BREAKING NEWS

30 abr. 2020

El avance de la impresora 3D, el electrodoméstico del futuro



Impresora 3D, electrodoméstico del futuro.
“La tecnología de impresión 3D avanza rápidamente en la impresión de diferente materiales y con tecnologías de adición por capas en las populares para materiales como pla, abs, fexible, que son plásticos, hasta las más costosas de impresión en resina mediante tecnología laser”, señala a Infobae el ingeniero Néstor Balich, director del Laboratorio de Creatividad 3D de la UAI (Universidad Abierta Interamericana).
Explica que el problema es que la impresión de metales tarda mucho tiempo para ser parte de una cadena de producción tradicional, como por ejemplo por inyección plástica, que realizan desde cientos a miles de piezas por hora dependiendo de su tamaño.
“Sin embargo la impresión 3D tiene muchas ventajas y cada vez hay más en los hogares, hace siete años tuvimos que armar nuestra propia impresora “prusa 3D” (este nombre de las impresoras más conocidas) de diseño libre y no existían fabricaciones nacionales y pocas se importaban. Hoy en día podemos encontrar varios fabricante en todo el país y muchos modelos en cualquier plataforma de compra online”, asegura.
En cuanto a nuevas tecnologías de impresión de metal, ya son una realidad para grandes fabricantes como Ford, por ejemplo. La empresa ha impreso un bloque de metal de un motor. Y así, hay muchos ejemplos más. Claro que estas tecnologías industriales son diferentes a las hogareñas.
“Siguen siendo costosas para el público en general, pero creo que las impresoras plásticas se van a transformar en un electrodoméstico más al igual que una impresora de chorro de tinta pensando en un nicho de mercado como el de los usuarios de computadoras, si avanzamos hacia individuos digitales en donde celulares, internet, IoT y las misma impresión 3D formará parte de vida diaria”, señala.
Por su parte, Blas Lamagni, realizador audiovisual y programador, voluntario también en las redes solidarias de impresión para donación de máscaras durante la pandemia en la Argentina, coincide con que las impresoras 3D serán el nuevo electrodoméstico. En su caso, tiene un impresora Creality CR-10S.
Es el electrodoméstico que va a permitirnos hacer otros electrodomésticos. Hoy en día se hacen impresoras 3D con partes impresas en otras impresoras 3D. Yo creo que en el futuro, podría ser una forma más sencilla de volver a lo artesano”, señala.
Finaliza: “Para mí la impresión 3D es una herramienta fundamental, es una compra arriesgada de hobbista. En mi caso me permite prototipar partes de piezas que necesito, hacer maquetas de escenografía que luego vamos a crear, puedo hacer accesorios de mis herramientas para trabajo manual, puedo llevar físicamente modelados y objetos esculpidos 3D por mí -hace 20 años trabaja en 3D-. Hasta cosas muy chiquitas de la casa. Su principal virtud es el rápido prototipado. Es una herramienta que genera mucha independencia, sobre los fabricantes, desde lo funcional, hasta lo estético”.
En la Argentina se venden impresoras 3D que, según modelos y fabricantes, desde $40.000 (como la VITOFELI XY, o la PK3 de Kuttercraft, por $50.000, o Prusa i3, desde $77.000, por ejemplo) y $400.000 (y a nivel industrial, supera ampliamente este número, llegando a millones de dólares).

Share this:

Publicar un comentario

 
Copyright © 2020 SFM NEWS. Designed by SFMNews