BREAKING NEWS

2 sep. 2020

Revelaciones de "Melania and Me", el nuevo libro de memorias de una examiga de la primera dama de EE.UU.

 

Melania TrumpDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionMelania está casada con Donald Trump desde 2005.

La salida a la venta de Melania and Me (Melania y yo) este martes abre un nuevo frente de batalla para Donald Trump que, por esta vez, salpica de lleno a su esposa.

Melania and Me es el explosivo libro de memorias de Stephanie Winston Wolkoff, quien se dice examiga de la primera dama, Melania Trump.

El libro revela algunos detalles poco halagadores de la esposa de Trump. Y es que la autora asegura haber sido testigo de "mentiras" y "engaños" a lo largo de su amistad.

La Casa Blanca, que ha denunciado el libro como una "extraña distorsión de la verdad"se encuentra con una nueva piedra en el camino de la reelección de Trump, a dos meses de los comicios.

Pero Melania and Me no es sino uno más de los libros no autorizados por Trump sobre su vida en la Casa Blanca. Entre los más destacados de los últimos tiempos están los de Mary Trump, sobrina del presidente, y el exasesor de Seguridad Nacional John Bolton.Saltar las recomendaciones

Una portavoz de la primera dama indicó: "El libro no solo está lleno de falsedades y paranoia, sino que se basa en una necesidad imaginaria de venganza".

"Lamentablemente, esta es una mujer profundamente insegura cuya necesidad de ser relevante desafía la lógica".

Estos son algunos detalles de lo que Winston Wolkoff relata en su obra, la cual no indica si está escrito con base en notas, grabaciones o solo lo que recuerda.

1. La mala relación con la "princesa"

Winston Wolkoff, quien tiene amplia experiencia como organizadora de eventos de la revista Vogue, habla de las tensiones muy comentadas en EE.UU. entre Melania Trump y su hijastra, Ivanka Trump.

La primera dama supuestamente se refiere a ella como la "princesa" y su mala relación se hizo evidente desde la investidura de Trump, asegura la autora.

Ivanka Trump y Melania TrumpDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionEl libro hace notar que Ivanka Trump y Melania Trump no tienen una buena relación.

Asegura que una vez recibió un mensaje de texto de la primera dama en el que llamaba "serpientes" a la hijastra y a su esposo, Jared Kushner, ambos asesores de la Casa Blanca.

La autora fue también la organizadora principal de la investidura de Trump en 2017 y dijo en una entrevista el lunes con ABC News que estaba cooperando con investigadores que indagan acusaciones de delitos financieros relacionados con los gastos del evento.

2. La "transformación de Melania"

Winston Wolkoff dice que su amistad de 15 años con Melania Trump terminó hace dos años después de que la primera dama la "traicionara".

Supuestamente, la primera dama se negó a defenderla públicamente a ella y a un asistente de las acusaciones de mala gestión financiera mientras planeaba la investidura.

Stepanie Winston Wolkoff, Melania Trump y Donald TrumpDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionWinston Wolkoff describe a Melania Trump como la hermana que nunca tuvo.

Piensa que fue "apuñalada por la espalda" por alguien que ha cambiado mucho durante el tiempo que se conocen.

"Presencié la transformación de Melania de baño de oro a 24 quilates", escribe Winston Wolkoff.

"Mirarla ahora y ver que solo queda el caparazón de oro hace que me pregunte si eso es todo lo que alguna vez fue y si yo fui la tonta que compró el reloj de imitación en la esquina", añade.

3. "Como si nada hubiera pasado"

La autora también ofrece detalles sobre la vida privada de los Trump.

En un episodio, Winston Wolkoff describe cómo reaccionó la entonces futura primera dama en 2016 después de escuchar la grabación en la que su esposo se jacta de poder "tomar" mujeres a placer: "Puedes hacerles lo que quieras (a las mujeres) cuando eres una estrella", se le escucha decir.

Tras saber de eso, la esposa de Trump "estaba radiante, estaba sonriendo", escribe Winston Wolkoff. "Fue como si nada hubiera pasado".

El video de Trump disculpándose.Derechos de autor de la imagenREUTERS
Image captionTras el escándalo, Trump publicó un video grabado en donde se disculpó y a continuación atacó a Hillary y Bill Clinton.

"Ella sabe con quién se casó… Ella sabía en lo que se estaba metiendo y él también", dice la autora, quien agrega que nunca votó en las elecciones presidenciales antes de 2016.

4. El ceño fruncido en 2017

Otro de los pasajes abordados por Winston Wolkoff es el de la mueca que hizo la primera dama el día de la investidura de Trump, el 20 de enero de 2017.

