BREAKING NEWS

22 may. 2020

Comerciantes de SFM: “el covid-19 va a ser algo del día a día”

Desde las tiendas de venta de ropa de segunda mano hasta las armerías, los comerciantes de San Francisco de Macorís acataron el llamado de reapertura en el inicio de la primera fase del plan de desescalada elaborado por el Gobierno para reactivar los sectores económicos, a la vez que evalúa si la ciudadanía se encuentra preparada para convivir con la pandemia del covid-19.
“Yo estaba desesperada por abrir. Imagínese, yo trancada nada más pagando luz y renta”, explica Luchy, de la tienda de pacas con el mismo nombre, quien regresó a su negocio tras dos meses de inactividad, ofreciendo un nuevo producto: mascarillas caseras. “Yo misma las preparé durante la cuarentena, veamos si se venden”, puntualiza, mostrando el accesorio, disponible en diferentes colores y diseños.
Tiendas de ropa de segunda mano en SFM se unen a las ventas de mascarillas caseras. | Irmgard De La Cruz.
Tiendas de ropa de segunda mano en SFM se unen a las ventas de mascarillas caseras. | Irmgard De La Cruz.
Con una incidencia de 258 casos por cada 100,000 habitantes, la provincia Duarte ha sido una de las más afectadas por esta enfermedad, que ya ha causado más de 80 muertes, con 771 personas infectadas, la mayoría de ellos localizados en San Francisco de Macorís, su municipio cabecera.
El Gobierno inició la reapertura al día siguiente de registrar 254 nuevos contagios en todo el país, para un total de 13,477 afectados. Un total de 446 personas han fallecido en República Dominicana a causa la epidemia, cinco en las últimas 24 horas, según el Ministerio de Salud Pública.
Para muchos comerciantes, cohabitar con el virus representa la nueva normalidad, por lo que se han asegurado de implementar todo tipo de medidas preventivas para mantener la salubridad y reducir el riesgo de contagio sin afectar sus operaciones habituales.
Rafi Auto Repuestos se ha sumado a las decenas de negocios que han marcado líneas en las aceras para asegurar el distanciamiento entre los clientes. | Irmgard De La Cruz.
Rafi Auto Repuestos se ha sumado a las decenas de negocios que han marcado líneas en las aceras para asegurar el distanciamiento entre los clientes. | Irmgard De La Cruz.
Manaury Rodríguez recibe afuera a los más de diez clientes que esperan en la puerta de Rafi Auto Repuestos, detenidos sobre unas cintas rojas que delimitan la distancia que debe guardar cada cliente, uno del otro. Al momento de entrar, Rodríguez observa si una de las cajas se ha desocupado, para dejar pasar a un cliente luego de desinfectar sus manos con gel antibacterial y rocear alcohol en sus pies.
Iguales medidas ha tomado El Abejero, una de las tiendas de departamentos más antiguas y concurridas de la ciudad, que ha reanudado sus actividades tras su paralización el 19 de marzo. “Estamos trabajando con la mitad del personal, quienes vendrán durante estos 15 días”, manifiesta Ariel Rodríguez, encargado del personal.
Otros comercios han ido todavía más lejos. Sumado a la desinfección de manos y el distanciamiento social, la tienda Solo a $10 improvisa una vitrina con un material plástico y unas estacas de madera para aislar a las cajeras de los clientes, quienes trabajan con mascarillas y viseras médicas.

