BREAKING NEWS

18 mar. 2020

Donald Trump propone enviar cheques “de inmediato” a los estadounidenses para afrontar la crisis

El plan de choque de Estados Unidos para sostener la economía incluye el envío “inmediato” de cheques con una cantidad indeterminada de dinero pero que rondaría los 1.000 dólares a la mayor parte de los ciudadanos estadounidenses para hacer frente a las consecuencias del coronavirus. “Los americanos necesitan dinero ya, y el presidente Donald Trump quiere darles dinero ya. Y quiero decir ya, en las próximas dos semanas”, ha anunciado en la sala de prensa de la Casa Blanca el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin. La medida forma parte de la propuesta presentada hoy al Senado para inyectar hasta 850.000 millones de dólares en la economía estadounidense, una cantidad superior a la que se movilizó en la crisis financiera del 2008.
El secretario del Tesoro no ha precisado en qué cantidad están pensando pero ha indicado que le parece bien la cantidad de 1.000 dólares y ha matizado que no todo el mundo recibirá este tipo de apoyo. No se trata de enviar cheques a los millonarios, ha aclarado Mnuchin. El primero en proponer una medida de este tipo como reacción inmediata a la pandemia que tras golpear a Asia está paralizando Europa y Estados Unidos fue el senador republicano Mitt Romney, que ha planteado enviar un cheque de 1.000 dólares cada mes a los estadounidenses mientras dure la crisis.

“Los americanos necesitan dinero ya, y el presidente Donald Trump quiere darles dinero ya. Y quiero decir ya, en las próximas dos semanas”


“El Congreso hizo algo similar durante las recesiones del 2001 y el 2008. Aunque ampliar la baja por enfermedad, el seguro de desempleo y los cupones de comida es crucial, el cheque ayudará a los americanos a afrontar gastos que no podrían cubrir con las demás opciones de apoyo gubernamental”, defendió ayer el senador por Utah. Romney no es el mejor amigo de Trump (fue el único republicano que votó a favor de la destitución del presidente en enero) pero otros conservadores, como el senador Tom Cotton, han apoyado la medida frente a otras opciones.
A pesar del mal momento, el empresario y excandidato presidencial Andrew Yang está radiante: la implantación de una renta básica universal de 1.000 dólares al mes en EE.UU. era la propuesta estrella de su fallida campaña para hacerse con la nominación demócrata.

La Casa Blanca está en contacto con Yang, defensor de la idea de la renta básica universal en EE.UU.


“Estoy entusiasmado por el hecho de que nuestro Gobierno esté a punto de hacer lo que dicta el sentido común y ayude a la gente a sobrellevar la crisis del coronavirus poniendo dinero directamente en las manos de la gente”, ha declarado Yang a la revista Time. Entrevistado por la cadena CNN, el excandidato ha confirmado que la Casa Blanca se ha puesto en contacto con su equipo para discutir como puede funcionar una iniciativa de este tipo.
Los pagos directos a los ciudadanos forman parte de un plan de medidas más amplio que incluye fondos para el rescate de aerolíneas y ayudas al fabricante aeronáutico Boeing, préstamos blandos a las pymes, una línea de crédito excepcional de la Fed, entre otras iniciativas. La propuesta mantiene la idea de aplicar una bajada de impuestos sobre los salarios que la Casa Blanca había propuesto inicialmente al Congreso, que se mostró muy reticente a apoyarla cuando era la única medida fiscal prevista ya que que dejaría al descubierto a millones de personas en las actuales circunstancias, por ejemplo a quienes sean despedidos como consecuencia del cierre de ciertas actividades.
Trump no ha confirmado la cifra de 850.000 millones difundida por varios medios de comunicación como coste estimado del plan pero ha insistido en que va a ser “muy, muy alto”. El Senado ha anunciado que se mantendrá reunido el tiempo que haga falta para aprobar el plan de estímulo propuesto por Trump esta misma semana. Respecto a la velocidad a la que las medidas pueden entrar en vigor, los plazos pueden ser más largos de lo que sugiere Mnuchin, advierte la agencia AP, que recuerda que durante la crisis financiera también se aprobaron ayudas directas a los ciudadanos el 2009 pasaron más de dos meses hasta que se liberó el dinero.