Aunque en la prensa y en las redes sociales se señaló que Melania Trump hizo un mal gesto hacia su esposo, la autora explica que fue por un incidente con su hijo Barron Trump.

Donald, Melania y Barron TrumpDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionMelania Trump no hizo una mueca hacia su esposo, sino por un pisotón de su hijo, según la autora.

"Melania de repente frunció el ceño y miró hacia abajo y a su derecha porque Barron le había dado una patada en el tobillo por accidente", explica la autora.

5. Cambio de ducha e inodoro

El libro, que está dedicado a su examiga, afirma que la primera dama se negó a mudarse a la Casa Blanca durante cinco meses "hasta que la residencia sea remodelada y redecorada, empezando por una nueva ducha y retrete" diferente a los que tenían Barack y Michelle Obama.

También pidió que su oficina fuera pintada de rosa Middleton, llamado así por la colorista Catherine Middleton.

Sin embargo Trump se opuso a esa elección y el presidente optó por desdecirla y ordenar un tono más oscuro.

6. "Siempre pragmática"

Winston Wolkoff dice que una frase que la primera dama se repite con frecuencia es: "Complacer a los demás no es mi prioridad".

Donald y Melania TrumpDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionWinston Wolkoff dice que Melania Trump sí tiene cierta influencia en su esposo.

"Siempre pragmática, concluyó que, dado que no tenía control sobre lo que la gente piensa de ella, por qué debería importarle lo que creyeran".

La autora también afirma que la primera dama tiene cierta influencia en el presidente.

En una ocasión, explica, Melania Trump reclamó a su esposo por intentar levantar la prohibición a la importación de animales muertos de África como trofeo de cacería, que presuntamente fue impulsada por los hijos del presidente.

"Melania no simpatizaba con los esfuerzos de cabildeo de 'los chicos' por las armas y la caza o la extraña necesidad de colgar la cabeza de un animal muerto en la pared. Esa noche, ella hizo algo de cabildeo por su cuenta y su súplica a Donald realmente funcionó".

El presidente escribió en Twitter al día siguiente: "Puse la decisión sobre trofeos de caza mayor en espera hasta que revise todos los datos del asunto".

7. "Es más de lo que tienen en su país"

Winston Wolkoff también se refiere a un episodio en 2018 cuando el gobierno de Trump estaba bajo las críticas por la separación de niños y sus padres migrantes indocumentados.

La autora refiere que en una llamada telefónica, la primera dama mostró poca compasión.

"No están con sus padres y es triste. Pero los agentes (de la Patrulla Fronteriza) me dijeron que los niños decían: 'Vaya, ¿tengo una cama? ¿Tendré un armario para mi ropa?'", recuerda.

"Es más de lo que tienen en su propio país, donde duermen en el piso".


Un nuevo libro ha generado fascinación y escándalo en relación a lo que sucede en la Casa Blanca y en la familia del presidente Donald Trump.

Ahora, en paralelo al libro de Mary Trump, sobrina del mandatario, en el que describe a su familia como “malignamente disfuncional” y al hoy presidente como un individuo que fue torcido por su “sociópata” padre, Fred Trump, ha surgido otro escrito de Stephanie Winston Wolkoff, quien fue por años amiga cercana de Melania Trump. En el texto, Wolkoff al parecer hace punzantes afirmaciones sobre lo que la hoy primera dama piensa de su familia política, en especial de Ivanka Trump, e incluso del propio Donald.

Ivanka Trump y Melania Trump, hija y esposa del presidente estadounidense Donald Trump. (Reuters)
Ivanka Trump y Melania Trump, hija y esposa del presidente estadounidense Donald Trump.

Según el relato de Business Insider, Wolkoff tuvo un papel importante en la organización de la ceremonia de toma de posesión de Trump, en enero de 2017 y grabó en secreto conversaciones que tuvo con Melania.

Eso lo relata en su libro “Melania and Me: My Years as Confidant, Advisor and Friend to the First Lady” (‘Melania y yo: mis años como confidente, asesora y amiga de la primera dama’), que sale a la venta el próximo 1 de septiembre.

Por ejemplo, cuenta que Ivanka, a quien Melania llamaba “princesa”, deseaba tener un papel de relevancia en esa ceremonia y que ello incomodaba a Melania. Y afirma que pretendía controlar la agenda del evento e incluso desfilar en la Avenida Pennsylvania con sus hijos, un momento que históricamente ha sido reservado al presidente y su esposa.