Reapertura provoca opiniones encontradas

Para Solín, quien tiene alrededor de siete años manejando una tienda de celulares de Claro en la avenida Libertad, San Francisco no está preparado para asumir la reapertura de negocios. “Mira cómo está pasando ahora mismo mucha gente sin protección. Para mí que los casos se van a multiplicar y el Gobierno va a tener que trancar todo otra vez”, dice.
Solín (derecha), sentado junto a otros dos vendedores. | Irmgard De La Cruz.
Solín (derecha), sentado junto a otros dos vendedores. | Irmgard De La Cruz.
Por el contrario, Carlos Luis Suárez, empleado en Solo a $10 calificó las medidas tomadas hasta el momento como “exageradas”, motivadas por el miedo colectivo. “¿Usted ha visto algún virus que aparezca y no vuelva a dar más? Eso se nos va a pegar a todos, y el que tenga miedo va a tener que esconderse debajo de la tierra”, sentencia.
Los demás comerciantes entrevistados por elDinero se mantienen a la espera de lo que pueda suceder durante los próximos días, apostando a que el cumplimiento de las disposiciones gubernamentales les permita a los negocios agotar todas las fases de la reapertura.
“Esto (el coronavirus) es algo que no podemos predecir, va a ser algo del día a día. Si mañana sube la tasa (de contagios) y tenemos que cerrar, con todo el gusto cerraremos”, enfatizó María Tavárez, empleada en la barra Cofita.
Los agentes de la policía municipal permanecen a la espera de las directrices a seguir con aquellos negocios que violenten lo estipulado a realizar durante la primera fase de la reapertura.
Así lo corrobora Jimmy Portorreal, quien declara que los militares que ocupaban los retenes en las entradas y salidas del municipio se han marchado, lo que implica un cambio en el accionar de las autoridades. “Hasta el momento hemos estado dando soporte a los bancos para evitar la aglomeración de personas en estos lugares. Tengo conocimiento de que a las 2:00 p.m. fumigarán el mercado municipal, pero aún estamos a la espera de otras medidas”, asegura.
Portorreal explica que el uso de las mascarillas es obligatorio, sin embargo, algunas personas desconocen cómo utilizarlas correctamente. | Irmgard De La Cruz.
Portorreal explica que el uso de las mascarillas es obligatorio, sin embargo, algunas personas desconocen cómo utilizarlas correctamente. | Irmgard De La Cruz.
Tras el discurso en el que el presidente Danilo Medina refiriera a la necesidad de encaminar los sectores económicos hacia la “covidianidad”, la comisión de alto nivel encabezada por el ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo, anunció este martes un plan de desescalada de la cuarentena decretada para contener la pandemia del coronavirus.
La estrategia, que propone una reactivación económica gradual dividida en cuatro fases, concluiría, de resultar exitosa, el 24 de agosto, con la aprobación de todas aquellas actividades que impliquen aglomeración de personas, incluida la reanudación del sector hotelero y educativo.

Voz editorial Noticiario 1070, Hibi Radio

A medida que desciende en esta ciudad el número de muertos y contagios del Coronavirus, muchos francomacorisanos entienden haber dejado en el pasado los efectos inhumanos de la Pandemia.
Ese grito de triunfo se deja sentir en distintos puntos de la ciudad, al ver la reapertura de las actividades comerciales y el retiro del retén que mantenían en las afueras de la ciudad tropas militares, que limitaban la salida y el acceso a esta capital de la provincia Duarte.
En medio de esos aires de triunfos, nos asusta el haber dado un vistazo a la Pandemia de 1918, que fue llamada la Fiebre Amarilla o Fiebre Española, pues sucede que a nivel mundial en su primera etapa, dejó un saldo doloroso entre 3 y 5 millones de personas muertas.
Cuando los sobrevivientes aperturaron las actividades, fueron sorprendidos con una segunda etapa de la Pandemia, que terminó con las vidas de una veintena de millones de personas.
Visto el incumplimiento del protocolo sanitario y visto que hasta el momento la ciencia no ha encontrado una vacuna, con la cual la ciudadanía pueda deshacerse del Coronavirus, las autoridades del Ministerio de Salud deben estar al acecho, para no dejarse sorprender como sucedió en el 1918.

20 de mayo, los establecimientos comerciantes de San Francisco de Macorís, se observan repletos de clientes, tras el gobierno poner en marcha la primera de las cuatro fases del plan de reintegración de la económica, tras casi dos meses restricciones por la pandemia de coronavirus.
La disposición del Poder Ejecutivo permite operar parcialmente a empresas según tamaño y número de empleados, excluyendo los bares, discotecas, entre otros negocios de diversión.
De acuerdo a las nuevas medidas del gobierno, desde las 7:00 de la mañana de este miércoles comenzaron a operar el sector construcción, industria y empresas de transformación, incluidas las zonas francas de exportación.
A esa misma hora inician la minería y las canteras, la actividad agropecuaria y agroindustrial y la actividad en puertos y aeropuertos, que seguirán recibiendo únicamente transporte de carga y vuelos ferry.
Lo dispuesto por el Ejecutivo indica que a las 8:00 de la mañana comienzan a trabajar los empleados del sector público. Y a las 9:00 entrarían en funcionamiento otros comercios como ferreterías, concesionarios de vehículos, talleres, entidades financieras, tiendas de muebles y electrodomésticos, tiendas de tejidos y confección, además del sector servicios”.
En recorrido realizado por este reportero, notamos que la enorme afluencia de en los establecimientos de repuestos de vehículos, venta de celulares, tiendas de tejidos, cafeterías, entre otros, sin que haya el protocolo de rigor, inclusive algunos clientes se observaron sin mascarillas.

Share this:

Publicar un comentario

 
Copyright © 2020 SFM NEWS. Designed by SFMNews