BREAKING NEWS

3 ago. 2020

Donald Trump aseguró que en noviembre se vivirá “el mayor desastre electoral de la historia”


El presidente de los Estados Unidos Donald Trump habla con los reporteros cuando sale para un viaje a Florida desde el jardín sur de la Casa Blanca en Washington, EE.UU., el 31 de julio de 2020. (REUTERS)El presidente de los Estados Unidos Donald Trump habla con los reporteros cuando sale para un viaje a Florida desde el jardín sur de la Casa Blanca en Washington, EE.UU., el 31 de julio de 2020. 

En su encuentro diario con la prensa, el Presidente Donald J. Trump volvió a arremeter contra el sistema de votación por correo prediciendo que el próximo 3 de noviembre “será el mayor desastre electoral en la historia”. “Será catastrófico, ya lo verán”, decía Trump desde la Casa Blanca, tras una reunión con la Asociación Nacional de Organizaciones de Policía. “Yo siempre estoy en lo cierto con respecto a estas cosas. Creo que debo estarlo porque sino no estaría sentado aquí”.

El argumento de Trump se basa en que varios expertos electorales, y el sentido común, indican que si millones de personas votan por correo, nunca se llegará a contar todos los votos la misma noche de la elección, sobre todo si –como probablemente vaya a ocurrir- es una elección muy pareja entre los dos candidatos.

“Creen que van a enviar cientos de millones de boletas de todo Estados Unidos y va a salir de inmediato (…) No van a conocer los resultados de la elección por semanas, meses, o tal vez años. Quizás nunca conozcan los resultados de esta elección. Eso es lo que me preocupa, que van a arreglarla. La van a falsificar. La gente debe ser inteligente ante esto”, agregaba el Presidente.

Trump sugirió que la solución sería que los votantes traten de acercarse a las urnas para votar de manera tradicional o acerquen las boletas ausentes en persona a los centros de elección.

“Dicho sea de paso, a ustedes les encanta hablar de Rusia, de China, de otros países. Ellos van a poder fraguar las boletas, las van a fraguar. Harán lo que tengan que hacer”, agregaba.

A modo de argumento para solventar su postura, el Presidente recordó incidentes pasados con voto por correo.

“Nueva York tiene esta elección pequeña. Nunca se van a saber los resultados de esa elección. Nunca los resultados correctos. Van a anunciar algo en algún punto , pero ¿cuándo? ¿cuándo fue la elección? ¿hace cinco o seis semanas?”, preguntaba Trump en referencia a la elección primaria y estatal que se llevó a cabo en el estado de Nueva York el pasado 23 de junio, donde a consecuencia del COVID miles de personas votaron por correo (algo que usualmente no está permitido en el estado a menos que se tenga una condición médica que no le permita a la persona desplazarse) y aún no se han terminado de contar oficialmente todos los votos.

Durante meses el Presidente Trump ha hablado en contra de la masificación del voto por correo –también conocido como boleta ausente-. Se espera que por el miedo que genera asistir a espacios repletos de personas en medio de la pandemia del COVID, millones de estadounidenses utilicen esta modalidad en noviembre. Ayer, el Presidente generó gran polémica con un mensaje en la red social Twitter en el que sugería demorar la fecha de votación hasta que sea seguro votar en persona. Se sabe que el Presidente no tiene autoridad para realizar ese cambia. Si quisiera hacerlo debería contar con la aprobación del Congreso y es altamente improbable que eso ocurra. Sin embargo, Trump defendió hoy su idea.

“Desearía que se moviera la fecha, sí. (…) La boleta ausente está muy bien. La votación en persona, está muy bien. Pero si se universaliza el voto por correo con millones y millones de boletas, nunca se va a conocer el verdadero resultado de esta elección. Va a ser un día muy, muy triste para nuestro país”.




Trump no puede demorar las elecciones sin la aprobación del Congreso.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sugirió este jueves en su cuenta de Twitter retrasar las elecciones presidenciales previstas en su país para el 3 de noviembre.

En un mensaje en su cuenta de la red social, el mandatario alegó que "el voto por correo universal" hará que esos comicios sean los más "inexactos y fraudulentos de la historia" y esto sería "una gran vergüenza para EE.UU.".

Trump sugirió esperar hasta que la gente pueda votar "de forma apropiada y segura".

Según la Constitución de EE.UU., el presidente no tiene la autoridad para posponer las elecciones. Cualquier retraso tendría que ser aprobado por el Congreso y actualmente Trump no tiene la mayoría en ambas cámaras.

