BREAKING NEWS

24 jul. 2020

La salida del poder: ¡Ante el cambio, nueva actitud y nuevas metas!

 Santo Domingo, RD
Alma Reyes es una señora de 50 años que tiene 20 trabajando en el Estado. Su rutina labo­ral se ha visto afectada por el Covid-19 y ahora, con el cambio de Gobierno que se­rá el próximo 16 de agos­to, la incertidumbre se ha apoderado de ella.
Su posi­ción actual dentro de la em­presa la adquirió y mantie­ne hasta hoy basada en su ideología política, más que en la formación adquirida. Ella, al igual que muchos más, hoy se preguntan qué pasará cuando lleguen las nuevas autoridades a sus espacios laborales, habrá cambios, están preparados para enfrentarlos, o simple­mente, buscarán en su hoja de vida la resiliencia, como una forma para adaptarse y seguir adelante.
Desde cualquier óptica a observar, 20 años de lide­razgo político y ocho de go­bierno vigente, dan valor tangible e intangible en la vida de los adeptos, que ha­cen suyo el eslogan de dos palabras de un famoso me­renguero de la oposición.
Para la psicóloga social y clínica Fior D´Aliza Alcánta­ra, el tiempo de gestión del actual gobierno que se des­pide el próximo 16 de agos­to, debió ser para el recurso humano de las distintas em­presas de oportunidades pa­ra crecer de manera institu­cional, profesional, social e individual. Un tiempo pre­cioso para hacer carrera en la gestión pública, desarro­llar nuevos talentos y culti­var la creatividad.
“Por muy increíble que parezca trabajar en el Esta­do es mucho más que un es­tatus económico, pues con el tiempo y después de prác­ticas continuas de conviven­cias se construye un fuerte sentido de pertenencia, y se desarrollan vínculos afecti­vos, apego laboral... y es por todo, que se hace necesa­rio replantearnos una nue­va mirada para asumir estos cambios”, explica Alcántara.
¿Cómo lo asumo?
Según la experta debe ser con una mirada de acepta­ción positiva, pero sobre to­do, afrontarlo con autocues­tionamiento sobre lo que ha sido el aprovechamiento del tiempo que has pasado en la función pública.
Es bueno preguntarse ¿Qué llevas en tu equipaje profesional y emocional?, ¿qué has aprendido en es­te tiempo, de quiénes te has rodeado?, ¿qué has apor­tado al Estado?, ¿a quiénes has enseñado o ayudado a crecer? y por encima de to­do, puedes sentirte orgullo de ti mismo por lo que has hecho y has aportado.
¿Qué significa un cambio de esta magnitud?
Algunos autores del creci­miento personal hacen re­ferencia a los siete cambios capitales para referirse a aquellos que ocurren en la vida del ser humano y que impactan más en las áreas que se entrelazan con en el cambio político laboral, que en estos momentos implica pérdida, separación, cam­bio en las relaciones, reubi­cación y readaptación del proyecto de vida.
Informa que su impacto implica un cambio de orien­tación que se verá afectado por el equipaje profesional y psicoemocional que cada uno haya desarrollado o no, y por consiguiente, el creci­miento personal será una li­mitante o una gran oportu­nidad.
Impacto negativo
Obviamente, todos los cambios requieren un re­ajuste en la dinámica de vida que van a estar me­diados por las capacida­des y los recursos que cada quién ha desarrollado en su función. Siempre habrá personas que en cualquier función pública o privada vegetan, hacen pasillos o se escudan en el liderazgo político.
“Para este grupo de per­sonas afrontar el cambio puede ser más negativo o de estancamiento, pues pueden ser víctima del es­trés patológico o la ansie­dad negativa; presentando desorientación, negación, apatía, síntomas emocio­nales patológicos, aisla­miento social, ruptura de relaciones, requiriendo en algunos casos ayuda pro­fesional para poder pasar a las etapas de afrontamien­to, adaptación y crecimien­to”, dice Alcántara.
El lado positivo
Para algunos haber pasado por el tren gubernamental ha sido una oportunidad para aprender, crecer y de­sarrollar prácticas de vida positiva. Para ellos, es muy probable que la sensación de frustración, la acepta­ción al cambio y la capa­cidad de rediseñarse sea más real. Podrá desarrollar la resiliencia profesional de forma más aventajada, pues saber que tiene recur­sos para afrontar el cam­bio y que puede confiar en el sistema es de gran valor para adaptarse a la nueva realidad.
Recomendaciones
Que los cambios son in­evitables, que en esa fase se debe evitar buscar cul­pable, simplemente, algo ocurrió y hay que asumirlo. Para la psicóloga clínica lo importante es darse espa­cio, tiempo para el encuen­tro personal y mantener vínculos positivos.
- El apoyo social es de gran valía para llevar los procesos, nos ayuda a cam­biar la mirada de mi pro­blema a la realidad de mu­chos.
-Evitar las personas fus­tigantes y poco nutricias, (ambas son un veneno pa­ra el alma).
- Vigilar los estados de ánimo y, a la vez, saber que puedes presentar altibajos.
- Fluir con los sentimien­tos, pensamiento y emocio­nes para evitar llegar a la descompensación.
-Es recomendable tomar un tiempo para reflexionar en familia. Es natural que sientas miedo y debes evi­tar volverte su presa.
 CLAVES
Consejos


Abre tu maleta profe­sional y emocional, bus­ca en los pequeños bol­sillos, esas habilidades que integran tu nuevo portafolio y ver qué tie­nes en él. Lo que apren­diste, en qué eres exper­to. Tómalo y ve corrien­do al mundo, nuevas oportunidades esperan por ti.
Asimismo, visualízate como profesional, ima­gina a quienes encontra­rás en el nuevo camino, y sobre todo, sé agrade­cido con Dios y la vida por todo el tiempo vivi­do, por los procesos de lo que has sido parte. Y si te vas, evita llenar­te de libros físicos y do­cumentos innecesarios, pueden limitar el descu­brimiento de nuevos conocimientos.

Share this:

Publicar un comentario

 
Copyright © 2020 SFM NEWS. Designed by SFMNews