La sorprendente rebaja de tasas de interés por parte de la Reserva Federal el domingo no logró eliminar el ambiente de recesión que se respira en todos los sectores de la población y no solo en EEUU, sino en buena parte del planeta.
La economía se está apagando y la crisis de salud se convierte en crisis de demanda que a su vez muta en crisis para la oferta y finalmente, y para redondear y si no se evita, en un caos financiero del que normalmente cuesta más salir.
Ante esta espiral de duración incierta y pese que el sistema se basa en el capital, todas las miradas se vuelven a lo público.
Los pequeños negocios demandan créditos blandos y ayudas para pagar nóminas y licencias por enfermedad. Los grandes negocios como las aerolíneas, que han disfrutado de elevados beneficios durante años, el lunes estaban pidiendo ayudas federales por valor de $50,000 millones ($25,000 de ellos en garantías de préstamos) y en rueda de prensa el presidente dijo que se estaría al 100% con ellos.
Uno de los negocios que parece que tiene alas es el de Amazon y todos los envíos a domicilio. Esta empresa tiene previsto contratar a 100,000 personas para atender la demanda.
Se están considerando más ayuda a otras industrias como la hotelera y la de los cruceros, dado que el turismo y los viajes se han venido abajo.
El proyecto de ley Families First que el partido demócrata aprobó el sábado tras la negociación con el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, no ha avanzado aún en el Senado, de mayoría republicana, y ya parece que muchas de sus provisiones de carácter económico se quedan cortas.
Además de las pruebas del coronavirus gratis, la ampliación de las ayudas alimentarias y de los beneficios de desempleo, esta ley contempla la licencia de pago por enfermedad algo que no se exige por ley federalmente.
Esta obligación solo sería para la enfermedad del coronavirus y para las empresas de menos de 500 trabajadores. Además, los negocios que tengan menos de 50 empleados pueden pedir una exención por lo que la ley beneficia apenas al 20% de los trabajadores.
El lunes Trump admitió que se podría revisar este punto.

Renta básica universal

En cualquier caso y después de que Jason Furman, el que fuera asesor económico de Barack Obama, pidiera en una columna de opinión en The Wall Street Journal un pago en metálico a los contribuyentes, el llamado por este tipo de ayuda se multiplica.
Furman propone que se mande un cheque con $1,000 a cada contribuyente adulto y de $500 a cada menor. Es la única medida que permitiría activar la demanda una vez que la sociedad recupere el ritmo. En 2001 y 2008 también se mandaron cheques a los contribuyentes.
El senador republicano Mitt Romney está sugiriendo lo mismo, una suerte de renta única universal temporal. Es una medida que se está estudiando como experimental y se ha propuesto en el pasado por el efecto de la automatización de los trabajos, pero que ahora parece perfilarse como estímulo urgente.
En la cadena financiera CNBC algunos inversionistas hablaban ayer de parar todo dado que nada funciona. El presidente francés Emmanuel Macron acaba de anunciar una moratoria de pagos de facturas de gas, electricidad, agua y alquileres; y en Italia están hablando de lo mismo en pagos de hipotecas. 
En Nueva York se han cancelado los desahucios y la asociación que aglutina a restaurantes y bares pide una moratoria de los alquileres también ya que tienen que cerrar su actividad y no tendrán ingresos. 
El costo para las arcas públicas va a obligar a pensar en medidas muy novedosas para corregir déficits y deuda pública que se elevarán a cifras poco imaginables hace apenas un mes.
Ante la creciente expansión global del brote del coronavirus, los dirigentes del G7, los países más industrializados y ricos del mundo, acordaron este lunes “cooperar estrechamente” para “hacer todo lo necesario” a través de “una estrecha cooperación” para frenar la crisis económica y sanitaria. El FMI ha puesto a disposición un billón de dólares en préstamos.

Share this:

Publicar un comentario

 
Copyright © 2020 SFM NEWS. Designed by SFMNews