Al parecer, nadie se atrevía a decirle no a la hija de Trump y por ello Melania decidió dirigir lo que Wolkoff llamó la “operación bloquear a Ivanka”, a fin de que la hija del presidente no apareciera en las tomas de televisión durante los momentos centrales de la ceremonia inaugural. Según Wolkoff, Melania y ella estaban convencidas que “Ivanka no debía convertirse en el centro de la atención en la toma de posesión de su padre” como presidente de Estados Unidos.

Stephanie Winston Wolkoff, quien dice que por años fue "amiga y confidente" de Melania Trump. (Reuters)
Stephanie Winston Wolkoff, quien dice que por años fue "amiga y confidente" de Melania Trump. 

Se afirma que Ivanka le envió a Wolkoff una foto de la juramentación de Barack Obama en la que, al frente, aparecen el presidente con su esposa Michelle y sus dos hijas. Ello, al parecer, para mostrar que los hijos de Donald Trump, y es de suponer en especial ella, deberían tener una posición prominente en su juramentación.

Algo a lo que, a juzgar por lo que se ha comentado sobre el contenido del citado libro, Melania se oponía.

De acuerdo a Vanity Fair, esa operación tuvo éxito pues Melania y Wolkoff lograron decidir en dónde se sentaría y dónde estaría de pie cada uno de los miembros de la familia Trump para que la ‘primera hija’ [Ivanka] no pudiera ser vista en televisión mientras estaba sentada ni cuando todos se levantaron para el juramento presidencial de Trump”.

Mellania y los hijos e hijas de Trump ciertamente estuvieron junto a su padre cuando él juró su cargo, pero en la televisión, Melania y Wolkoff trabajaron para que la presencia de Ivanka se opacara.

Cuando lo lograron, cuenta Vanity Fair, la diseñadora de modas Rachel Roy, que participó en ello con Melania y Wolkoff, envió una “foto de Ivanka siendo bloqueada por la cabeza de Melania”, acompañada de emojis que señalaban que lloraba de la risa.

La Casa Blanca ha negado que Melania haya pretendido bloquear la aparición en televisión de Ivanka durante esa ceremonia y ha dicho todo ello serían solo historias truculentas de Wolkoff engendradas en su “extraña obsesión con la familia Trump”.

El momento en que Donald Trump jura su cargo como presidente de Estados Unidos, en compañía de su familia, el 20 de enero de 2017. (AP)
El momento en que Donald Trump jura su cargo como presidente de Estados Unidos, en compañía de su familia, el 20 de enero de 2017. (AP)

Esa “guerra” entre Melania e Ivanka no habría terminado allí: según Wolkoff, cuando ella trabajó como asesora de la primera dama, ambas sospecharon que filtraciones sobre el ambiente “sombrío” que se vivía en la Casa Blanca provenían de Ivanka y se dice que ella y su esposo Jared Kushner buscaban ampliar su influencia no solo en las oficinas de la presidencia sino también en el espacio de la primera dama.

En su libro Wolkoff cuenta que cuando se enteró que Kushner estaba inspeccionando el ala este de la Casa Blanca, donde tradicionalmente se ubican las oficinas de la primera dama, Melania le dijo que hiciera algo para evitar, es de suponer, que el yerno del presidente se hiciera de espacios allí. Entonces, Wolkoff colocó etiquetas en la puerta de cada espacio para señalizar que ya estaban asignados para diferentes personas y funciones y, con ello, Kushner no pudiera ocuparlos.

Y, de acuerdo a Business Insider, Wolkoff criticó que Ivanka usara una cuenta de email personal para tratar asuntos de su puesto de asesora presidencial, justo la misma práctica que su padre reprochó de modo punzante a su rival demócrata, Hillary Clinton.

En todo caso, desde esos primeros momentos de 2017 hasta ahora tanto Melania como Ivanka han seguido manteniendo su relación, sea ésta como sea, bajo la sombra de Donald Trump. Y la influencia de ambas ha quedado marcada en el papel que cada una de ellas ha tenido durante la reciente Convención Nacional Republicana: Melania fue la oradora principal en la segunda noche de ese evento mientras que Ivanka fue la encargada de presentar a su padre en la noche final de esa Convención.

Habrá que esperar al resultado del 3 de noviembre para delinear lo que sucederá con ellos en el futuro. Mientras, se afirma que el libro de Wolkoff trae consigo nuevas y explosivas alegaciones adicionales sobre la relación de Melania con su esposo y su familia política.

Share this:

Publicar un comentario

 
Copyright © 2020 SFM NEWS. Designed by SFMNews