BREAKING NEWS

18 abr. 2020

Donald Trump habló sobre las sospechas del origen del coronavirus en un laboratorio chino


El mandatario estadounidense dijo que se están investigando las versiones sobre la responsabilidad de China en la pandemia


Un grave error ocurrido en un laboratorio en la ciudad de Wuhan pudo haber originado la COVID-19. Al parecer, China no pretendía crear un arma biológica, sino demostrar su capacidad de identificar y combatir los virus de una forma igual o mejor a la de Estados Unidos, informaron fuentes a Fox News.
Cada vez escuchamos más la historia... estamos haciendo un examen muy completo de esta horrible situación”, dijo Donald Trump, al ser preguntado por esta versión durante una rueda de prensa.
Las fuentes que hablaron con el medio estadounidense dijeron que la transmisión inicial fue de un murciélago a un humano, y que el paciente cero trabajaba en el laboratorio de Wuhan, ciudad china donde se originó la pandemia.
Este podría ser uno de los encubrimientos más costosos de la historia”, dijo una fuente a Fox News.
Las pruebas que sustentan esta versión vienen de información clasificada y de otros tipos de documentos, como fuentes open-source.



Laboratorio en Wuhan, China (China Daily vía Reuters)
Laboratorio en Wuhan, China 
Las pruebas conseguidas detallan los esfuerzos de los médicos en el laboratorio chino de contener la propagación. Al parecer, en el mercado húmedo de Wuhan, donde otras versiones dicen que se originó el virus, nunca se han vendido murciélagos.
“Existe una gran cantidad de rumores y especulaciones en una amplia variedad de medios, sitios de blogs y otros. No debería sorprender que nos hayamos interesado mucho y que haya mucha inteligencia poniendo atención”, dijo el general del Ejército Mark Milley, jefe del Estado Mayor, en una rueda de prensa.
China habría borrado todo tipo de información y datos relacionados con el accidente en el laboratorio en Wuhan, donde, según denuncias, se destruyeron muestras y se lavaron las áreas contaminadas. Todo esto con el propósito de no dejar rastros ni evidencias.
Cabe recordar que en un comienzo, cuando aún no se conocía de los primeros brotes y enfermos de coronavirus, China persiguió a los médicos e investigadores que intentaron alertar sobre el peligro de la enfermedad.
Tal fue el caso del médico Li Wenliang, quien falleció en el Hospital de Wuhan y fue de los primeros en alertar sobre la COVID-19. Por esta razón fue perseguido por el régimen chino.



Imagen de archivo del presidente chino, Xi Jinping, inspeccionando el trabajo de prevención y control del coronavirus en la Comunidad de Anhuali, en Beijing (Xinhua vía Reuters. ATENCIÓN EDITORES, ESTA IMAGEN FUE CEDIDA POR UN TERCERO. PARA FUERA DE CHINA. NO VENTAS NI ARCHIVO)
Imagen de archivo del presidente chino, Xi Jinping, inspeccionando el trabajo de prevención y control del coronavirus en la Comunidad de Anhuali, en Beijing.
Por otra parte, el Departamento de Estado estadounidense había advertido hace más de dos años respecto de los peligros que los experimentos hechos con murciélagos podrían acarrear si el laboratorio de Wuhan, donde se llevaban adelante los ensayos, no guardaba los estándares de seguridad adecuados para su tratamiento. Los cables fueron revelados por el columnista Josh Rogin de The Washington Post.
Dos años antes de que la nueva pandemia de coronavirus diera vuelta el mundo, funcionarios de la embajada de los Estados Unidos visitaron varias veces un centro de investigación chino en la ciudad de Wuhan y enviaron dos advertencias oficiales a Washington sobre la seguridad inadecuada en el laboratorio, que estaba realizando estudios riesgosos sobre coronavirus de murciélagos. Los cables han alimentado las discusiones dentro del Gobierno estadounidense sobre si este u otro laboratorio de Wuhan fue la fuente del virus, a pesar de que aún no han surgido pruebas concluyentes”, señala Rogin en su artículo.
El ocultamiento por parte del régimen chino acerca del nacimiento de la epidemia fue mucho peor, de acuerdo con una investigación realizada por una cadena de televisión estadounidense. NBC News tuvo acceso a documentos confidenciales que daban cuenta de que el sistema sanitario de Wuhan, el epicentro de la pandemia del coronavirus, ya estaba colapsado desde noviembre de 2019.



Personal sanitario con trajes protectores atiende a los pacientes del Centro Internacional de Conferencias y Exposiciones de Wuhan, que se ha convertido en un hospital improvisado para recibir a pacientes con síntomas leves causados por el nuevo coronavirus, en Wuhan, provincia de Hubei, China [5 de febrero de 2020] (China Daily vía Reuters)
Personal sanitario con trajes protectores atiende a los pacientes del Centro Internacional de Conferencias y Exposiciones de Wuhan, que se ha convertido en un hospital improvisado para recibir a pacientes con síntomas leves causados por el nuevo coronavirus, en Wuhan, provincia de Hubei, China [5 de febrero de 2020] (China Daily vía Reuters)
Beijing informó cerca del 31 de diciembre a la Organización Mundial de la Salud (OMS) que una nueva cepa viral había nacido en aquella ciudad, pero mintió al asegurar que ya estaba bajo control y sin ninguna posibilidad de que fuera a expandirse más allá de la provincia que la contenía, Hubei, al oeste de Shanghái. En esa misma comunicación había afirmado que los primeros casos databan de mediados del último mes del año pasado.
NBC News logró acceso a papers secretos de agencias de inteligencia norteamericana que contaban con datos acerca de un colapso en el sistema sanitario de Wuhan ya desde noviembre. La información llegó a poder de los analistas por medio de comunicaciones interceptadas, pero, sobre todo, con imágenes que mostraban un incremento sostenido en los centros de salud de aquella ciudad.
Los reportes, de acuerdo a ese medio independiente, no fueron formalizados por falta de material concluyentes por lo que no fueron transmitidos a la Casa Blanca, situación que confirmó el Departamento de Defensa de los Estados Unidos en una comunicación hecha la noche del jueves. “Podemos confirmar que los informes de los medios sobre la existencia/lanzamiento de un producto/evaluación relacionada con el coronavirus en el Centro Nacional de Inteligencia Médica (NCMI, por sus siglas en inglés) en noviembre de 2019 son incorrectos”, dijo por medio de una declaración el doctor R. Shane Day, coronel de la Fuerza Aérea y director del citado centro.

Share this:

Publicar un comentario

 
Copyright © 2020 SFM NEWS. Designed by SFMNews