BREAKING NEWS

14 ago. 2020

“Ahora voy a morir”: la novia que posaba en Beirut detalló como vivió la explosión


El video de Israa Seblani siendo lanzada al suelo por la onda expansiva del estallido rápidamente dio la vuelta al mundo

La escena recorrió el mundo. 

Era una tradicional sesión de fotos previa a un casamiento. La doctora Israa Seblani, la novia de 29 años, sonreía y posaba en una plaza frente al Hotel Le Gray, en el centro de Beirut.

El camarógrafo filmaba el ramo de la novia colocado en el piso cuando se produjo la explosión en el puerto, que al jueves ha matado a al menos 135 personas y herido a más de 5.000 en la capital de El Líbano.

Inmediatamente, se pudieron apreciar los daños en los edificios y el humo en la calle. Una diminuta porción del desastre que se registró en los alrededores del puerto de la capital libanesa. En los segundos finales de la filmación se pudo ver cómo alguien -que resultó ser el novio- socorría a Israa Seblani e ingresaban juntos a un edificio.

Seblani habló este jueves sobre ese momento y detalló sus pensamientos en los momentos posteriores a la impresionante deflagración: “Fue entonces que un pensamiento vino a mi mente: ‘ahora voy a morir'”, expresó en una entrevista con el New York Times.

“Cuando empezamos a tomar las fotos, la vida era muy normal”, dijo Seblani, y explicó que la plaza del vecindario de Saifi, a menos de 1,5 km del epicentro de la explosión, estaba llena de gente cenando en restaurantes y comprando. “Y en cuestión de segundos, el cielo pasó de azul a rosa y se elevó una fuerte columna de humo en el cielo”.

Seblani y su novio, Ahmad Sbeih, no sabían que se estaba produciendo un incendio en el puerto de Beirut, donde se almacenaban más de 2.750 toneladas de nitrato de amonio, y pronto el humo se convirtió en lo que ella describió como “una explosión catastrófica” que la arrojó al suelo.

“Sólo tomó un segundo desde que escuché la explosión hasta que fui golpeada por ella”, dijo. “El hermoso lugar en el que estaba se convirtió en un pueblo fantasma”.

Cuando se puso de pie, la plaza estaba llena de cristales rotos y mucha gente estaba cubierta de sangre y pidiendo ayuda a gritos. Israa Seblani dijo que en ese momento pensó que la zona estaba siendo atacada y que ella y su marido morirían.

“Todo lo que había planeado de repente estaba volando con el polvo y los cristales rotos, y en unos pocos segundos moriría”, pensó.

El novio, que había estado observando la sesión de fotos desde una corta distancia, también fue lanzado por el aire por la explosión. Su primer pensamiento al ponerse de pie fue encontrar a su novia y correr. Al encontrarse, ambos se alejaron de la plaza por una calle lateral y se refugiaron en un restaurante.

infobae-image

Luego, cuando la situación se calmó, Seblani y Sbeih regresaron a su casa en Beirut, ciudad que ambos definen como su hogar, y comenzaron a ver si debían seguir adelante con la boda. Ella había volado desde los Estados Unidos tres semanas antes para la ceremonia con las familias de ambos.

La pareja ya había pospuesto la boda por tres años, esperando una visa que le permitiera al novio unirse a Israa en EEUU, donde originalmente planeaban casarse ya que ella está completando una residencia en endocrinología en un hospital de Detroit, en el estado de Michigan.

“Pensamos que este iba a ser nuestro año, pero no salió bien”, comentó Seblani con una risa triste.

Finalmente, sacudidos por la explosión y su efecto en Beirut, decidieron que ya habían esperado bastante y ese mismo martes realizaron la boda y una pequeña fiesta en su casa junto a sus familiares.

Ahora ella quiere regresar a Detroit y continuar su residencia, pero le preocupa dejar a su marido en El Líbano. “La vida aquí se está complicando cada vez más. Pero tenemos que estar juntos. Hemos estado separados durante tres años, y eso es suficiente”, dijo.

El miércoles, un día después de la explosión, la pareja regresó a la plaza. Ella quería volver porque todavía no lo sentía real. “Una vez que puse mis pies allí, sentí cada cosa. Creo que cada vez que vaya a esa calle, recordaré ese momento”, afirmó, y remarcó que le cuesta encontrar la alegría de ser una recién casada. “Hay familias que perdieron a sus hijos, niños que perdieron a sus padres, así que ¿cómo podemos ser felices? Todo lo que podemos decir es gracias a Dios por todo”, concluyó.



Share this:

Publicar un comentario

 
Copyright © 2020 SFM NEWS. Designed by SFMNews