispo de Buenos Aires, antes de convertirse en papa, fue un acérrimo opositor del matrimonio homosexual, que fue legalizado en Argentina en 2010. En cambio, abogó por las uniones civiles para parejas homosexuales.

    Este es su primer respaldo verbal como papa y sin duda será bienvenido por muchos del ala más liberal de la Iglesia y criticado por los conservadores.

    Pero cualquier cambio doctrinal significativo sobre este tema debería presentarse de una manera más formal y después de mucho debate interno. Por ahora, hay pocas señales de que eso sea inminente.

    Línea

    Un filme de un "judío nacido como ateo"

    "Francesco", dirigido por el nominado al Oscar Evgeny Afineevsky, retrata la personalidad y las acciones que ha tenido el pontífice argentino desde que asumió la jefatura del catolicismo en 2013.

    Evgeny Afineevsky
    Pie de foto,

    Evgeny Afineevsky, hizo la filmación de "Francesco" a lo largo de tres años.

    "Yo no lo veo como un documental sobre el papa, es un documental sobre todos nosotros, toda la humanidad que crea desastres, agrede al medio ambiente, monta todas estas guerras que hacen huir a migrantes, crea el abuso sexual, que no solo lo hay en la Iglesia, también en Hollywood", dijo Afineevsky a la agencia EFE.

    "Me he reunido con él unas cinco veces, siempre en función de su agenda, hemos tenido también dos entrevistas a cámara", cuenta el director, que grabó a lo largo de tres años, hasta junio, ya en plena pandemia.

      En el documental, el director de 48 años nacido en Kazán (antigua Unión Soviética) que creció en Israel y después emigró a Estados Unidos, no aborda cuestiones religiosas, sino las ideas del papa sobre los grandes desafíos del mundo.

      "Para mí que no soy católico, que soy judío y nacido como ateo en Rusia, era importante mostrar al mundo que yo, con mi perspectiva no religiosa puedo ver lo que este hombre hace y cómo nos inspira", dijo a EFE.

      Share this:

      Publicar un comentario

       
      Copyright © 2020 SFM NEWS. Designed by SFMNews