Línea

Con el voto por correo universal (no el voto por ausencia, que es bueno), 2020 será la elección más INEXACTA y FRAUDULENTA en la historia. Sería una gran vergüenza para Estados Unidos. ¿¿¿Retrasar las elecciones hasta que la gente puede votar adecuadamente, con seguridad???

De acuerdo con numerosos estudios realizados a nivel nacional y de los estados llevados a cabo a lo largo de años, hasta la fecha no existe evidencia de fraude generalizado.

Sin embargo, Trump ha afirmado lo contrario en numerosas oportunidades sin presentar evidencias.

Quienes critican el voto postal argumentan que la gente puede sufragar más de una vez, usando el correo y luego concurriendo en persona.

Este jueves Trump también tuiteó: "Los demócratas hablan de influencia extranjera en el voto, pero saben que el voto postal es una manera fácil para los países extranjeros de entrar en la carrera (electoral)".

En junio, el candidato presidencial demócrata, Joe Biden, afirmó que su mayor preocupación es que "este presidente va a tratar de robar esta elección", citando como argumento sus comentarios sobre el voto por correo.

Biden incluso dijo que consideró la posibilidad de que Trump se niegue a dejar la Casa Blanca si pierde.

Voto postal y pandemia

A principios de este mes, seis estados de EE.UU. -California, Utah, Hawái, Colorado, Oregón y Washington- comenzaron a planificar la implementación de un voto por correo universal para las presidenciales.

Estos estados enviarán boletas postales automáticamente a todos los votantes registrados, que luego deben ser enviados o depositados el día de las elecciones, aunque será posible votar en persona en ciertas circunstancias.

La razón detrás de la medida está en el riesgo que supone el sufragio en persona en el contexto de la pandemia de covid-19, por la cual más de 150.000 personas ya han muerto en EE.UU.

Por otra parte, cerca de la mitad de los estados estadounidenses ya permiten a cualquier votante registrado emitir su sufragio por correo si lo solicita.

Línea

"Trump parece estar haciendo todo lo posible para minar la credibilidad de las elecciones"

Análisis del corresponsal de la BBC en EE.UU. Anthony Zurcher

Donald Trump no puede atrasar las elecciones presidenciales de noviembre sin la aprobación del Congreso, controlado parcialmente por los demócratas.

Si no lo sabía, seguramente alguien ya se lo dijo.

Donald TrumpDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionSegún Zurcher, Trump parece estar haciendo todo lo posible para minar la credibilidad de las elecciones de noviembre.

El presidente también debe saber que tuitear sobre una demora (aunque la haya fraseado como "sólo me estoy preguntando") dará lugar seguramente a una tormenta política, sobre todo después de haberse negado en repetidas ocasiones a decir si aceptaría o no un resultado adverso en las próximas elecciones presidenciales.

Trump parece estar haciendo todo lo posible para minar la credibilidad de las elecciones de noviembre, en las que se estima que un número récord de estadounidenses utilizará el sistema de voto por correo para evitar el riesgo de exponerse al coronavirus.

El presidente hizo afirmaciones falsas y engañosas sobre la fiabilidad de la votación por correo y sugirió varias teorías conspirativas.

Sus críticos dicen que podría estar preparando el terreno para cuestionar los resultados, aunque su propósito podría ser simplemente buscar una excusa en caso de perder.

Línea

¿Quién puede cambiar la fecha de las elecciones?

El presidente Trump no tiene la autoridad de cambiar la fecha de las elecciones, que se celebran el primer martes después del primer lunes de noviembre.

Cualquier cambio necesitaría la aprobación de las dos cámaras del Congreso -la Cámara de Representantes y el Senado-. Los demócratas controlan la primera y ya han dicho que no apoyarían un aplazamiento.

Cualquier cambio a 2021 requeriría también una enmienda constitucional, según citan los medios estadounidense a expertos constitucionales. La enmienda sería necesaria para cambiar la fecha de juramentación del presidente y de los nuevos miembros del Congreso, según la cadena pública de radio NPR.

Expertos legales citados por la cadena de televisión NBC dijeron que incluso si el Congreso acordara aplazar la elección, el mandato de Trump como presidente expiraría igualmente el 20 de enero de 2021, según la vigésima enmienda a la Constitución.

Share this:

Publicar un comentario

 
Copyright © 2020 SFM NEWS. Designed by SFMNews