BREAKING NEWS

20 abr. 2020

Truco fácil y barato para pulir los faros de tu carro




Antes de pensar en cambiar los faros, ahora que tienes tiempo, puedes intentar probar este truco (Youtube Luis Carlos Galán)
La propagación de la Covid-19 ha obligado al confinamiento de la población en muchos países. Esta medida, que entró en vigor el pasado 14 de marzo en España, ha cambiado drásticamente el desempeño diario de los ciudadanos, alterando sus rutinas, sus hábitos y sus maneras de relacionarse.
Ante esta situación, muchas personas han dejado de acudir a sus centros de trabajo porque pueden seguir desempeñando su actividad desde casa y otros se han visto directamente afectados al cerrarse los negocios en los que están empleados. Del mismo modo, ya no hay desplazamientos escolares como tampoco otro tipo de salidas que en situación normal serían habituales.


La propagación de la Covid-19 ha obligado al confinamiento de la población en muchos países
La propagación de la Covid-19 ha obligado al confinamiento de la población en muchos países (Kiko Huesca / EFE)

Sin embargo, esta situación puede tener consecuencias negativas para muchas personas que están confinadas y que preven no utilizar el vehículo hasta que no haya finalizado el estado de alarma, que ya se ha prorrogado por segunda vez y se alargará como mínimo hasta el 26 de abril.

El dato


El paso del tiempo y el uso que hagamos de nuestro vehículo son factores que tienen un impacto muy alto en su funcionamiento


Como ya explicamos, si tienes el coche inactivo durante estos días es necesario que le vayas echando un ojo y realizando un mantenimiento frecuente para evitar que aparezcan averías tras el estado de alarma. Conservarlo en buen estado es fundamental, pero si además tienes tiempo de arreglar aquellos componentes o fallos, como por ejemplo las abolladuras de la carrocería, a los que nunca prestas atención y vas dejando pasar, no solo conseguirás que tu vehículo se ve


Hay una serie de elementos que debes revisar en tu vehículo durante el confinamiento
Hay una serie de elementos que debes revisar en tu vehículo durante el confinamiento (Seat)

a mejor, sino que además mejoraras tu seguridad y probablemente te ahorres dinero en un futuro.
El paso del tiempo y el uso que hagamos de nuestro vehículo son factores que tienen un impacto muy alto en su funcionamiento, especialmente en la carrocería y los diferentes elementos externos de tu coche. Eso es así porque estas partes son las que están más expuestas a los efectos medioambientales, a los golpes, arañazaos, vandalismo, etc.
El sistema de alumbrado del vehículo es uno de los elementos más importantes de seguridad en los coches. No sólo sirve para ver sino también para ser vistos. Si bien es muy importante asegurarse de que las luces funcionan de manera correcta, no menos relevante es comprobar que los grupos ópticos están en perfecto estado, sin la neblina que acostumbra a aparecer con el paso de los años en el plástico exterior y que acaba por reducir la efectividad de la iluminación.


El sistema de alumbrado del vehículo es uno de los elementos más importantes de seguridad en los coches
El sistema de alumbrado del vehículo es uno de los elementos más importantes de seguridad en los coches (Seat)

Durante estos días, es importante que compruebe que todos los sistemas de iluminación funcionan correctamente, que están colocados a la altura ideal y que sabemos cuándo y cómo utilizar cada una de las luces. Es recomendable que una vez al mes hagas una comprobación de cada uno de los faros y evites que fallen en un mal momento.
Cuando la iluminación no es suficiente, el esfuerzo del conductor se duplica y se incrementa su fatiga visual. Asimismo, el riesgo aumenta ya que es posible que otros conductores no nos detecten con claridad y no se anticipen para dejarnos hacer nuestras maniobras.







Aplica el dentífrico sobre el faro haciendo círculos durante unos 5 minutos, con ayuda de la esponja
Aplica el dentífrico sobre el faro haciendo círculos durante unos 5 minutos, con ayuda de la esponja (Youtube Luis Carlos Galán)

Otro de los grandes problemas con los que solemos encontrarnos, es que con el paso del tiempo, el plástico de los faros de los coches se van desgastando, enturbiándose hasta tal punto que en ocasiones impiden que pase completamente el haz de luz. Hay múltiples causas que provocan el deterioro de los faros, aunque el factor principal es la abrasión que sufren por la arenilla, el polvo y otras partículas que hay en el aire, que los rayan y desgastan. El problema se acentúa además si el vehículo pasa largo períodos de tiempo a la intemperie, ya que la radiación solar también altera la superficie del plástico.

El dato


Cuando la iluminación no es suficiente, el esfuerzo del conductor se duplica y se incrementa su fatiga visual


Antes de pensar en cambiarlos, ahora que tienes tiempo, puedes intentar probar este truco casero. Solo necesitarás un tubo de pasta de dientes, una esponja, un cubo con agua (o limipiacristales) y un paño o un trapo. Aplica el dentífrico sobre el faro haciendo círculos durante unos 5 minutos, con ayuda de la esponja. Después, humedece el trapo en el agua y pásalo por toda la superficie, o bien aplica el limpiacristales. Finalmente, después de enjuagarlo con agua, límpialo con un trapo o un trozo de papel y enciende las luces para comprobar el resultado. Con este vídeo, podrás seguir todos los pasos y ver el resultado final.

Otra opción, algo más compleja, es recurrir a un kit de pulimento. Según detallan profesionales del blog ITV.com, se necesita un lija, agua con jabón, un taladro con 2 ó 3 discos de lana, pulimento líquido, un trapo de algodón que no deje pelusas y cinta de carrocero. En primer lugar, limpiamos el grupo óptico con una solución de agua jabonosa y protegemos la carrocería que bordea el faro con cinta. Seguidamente, lijamos en movimientos circulares la superficie dañada, humedeciendo constantemente la lija y el propio faro.


Finalmente, después de enjuagarlo con agua, límpialo con un trapo o un trozo de papel y enciende las luces para comprobar el resultado
Finalmente, después de enjuagarlo con agua, límpialo con un trapo o un trozo de papel y enciende las luces para comprobar el resultado (Youtube Luis Carlos Galán)

Hecho esto, eliminamos los restos de plástico con agua sola y lo secamos. A continuación, aplicamos el pulimento especializado repartiéndolo de forma homogénea con el trapo y pasamos la pulidora. Lo dejamos secar unas horas. Si está bien, pasamos otro disco de lana -sin pulimento- y retiramos la cinta de carrocero. El coche ya está a punto para circular en óptimas condiciones.

Share this:

Publicar un comentario

 
Copyright © 2020 SFM NEWS. Designed by SFMNews