BREAKING NEWS

8 abr. 2020

¿Está en riesgo la seguridad personal de la mujer de Villa Riva que fue dada de alta?


Oraida Herrera Díaz, 56 años, fue dada de alta después de superar el coronavirus.


Rafael Sánchez Cárdenas informó este martes a la población que la paciente Oraida Herrera Díaz, 56 años, recibirá hoy el alta médica tras ser declarada libre del coronavirus COVID-19. El ministro de Salud Pública usó un lenguaje sobrio, pero en realidad fue una solicitud a una comunidad completa.
“Esperamos que haya cooperación en la sociedad para que haya reinserción social en Villa Riva”, dijo el ministro de Salud Pública.
El caso de Oraida, que fue diagnosticada como el segundo de coronavirus en la República Dominicana y enviada a su casa en aislamiento domiciliario, puso al descubierto una serie de debilidades por parte de la autoridad. Primero se informó que la mujer se fugó del centro de atención médica, lo que luego fue corregido por el ministro de Salud Pública, después Herrera Díaz violó el aislamiento domiciliario en el que se encontraba.
La mujer infectada con el COVID-19 participó de reuniones con personas, recibió en su residencia a vecinos y cedió entrevistas a medios de comunicación, algunas de ellas presenciales.
El Colegio Médico Dominicano consideró el manejo que se le dio a esta señora como un error. “Yo creo que eso es incorrecto porque esa paciente puede salir de su casa y compartir con otras personas que ni siquiera saben de esa situación que ella padece, ella puede ir a un mercado, a un supermercado, puede ir de compras, hacer lo que sea, su vida normal”, declaró entonces Waldo Ariel Suero mientras la mujer anduvo a la libre.
El caso tomó otros ribetes cuando la mujer dio unas declaraciones en las que rechazó las órdenes que dieron las autoridades, por lo cual su aislamiento médico se realizó de manera forzosa al hospital Dr. Ramón de Lara, el 10 de marzo y duró allí unos 28 días.
Por su accionar, se manejó la hipótesis de que ella pudo haber sido un foco de infección en la provincia Duarte, donde han muerto 33 personas por coronavirus COVID-19. La suposición del foco de infección fue descartada por las autoridades.
“La señora de Villa Riva no ha sido el foco de San Francisco de Macorís. Eso es falso.

El foco de San Francisco de Macorís es otro”, sostuvo Sánchez Cárdenas durante la transmisión del boletín número ocho de seguimiento al COVID-19, el pasado 27 de marzo.
Los focos de la provincia Duarte se atribuyeron a la campaña política, el carnaval, y fiestas privadas, por lo que doña Oraida Herrera Díaz queda libre de responsabilidad de la situación de la provincia.
En la provincia Duarte se ha implementado el nivel de cuarentena más fuerte de todo el país. Se prohibió la semana pasada la entrada y salida de personas con excepción de que participaran de actividades esenciales para la sociedad.

La señora Oraida Herrera Díaz, la dominicana residente en Italia que vino al país el pasado mes de febrero y que posteriormente presentó los síntomas de coronavirus, ya da negativo a las pruebas de laboratorio, por lo que ha sido dada de alta hoy mismo.
Oraida, quien reside en la comunidad de Villa Riva en la provincia Duarte, en principio fue indicada a permanecer en aislamiento domiciliario por manifestar una sintomatología leve, y luego fue recluida bajo aislamiento hospitalario en el centro Ramón de Lara, de la Fuerza Aérea, en San Isidro, Santo Domingo Este. 
Así lo informó el ministro de Salud Rafael Sánchez Cárdenas durante la lectura del boletín presentado este martes.
Herrera fue la paciente número tres en dar positivo al virus. Buscó atenciones médicas en la Clínica Siglo XXI, en San Francisco de Macorís, donde acordaron enviarla a casa hasta tanto salieran los resultados de la prueba PCR que se le practicó.
El ministro de Salud informó que esa señora se había escapado del hospital pero que había sido localizada en su residencia. La mujer negó haberse escapado y mostró un documento que le dieron en la Clínica que le autorizaba a guardar seguimiento dentro de su casa. 
Las autoridades le permitieron quedarse en su residencia pero ante denuncias de que continuaba una vida normal en la comunidad, yendo al colmado y saliendo en su vehículo comprar recargas de teléfono, fue llevada al hospital Ramón de Lara.
Desde allí, ya recluida, habló a medios de prensa con quejas por el trato del personal médico que le había permitido "beberse unos tragos en su casa" porque tenía mucha tensión.
De acuerdo con el boletín número 19 del Ministerio de Salud Pública, los casos de coronavirus COVID-19 aumentaron a 1,956 en República Dominicana con 98 muertes. De los infectados el 55 por ciento corresponde a hombres y el 45 por ciento a mujeres.      

Share this:

Publicar un comentario

 
Copyright © 2020 SFM NEWS. Designed by SFMNews